El poder del silencio

Ya sabes lo que dicen… Es mejor quedarse callado antes de decir una estupidez.
Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
2
Ya sabes lo que dicen… Es mejor quedarse callado antes de decir una estupidez.

El silencio es más significativo que las palabras, habla por sí solo cuando las otras no pueden. Es mucho más difícil de conseguir, a veces es demasiado complicado de mantener. Por eso vale tanto. El silencio es también una respuesta.

Y no solo se trata de cerrar la boca por un buen tiempo y ya. Se trata de observar, pensar, reflexionar, disfrutar... Y todo esto sin hablar. ¿Cuándo fue la última vez que te tomaste el tiempo para hacer silencio?

Un signo de inteligencia 

¿Sabes el cuento El Diente Roto de Pedro Emilio Coll? Allí esta idea está perfectamente representada. El niño que protagoniza el cuento se rompe un diente y por ello decide nunca más abrir la boca. Por su silencio, todos creían que el niño era una mente brillante y su forma de mostrar su inteligencia era manteniendo la boca cerrada. 

El silencio no es un signo de debilidad, sino más bien de inteligencia. Cuando piensas antes de hablar y prefieres quedarte callado por algo que no vale la pena decir, ahí demuestras madurez. Y ya sabes lo que dicen... Es mejor quedarse callado antes de decir una estupidez.

Observador de primera

Estás tan concentrado en hablar y hablar hasta por los codos que se te olvida que a veces es necesario callar. Cuando uno está en silencio, tiene más chance de observar otras cosas. La actitud de alguien, el lenguaje corporal del otro, algo que no verías si estuvieses desconcentrado. Silencio es sinónimo de concentración. Quizá si estás en una fiesta y te dedicas a observar en silencio a otras personas te darás cuenta de muchas cosas... Incluso si prestas mucha atención, te des cuenta quién va pendiente de quién en el lugar.

Un momento de silencio

¿Un minuto? ¿Dos? ¿Tres? Quizá estamos acostumbrados a ese minuto de silencio como símbolo de respeto hacia otra persona o cuando entras a una biblioteca y te obligan a mantener el silencio. Más allá de eso, existe también la reflexión propia. Y eso es puro silencio. Un encuentro contigo mismo. Vives tan ajetreado en el día a día que se te olvida darte un tiempito para ti. Conócete, verás como cambian las cosas.

El poder del silencio es mucho más grande de lo que piensas. Tómate el tiempo para guardar silencio. Tal vez así veas al mundo con otra perspectiva.