Todos los lanzamientos de gadgets tienen problemas

Deberíamos aprender a no escandalizarnos con cada nuevo iPhone
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
1
Deberíamos aprender a no escandalizarnos con cada nuevo iPhone

Empezaré diciendo que tal vez el titular es un poco injusto: por supuesto que no todos los lanzamientos de gadgets tienen problemas. Lo que quise decir más bien es que la mayoría de los lanzamientos de gadgets tienen problemas. Una gran mayoría, de hecho. O al menos en los productos más importantes con los que estamos familiarizados.

Es por eso que me parece un poco raro cuando la gente se indigna por que tal celular o tal tablet o tal cosa salió con error que pronto corregirán… Claro, el tema del Galaxy Note 7 es una locura completamente fuera de proporciones y sin precedentes, pero lo cierto es que los problemas al inicio de un lanzamiento son tan rutinarios como los lanzamientos en sí.

El zumbido probablemente no tenga repercusiones más allá de ser algo ligeramente molesto  

Ahora tuvimos uno de estos “escándalos” en potencia con el nuevo iPhone. El iPhone 7 aparentemente hace una especie de zumbido en algunos casos, particularmente cuando se le está dando un uso intenso. Y aun así, no ocurre con todo el mundo: son solo algunos consumidores que ha experimentado el fenómeno. Los expertos ya han determinado que el zumbido probablemente no tenga repercusiones más allá de ser algo ligeramente molesto, pero igual la falla está ahí. Es indiscutiblemente algo que Apple no quisiera que pasara. Pero tampoco es algo por que debamos escandalizarnos.

Y es que antes del iPhone 7 muchos otros iPhone han tenido situaciones similares. El más famoso, sin duda, como algunos recordarán, fue “bendgate”. El año que Apple estrenaba el modelo Plus con el iPhone 6 Plus, un video se hizo viral en donde se mostraba que el teléfono podía doblarse dramáticamente, y fácilmente, con tan solo aplicarle fuerza en las manos. Hubo varios reportes de personas que doblaron accidentalmente los suyos, y Apple ofreció cambios gratuitos a cualquiera que los necesitara, además de hacer un ajuste en la cadena de producción del equipo.

Antes de ess ocurrió “antennagate”, que fue un poco más llamativo por el hecho de que Steve Jobs seguía a cargo de Apple y su actitud defensiva fue notable con la prensa. La víctima ese año era el iPhone 4, que si se sujetaba de una forma específica, perdía por completo la señal de la red móvil.

Apple sigue haciendo teléfonos, tablets y computadores excepcionales  

Pero la idea de esto no es argumentar que todos los lanzamientos de Apple son problemáticos, sino que los lanzamientos toda la industria lo son. La única diferencia es que los productos de Apple son los que más se enfrentan al escrúpulo del público, y cuando los inconvenientes llegan, el impacto es mucho mayor. Todo esto incluso aplica con software: iOS 10 bloqueó por completo los dispositivos de algunas personas, por ejemplo, y versiones anteriores del sistema operativo también han tenido problemas similares.

Apple tiene una reputación de proveer el mejor hardware de la industria, algo que la compañía se ha esforzado por cultivar prácticamente desde su concepción. Esa reputación no viene de gratis, y es porque tiene mucho de cierto: Apple sigue haciendo teléfonos, tablets y computadores excepcionales. Pero la compañía tampoco se salva de los inevitables problemas de fabricar un producto en cantidades masivas. No solo Apple pasa por estos inconvenientes, sino también todo el resto de la industria.

Pregúntenle a Samsung.