Lo que BMW, Disney y Google tienen en común

Avatar:
Daniela Castillo
Author:
Publish date:
Social count:
9

Además de tener una cantidad estúpida de ingresos anuales.

BMW construye carros, Google es una plataforma de búsqueda y Disney…bueno, es Disney. Estas compañías no solo son reconocidas por su innegable éxito en ventas, productos y servicios. También tienen algo en su filosofía, en su modo de pensar y actuar que los hace únicos y que anualmente llama la atención de importantes institutos de investigación. Si le preguntaras a cada compañía que describa su filosofía en una palabra, BMW diría “innovación”, Google “simplicidad” y Disney “integridad”. Estos adjetivos no se quedan escritos en papel; son puestos en acción y más allá de eso, forman su responsabilidad social corporativa. Lo que hace diferente a estos 3 monstruos en su RSC es que lo basan en la estructura que llamaremos FEA: filantropía, educación y ambiente.

Walt Disney Company es una empresa que tiene casi un siglo existiendo y cuya reputación se sigue manteniendo alta. La RSC de Disney contribuye a eso, ha ido

(foto:www.iconsdb.com)

(foto:www.iconsdb.com)

evolucionando con el tiempo y se ha adaptado. Su integridad se ve reflejada en las 2.4 millones de horas de servicio comunitario que los empleados hacen anualmente a través del programa VoluntEARS. Además, en el 2015 donaron alrededor de 23.1 millones de libros a comunidades pequeñas y aisladas de los Estados Unidos. En este mismo año redujeron sus emisiones de gas por un 34% mientras que utilizaron un equivalente a 30 millones de dólares para plantar árboles en selvas y protección de miles de hectáreas de arrecifes corales. ¿De dónde salieron esos 30 millones? De los ingresos de sus documentales y películas relacionadas a la naturaleza. Earth es tremendo film. BTW.

Google por su parte está comprometido a la simplicidad. Son una herramienta de búsqueda que se especializa en hacer todo más sencillo para nosotros. Resulta que también ayuda a facilitarle la vida a los jóvenes en China que quieren ser agentes de cambio a través de la creación de su propia empresa. Su RSC tiene un nombre auto explicativo, “Google China Social Innovation Cup for College Students” y los ganadores de esta competencia pueden ganar hasta 12 mil dólares para su start-up. Por otra parte, Google también aparece en malos tiempos. En el 2008, cuando un terremoto de magnitud 8.0 hizo temblar al oeste de China, Google recaudó más de 2 mil millones de dólares que utilizó para publicitar organizaciones de mitigación y socorro para las víctimas y sus comunidades. Aunque sea un buscador de internet, sus acciones son tangibles. A través de sus Google Grants le dieron publicidad a varias ONG como Room to Read, alguien interesado le dio click y ahora hay 25 niñas de Vietnam, Nepal, India y Camboya que tienen una educación garantizada por 10 años. Aplausos para Larry Page.

(foto:www.businessinsider.com)

(foto:www.businessinsider.com)

Finalmente tenemos a BMW, una marca de vehículos reconocida internacionalmente por brindar lujo e innovación en todos sus diseños. Lo que quizá no sabias es que también traen esa innovación en su RSC. Es la primera de su tipo en reciclar el 95% de sus desechos dentro de la misma empresa y junto a South Carolina's Coalition for Mathematics & Science los empleados van semestralmente a varios bachilleratos a dar talleres sobre mecánica, producción y diseño industrial. Lo que los destaca, sin embargo, es su Paris Mountain Program. Esta iniciativa comenzó con una casa abandonada que luego se convirtió en la sede de talleres de arte y educación en uno de los parques más antiguos de Carolina del Sur, un pequeño regalo de 100 mil dólares.

Estas 3 compañías ocupan los 3 primeros lugares en el Global CSR RepTrak, una lista de posicionamiento creada por el Reputation Institute que toma en cuenta los siguientes principios:

  • Apoyo a una Buena causa
  • Influencia social positiva
  • Responsabilidad
  • Transparencia
  • Ética en su negocio
  • Recompensa justa a sus empleados
  • Bienestar de empleados

Google ocupa el primer lugar, seguido de BMW y luego Disney. Son ejemplo que para ser reconocido internacionalmente no necesitas estar guisando, solo ganas de crear un cambio tangible.