Cuando un millennial ve películas de la gen X

Es natural que te gusten las películas que veían tus papás
Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
1
Es natural que te gusten las películas que veían tus papás

No es mentira que la generación Y, a pesar de ser expertos en la tecnología y vivir los constantes avances (Incluyendo el de las películas), sienten una gran atracción y admiración por las películas de la generación X, esas que veían y todavía adoran tus padres.

Esto es lo que pasa cuando un millennial tiene un maratón de estos clásicos del cine.

Grease (1978)

Esta película era la comedia romántica de la época, combinada con un musical. Tus padres seguro la adoraban, sobre todo tu mamá, y todavía se emocionan si suena la típica canción We Go Together.

Nosotros los millennials no podemos evitar compararla con High School Musical, que es básicamente la copia de esta película. Similitudes hay miles, pero la más clara es el romance de verano que tienen ambos protagonistas y luego lo complicado de estar juntos cuando vuelven a clases. El cambio radical de Sandra Dee al final de la película nos impacta, se lleva unos cuantos puntos por lo sexy, y es imposible no cantar You're the One that I Want a todo pulmón. John Travolta es simplemente un tema aparte.

Back to the Future (1985)

A pesar de ser un película de ciencia ficción, es fresca, cómica y en un cierto punto realista (Por las situaciones que vive tanto Marty como sus papás). Lo mejor de todo es que cualquier persona puede ver esta película y seguramente le gustará, no tiene un público en específico.

El guión es increíble. Mejor que muchas de las películas que hoy en día salen en el cine. Uno no se siente perdido de la historia, a pesar de que viajas en el tiempo.

Las aventuras de Marty McFly y Doc Brown no terminan allí, le siguen 2 películas más. Cuando van al futuro, es interesante para nosotros los millennials… No solo porque ya oficialmente existen los zapatos que utiliza Marty, sino porque técnicamente ya vivimos en el futuro y digamos que acertaron ciertas cosas, pero otras no. Todavía seguimos sin entender cuál es el afán por relacionar el futuro con carros voladores.

giphy (33).gif

Superman (1978)

Es difícil ver esta película y no compararla con las actuales de este mismo superhéroe, incluso otros. Para el momento, de seguro esos efectos especiales eran increíbles e hicieron creer a muchos que un hombre podía volar, pero es válido que ahora los critiquemos (Hasta cierto punto, por supuesto). Sobre todo esos créditos infinitos al principio de la película… Es algo que los millennials no podemos comprender.

Sin embargo, Superman sigue siendo la combinación perfecta entre héroes, villanos, romance, acción y aventura. Christopher Reeve seguirá siendo para muchos el mejor Superman.

giphy (34).gif

Breakfast at Tiffany’s (1961)

Grande Audrey Hepburn. El papel que protagoniza es simplemente épico y perfecto. Holly es esa mujer que tiene los pantalones puestos y sabe lo que quiere. No tiene pena de decir lo que piensa, es sincera. Y eso al parecer a los millennials nos agrada… Sin embargo, muchos de nosotros actualmente estaríamos en contra de ese estilo de mujer que solo busca a un hombre rico con el cual casarse, pues eso se ha ido extinguiendo en nuestra generación.

La película creó una tendencia en el momento. Era lo que todo el mundo quería hacer en Nueva York en ese entonces. Y el little black dress

giphy (35).gif

Indiana Jones (1981)

Nuestro querido Indy. La primera palabra que se nos viene a la mente con esta película es acción. Acción, acción y pura acción. Spielberg sabía lo que hacía con el personaje que le dio a Harrison Ford.

En la primera de esta trilogía la persecución del desierto es un clásico. Por el otro lado, la segunda es lo suficientemente creepy con los rituales como para asustarnos más que una película de terror actual. La tercera definitivamente es la mejor.

Y ya va, no podemos pasar por alto los escenarios creados, que aún cuando ya existen las pantallas verdes y sets más avanzados, lograron ambientar a la perfección la película en esa época. Las maquetas son arte y dedicación. Win.

The Matrix (1999)

Por muchos Oscars que tenga, The Matrix es larga y aunque el concepto es muy bueno, se vuelve fastidiosa en un punto. A pesar de eso, hay que admitir que te pone a pensar muchas cosas. ¿Nuestra realidad es verdaderamente real? Los millennials queremos más de eso… Imaginación y tecnología.

