Cámbiate de oficina

Avatar:
Daniela Castillo
Author:
Publish date:
Social count:
7

¿Perdón? ¿No tienes un trampolín en tu oficina?

Al pensar en una oficina muchos podemos imaginarnos en un cubículo blanco y gris. Estos colores neutros dan un gran nivel de seriedad y aburrimiento, que no es algo malo. Pero para muchos de nosotros el nivel de formalidad no es una prioridad, solo importa que el alquiler no sea tan caro y que quepan todos los empleados y pues, esas oficinas en Manhattan aun están fuera de nuestro alcance. Además, eres emprendedor, te gustan las cosas nuevas y originales.

Pero si todavía no nos crees y piensas que tener una oficina tradicional es mejor, aquí te traemos las razones por lo cual eso no es así. Sí, somos tercos.

1.Horizontalidad

 No hay tanta tensión en el aire cuando ves que tu jefe está sentado en el mismo escritorio que tú. Se crea un ambiente de compañerismo, al final todos estamos aquí trabajando por el mismo fin. Es un hecho que si ves a una autoridad trabajando a tu mismo nivel, se eliminan las situaciones burocráticas. Claro, es tu jefe, pero está usando la misma silla que tú. Eso demuestra que realmente le importa el equipo y está dejando atrás su ego para que todo pueda fluir. Es ese sentido de cercanía con tus colegas el que te tiene tranquilo aunque tengas que entregar esas 20 copias que te pidieron en 5 minutos.

2.Inspiración

¿Cómo no sentirte motivado a darle esa chispa especial al trabajo que tienes que hacer cuando estás rodeado de objetos inanimados sin sentido? Tener objetos fuera de lo común en lo que vendría siendo un simple espacio de oficina es justo lo que necesitas para sentirte atrevido a hacer las cosas un poco diferentes. Imagínate que tienes que crear una presentación para un posible inversor. Posiblemente estar en un cubículo no te inspire a hacer una mejor exposición… Pero, si tienes en frente a un unicornio que sale de la pared, capaz las cosas sean diferentes. Piénsalo así: siempre será un misterio cómo algo hipster puede hacernos sentir productivos, pero lo hace.

 (Foto: enterpriseris.com)

(Foto: enterpriseris.com)

3.Relajación

Otra cosa buena de no tener un espacio convencional es que puedes tomarte un break… SIN PENA. Imagínate ese concepto. Puedes salir de tu espacio de trabajo, buscar un café y pasear con tranquilidad. Lo más probable es que estés trabajando en una empresa donde solo importan las horas de trabajo semanales o los resultados diarios, borrando de existencia un horario fijo. Igualmente, cuando regreses de tu break es imposible que te aburras volviendo al trabajo cuando tienes un ambiente con look moderno y juvenil… de startup, básicamente. Si eso no es suficiente, muchas empresas como Google y Buzzfeed proveen espacios más particulares de trabajo, por si algún día estás más cansado (léase: enratonado).

Ambiente feliz, empleado feliz, jefe feliz… así va el dicho, ¿no? ehh, no importa. Lo que sí nos importa es hacerte saber que ser innovador también requiere expresarlo en tu área de trabajo y nada tiene porqué ser aburrido, ¿acaso no has visto las oficinas de Google? Nada de ellos es aburrido y son, en su centro, una herramienta de búsqueda…que casualmente tiene un ingreso de 50 billones de dólares anuales y un plan de responsabilidad social increíble. Tienen pods para dormir, listo.