La mejor entrevista, desglosada

Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
5

"Nunca tendrás otra oportunidad de hacer otra primera impresión” es una frase que se popularizó en los años 80 gracias a un comercial de 30 segundos realizado por Head & Shoulders. Este esloganha crecido al punto tal que no es solo relevante en lo que se refiere al control de caspa, sino en todos los ámbitos de nuestra vida, entre ellos, entrevistas de trabajo.

En su libro “La nueva fórmula del trabajo: Revelaciones de Google que cambiarán su forma de vivir y liderar”, Laszlo Bock hace referencia al estudio realizado por Frank Bernieri, profesor de psicología de la Universidad de Toledo, junto a 2 de sus estudiantes, Tricia Prickett and Neha Gada-Jain, en el año 2000. Este demuestra que con tan solo los primeros 10 segundos de una entrevista, se pueden predecir el resultado de las mismas. En estos segundos, tu entrevistador realizará juicios de valor y utilizará los minutos restantes para verificar sus presunciones, sean positivas o negativas, lo que causa que las personas contratadas sean un reflejo de sus entrevistadores y no un reflejo de sus habilidades y talentos.

En un artículo para WIRED.com, Bock explica 3 maneras en que las compañías deben mejorar sus entrevistas basándose en el sistema utilizado por la compañía donde él se desempeña como Vicepresidente de Operaciones de Personas, Google. Y nosotros te daremos los tips para hackear tu entrevista.

1. Primero debes entender que se ha vuelto común para los empleadores entregar una muestra de trabajo para medir tus habilidades. Esta muestra se acerca bastante a lo que harás diariamente, por ende conoce a qué empleo estás aplicando. Investiga que hace la posición que deseas, cuánto tiempo requiere, practícala y asegúrate de tener una noción de cómo resolver una situación que se pueda presentar. Actualmente, a las compañías les interesa ver tu metodología de trabajo y tu conocimiento práctico ya que vivimos en una época de resultados y no de personalidades.

2. De manera de prevenir la regla de los 10 segundos, distintas compañías se han encargado de generar un guion para las entrevistas de trabajo, y de esta manera, alcanzar una evaluación objetiva de quien aplica. Conócete, analiza tus relaciones en el área de trabajo y analiza tus debilidades y fortalezas. Aunque no conozcamos los guiones en su totalidad, Bock nos explica que las preguntas se pueden generalizar en tres áreas: influencias beneficiosas al equipo de trabajo, liderazgo y manejo de grupos, y dificultades a la hora de trabajar. Evaluando estos tres puntos puedes descubrir tu personalidad y realizar efectivamente una entrevista de trabajo.

3. Aunque muchas de las preguntas suenen genéricas, es importante entender que solo en Latinoamérica, la competencia en el mercado laborar para un millennial, estará entre las 70 mil personas, y por ende es importante resaltar.  Muchas de las preguntas son tan genéricas que reciben la misma respuesta, pero si demuestras que piensas distinto, o expresas una respuesta de manera ingeniosa, estás enseñando que no eres uno más del montón, que piensas de manera distinta y que tu análisis puede ser valioso para la compañía.

4. Bock dice que el nuevo estilo de entrevistas utilizado por Google, no solo conocerás a tu jefe y a tus compañeros, sino también a personas que trabajarán para ti. Esto implica que debes demostrar tus habilidades de liderazgo y empatía. Si las personas que trabajarían para ti no se sienten identificados o no consideran que seas un líder no serás contratado. Para obtener los resultados esperados, debes aprender a diferenciar 2 cargos, el jefe y el líder. Mientras que el jefe organiza y da órdenes, un líder es aquel que guía y enseña dando el ejemplo. Los entrevistadores buscan líderes que mantengan a sus subordinados motivados y que generen un sentido de pertenencia y de compromiso para con la compañía.

Entender que es lo que busca un empleador es el primer paso para alcanzar la meta, pero así como debes tomar en cuenta que quiere la compañía debes entender que es lo que buscas y cuáles son tus talentos. La entrevista es solo el primer paso, una vez que eres contratado debes demostrar que no se equivocaron, y la única manera de hacer esto es siendo honesto desde el principio, no solo con tus empleadores, sino contigo mismo. Conocerte y entenderte es la verdadera clave del éxito.