Cuando eres el sobrio en una fiesta

Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
4

En una fiesta no puede faltar la bebida y si falta entonces no es fiesta. Es una realidad que las personas bebemos a menudo, incluso cuando no tienen la edad específica para poder consumir. En los lugares donde las leyes establecen que debes tener al menos 18 años para poder ingerir bebidas alcohólicas, ya la mayoría de las personas de esa población han probado aunque sea una vez el alcohol. Un estudiodemostró que el 69,5% de jóvenes entre 14 y 20 años consumían bebidas alcohólicas. El dato más interesante fue que el 45,7% comenzaron a tomar a partir de los 15 años, asegurando que la gran mayoría prefería beber en grupo o en fiestas.

Sin embargo, por supuesto que existe ese otro porcentaje restante que no le gusta o nunca han probado ni siquiera un poquito de alcohol. ¿A qué queremos llegar con todo esto? Que si eres parte de ese porcentaje no hay problema alguno. Si por cualquier razón no quieres, puedes o debes beber, no hay por qué preocuparse porque no eres el único. ¿Lo positivo de la situación? Ser el sobrio de la fiesta puede tener su lado divertido. Porque probablemente seas testigo de muchas confesiones de tus amigos ebrios y seguramente también vas a tener el mejor Snapchat de aquella persona que se cayó inconsciente por las escaleras.

En fin, si algún día por cualquier razón no vas a tomar en una fiesta, aquí tenemos unos life hacks de cómo mantenerte sobrio sin que nadie te fastidie.

El truco del vaso decorado

Consigue un vaso de plástico y llénalo del refresco de tu preferencia, sin nada de alcohol. Si hay cerca limones, pica una rodaja y colócalo alrededor de tu vaso. Llévalo siempre contigo y toma de vez en cuando. Si alguien te quiere invitar un trago, puedes decirle que ya tienes uno.

Masticar chicle

Este es un clásico y sirve muy bien para este tipo de situaciones. Ten siempre a la mano un chicle, puedes masticarlo mientras estés en la fiesta. Si una persona te pregunta por qué no estás tomando, puedes decirle sin problema alguno que estás comiendo chicle y que si tomas te quedará un sabor extraño en la boca.

Ser sincero

Si en verdad no te importa que los demás te fastidien, y así es tal y como debería ser, lo mejor es ser sincero y explicar por qué no estás bebiendo. Ya sea porque vas a manejar después, estás tomando antibióticos o simplemente hoy no te da la gana de tomar, decir la verdad siempre es una buena opción.

Al final, it's no one's business but yours lo que haces en una fiesta. ¡Disfruta el momento y vívelo como tú quieras!