Cuando te toca trabajar desde tu casa

Algunos tips para ser eficiente y no distraerte con cualquier cosa
Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
9
Algunos tips para ser eficiente y no distraerte con cualquier cosa

Cualquiera que ha tenido la oportunidad de trabajar desde su casa, con un horario flexible y sin tener que pasar horas y horas en una oficina, sabe que es muy difícil no distraerse con cualquier cosa.

A pesar de que no hay nadie a tu alrededor con quien puedas hablar, tu computadora te desconcentra, tú mismo te distraes. Tienes una serie de objetivos que debes cumplir, pero te estresa no ser lo suficientemente eficiente para lograrlos en una sentada. Pasas horas viendo la pantalla de la computadora sin saber qué hacer o de repente decides revisar “un rato” tus redes sociales para despejar un poco tu mente. Don’t fool yourself!

Nada de eso te hace bien cuando tienes que hacer un montón de cosas. Si bien es sabroso trabajar desde tu cama y con la pijama puesta, sigue siendo necesario que tomes algunas medidas para ser eficiente.

Adiós a las redes sociales

Aquí no hay nadie que te diga que no puedes meterte en Facebook o revisar Instagram mientras trabajas. Sin embargo, hay una razón por la cual en las oficinas te dicen que no lo hagas… Es porque te distraen demasiado de tu objetivo. El internet a veces es tricky, el tiempo que pierdas en tus redes sociales no va a volver, solo te traerá más y más trabajo acumulado.

Para eso, existen aplicaciones como Freedom que te ayudan a bloquear websites que te distraen o extensiones de Google Chrome como Stay Focused que aumentarán por seguro tu productividad.

Si te sientes muy tentado, entonces utiliza las redes sociales como una recompensa. Cada vez que termines un objetivo, eres libre de revisarlas… Pero solo un rato.

Quizá es mejor que hagas un calendario y no un to-do list

Cuando no tienes a nadie presionándote para que termines algo, es muy fácil olvidarte de un to-do list ya que técnicamente nada es urgente. Por eso en estos casos es mejor tener un calendario donde especifiques tus objetivos, de esa manera te verás obligado a realizar la tarea en ese tiempo determinado.

Al final del día verás reflejado tus objetivos cumplidos en el calendario, sobre todo si te propones no pasar de tarea hasta terminar una por completo.

Tendrás que ponerte un tiempo límite

Aunque no te guste como suena, tienes que colocarte un tiempo límite. Dependiendo de si te gusta trabajar de día, de noche o a cualquier hora, tienes que establecer un momento del día donde digas el tiempo para el proyecto ha terminado. Si no lo haces, te mentirás una y otra vez con que todavía tienes todo el día para completarlo, pero cuando llega la hora de la verdad lo que hiciste fue perder el tiempo y no te da chance de finalizarlo… Dejándolo para otro día.

Simplemente no te engañes y cuida tu tiempo.

Despéjate de vez en cuando

Sal de tu casa y despéjate de ese ambiente de tu casa que ahora es también tu entorno de trabajo. La soledad a veces no es buena y consumirte encerrada en tu trabajo tampoco. No seas de esas personas que por trabajar desde su casa no salen ni le ven la cara a otras personas. Socializa y cuando toque de nuevo volver frente a tu computadora, hazlo sabiendo que no eres un asocial workaholic.

Intenta ante todo no procrastinar

Se supone que estás en tu oficina trabajando… No te distraigas con recoger tu cuarto o hacer unas llamadas telefónicas, tampoco de buscar en internet cosas que necesitas comprar. Lo importante en ese momento es cumplir con tus objetivos, lo demás puede esperar.

Ahora sí, con todos estos tips de productividad nunca más querrás volver a una oficina.