3 problemas para poner a prueba tu creatividad

Avatar:
Daniela Castillo
Author:
Publish date:
Social count:
16

DANOS UN LIKE EN FACEBOOK  

Innovación. Una palabra que todos tratamos de materializar pero pocos lo logramos. ¿Te sientes estancado por un tiempo que se siente eterno, sentado frente un escritorio, frustrado, con un documento de Word en blanco, pensando en por qué decidiste tratar de hacer algo nuevo cuando sabes que no puedes pensar en algo innovador? Tranquilo, aquí en Komienza queremos ayudarte a salir de tu estado de pánico y para eso tenemos 3 problemas que, al resolverlos, tu potencial creativo se disparará y podrás dormir tranquilo (ish).

*nota: todo esto es 100% científico, prometido.

1.El problema de la vela

Creado por el psicólogo Karl Duncker en 1945, el problema de la vela ha sido usado por instituciones de la talla de Princeton para poner a prueba la creatividad de sus estudiantes.

Este es todo el problema: fija y enciende una vela en una pared (de esas que son drywall/corcho) de manera que la cera de la vela no caiga en la mesa.

Tus instrumentos:

  • Una vela
  • Fósforos
  • Chinches

Go for it.

Lo que probablemente pensaste:

  • Derrito la cera de vela contra la pared y la cera cae encima de los chinches.

Pero…La vela no es suficientemente ligera y se cae encima de tu mesa.

  • Pego la vela contra la pared con los chinches.

Pero… Los chinches no son tan largos para atravesar la vela

  • Muevo la mesa y ya.

Pero…La mesa es de mármol, okey, no nos pelees.

PERO. Si te ponemos lo siguiente, ¿qué piensas?

 The Reading Digest

The Reading Digest

Solución (si no te gustan los spoilers, no sigas bajando)

Yep, eso era todo.

2. El problema de los fósforos

Tienes 4 fósforos. Mueve uno solo para crear un cuadrado.

Solución:

3. Usos alternativos

Creado en 1967 por J.P. Guilford, esta prueba de 2 minutos consiste en pensar en todos los usos que le puedes dar a otra cosa. Si lo pensamos, en caso de emergencia siempre hay algo que sale de su uso habitual para usarlo en otra cosa y potencialmente lo dañemos. Por ejemplo, un sujetapapeles. Un grupo hizo este experimento y sacaron resultados como usarlo para: zarcillos, una imitación de mini-trombón, empujar ese botón de reinicio de emergencia en el router, prevenir que los audífonos se enreden, marcapágina. Estos resultados luego de divieron en estas 4 categorias:

  • Fluidez: cuántos usos le puedes dar
  • Originalidad: lo poco usual que son los usos
  • Flexibilidad: cuántas áreas cubren los usos
  • Elaboración: nivel de detalle en las respuestas

RÁPIDO. PON UN TIMER EN TU CELULAR DE 2 MINUTOS Y PIENSA EN TODO LO QUE PUEDES HACER CON UNA CUCHARA.