Y es ley que cada vez que ves esperas con ansias la escena más famosa del cine…

Star Wars (1977)

Hay tanto que decir de estas películas… Pero nos detendremos solo a decir que son una obra de arte.

“A long time ago, in a galaxy far, far away” es la frase que todo el mundo espera que aparezca en pantalla. Las maquetas, los vestuarios, el maquillaje, escenarios, efectos especiales… La música. Y aunque las transiciones no sean nuestras favoritas, no podemos negar que es un clásico del cine. Y George Lucas nailed it.

A los millennials nos toca esta nueva era de Star Wars con The Force Awakens y Rogue One… Y la verdad es que no nos quejamos.

Jurassic Park (1997)

Quizá tus padres no te permitieron ver la película en aquel tiempo porque “era muy fuerte”, pero ahora que la ves, podríamos mejor definirla como “muy estresante”. La aventura en este parque temático de dinosaurios es entretenida. Aunque siguen sacando películas como Jurassic World, que en parte los millennials lo agradecemos, es difícil superar la original. Los escenarios y los dinosaurios a pesar de todo parecen muy reales.

Y la canción de la película es simplemente un clásico.

Forrest Gump (1994)

Tom Hanks sabía lo que hacía al interpretar a Forrest Gump. Quizá no era el más inteligente y eso a nosotros nos estresa un poco, pero es interesante aprender de ciertos momentos históricos como la Guerra de Vietnam a través de una película. Lo mejor de todo es que no se vuelve pesada ni aburrida.

¿Esa última corrida de Forrest? Nosotros dudamos si seríamos capaces de hacerla.

giphy (36).gif

Pulp Fiction (1994)

Dirigida por Quentin Tarantino, quizá lo que estás a punto de leer no te gustará... La película es una de las mejores de la historia, pero se ha vuelto una película overrated. Quizá por culpa de nosotros mismos, nos mentimos diciendo que es nuestra película favorita de Tarantino y simplemente es porque no conocemos otras.

En fin, podríamos ver la película diez veces y aún así no recordar qué viene después de ciertas escenas. Y no solo porque la trama esté muy bien hecha, sino también porque es demasiado larga.

giphy (37).gif

The Silence of the Lambs (1991)

La combinación perfecta entre drama y crimen. La película toca temas fuertes como psicópatas, violaciones y asesinos… Aún cuando los millennials estamos familiarizados con esto (Por el constante bombardeo de información y el internet), la película está demasiado bien hecha, tanto que esa realidad nos sorprende. El suspenso es increíble y lo que hay detrás de los personajes psicológicamente también.

Anthony Hopkins que tiene el rol de Dr. Hannibal Lecter produce terror y escalofríos. Mucho más de lo que podría transmitir ahora esas películas como Paranormal Activity.

Además, las películas de hoy en día deberían tener soundtracks tan buenos como el de esta película.

The Terminator (1984)

No importa si la has visto o no, The Terminator es de esas películas que sabes que existen porque todo el mundo las comenta y hacen referencias de ella. No es solo una película de acción, sino que tiene una historia interesante y lógica. James Cameron la ideó por una pesadilla que tuvo y logró un tremendo trabajo con tan poco dinero. Nos recuerda a nosotros los millennials que hacer algo bien es posible aún con pocos recursos.

El concepto nos muestra una realidad (Bastante fea) de lo que podría ser el futuro… ¿Deberíamos asustarnos? Solo quedan 13 años para el 2029.

giphy (38).gif

Jaws (1975)

Esta película es la que dio origen a todas las demás que vemos hoy en la cartelera del cine… Tal y como Sharknado o Piraña.

Spielberg lo hizo de nuevo. Es un clásico del horror y no podemos quitarle ese mérito. La película es entretenida, no te aburres gracias al suspenso. Tal vez en un punto te dio miedo nadar en el mar por los tiburones, aún cuando estuvieses en la orilla. ¿O eso solo nos pasó a nosotros?

giphy (39).gif

Existen otros clásicos del Gen X que nos encantan también. Siempre hemos querido vivir el colegio como en The Breakfast Club (1985), pelear como en Fight Club (1999), solventar la crisis criminal de A Clockwork Orange (1971) y pasar al menos un día en el hotel de The Shining (1980) (Solo porque somos demasiado curiosos y nos creemos invencibles)

En fin, un clásico es un clásico. Y es totalmente natural si prefieres y consideras mejor estas películas a muchas otras que salen actualmente en cartelera.

Este artículo no necesariamente refleja la opinión de Komienza ni la de sus propietarios.