¿Eres Tempranero o Nocturno?

Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
4

Cuando se trata del sueño, todos somos diferentes. Puede que te levantes activo en la mañana y te guste acostarte temprano, o que pases toda la noche despierto y en la mañana siguiente necesites un café, o tres.

La realidad es que tus preferencias a la hora de dormir tienen muy poco que ver con los hábitos que formas. La razón por la cual piensas más claro en la mañana o piensas mejor en la noche es por culpa de tu genética. La más probable es que uno e tus ancestros tiene los mismos hábitos de sueño que tú, y por eso tu reloj biológico prefiere unas horas más que otras.

Muchas veces critican a los nocturnos por no ser productivos, y dicen que ser tempranero es mejor. Pero la diferencia entre uno y otro es la estructura de sus cerebros. Esta estructura es la que hace uno se destaque más en una actividad que en otra.

Tanto los tempraneros como los nocturnos tienen ventajas y desventajas. Por eso Komienza. te las presenta:

Si eres tempranero:

  • Eres más delgado: Quienes suelen levantarse muy temprano y acostarse cuando baja el sol suelen comer menos. El tiempo que se mantienen despiertos es menor, y por ende, se limita el consumo de comida extra en la noche.
  • Te va mejor en los estudios: Pusieron a prueba la diferencia de rendimiento académico entre los tempraneros y los nocturnos. Este estudio, realizado en Alemania en el 2013, encontró que a los tempraneros les iba mejor en clases que a sus contrapartes porque solían estar más alertas y presentes durante las lecciones de la mañana.
  • Eres positivo: Los tempraneros son menos susceptibles a caer en depresión porque son más amigables y su energía durante el día los hace más felices en general. También porque suelen pasar más tiempo afuera acompañados durante sus horas de máxima productividad, mientras que a los nocturnos les gusta la privacidad y el aislamiento de la noche para realizar sus actividades.

Si eres nocturno:

  • Eres más inteligente: Un estudio realizado en el la Universidad de LSE (London School of Economics) encontró que las personas que se quedaban despiertos hasta tarde tenían un coeficiente intelectual mayor al de sus contrapartes.
  • Te beneficias de tener fuerza nocturna: Tu nivel de productividad entra en su estado pico a las 10 horas de despertarte. Cumples con tus responsabilidades habituales durante el día, y cuando llegas a tu casa apenas estás comenzando.
  • Eres más creativo: La Universidad del Sagrado Corazón de Milán encontró al realizar un estudio que los nocturnos tienden a generar soluciones más originales que sus contrapartes tempraneros.

Seas tempranero o nocturno, tu biología indica que tienes más desarrollado unas partes de tu cerebro que otros. Lo importante es cumplir con tus responsabilidades y mantener un descanso sano.

El verdadero peligro es el insomnio, y las personas nocturnas, son más susceptibles a sufrir déficit de sueño, pero lo pueden compensar siguiendo estos pasos para evitar el insomnio.