Debemos prestar atención: la huelga de actores de videojuegos es importante

Y podría durar meses
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
37
Y podría durar meses

A medida que los videojuegos se han vuelto parte de un medio mucho más sofisticado y usualmente enfocado en narración, la participación de actores de voz ha sido cada vez más importante para el crecimiento de la industria. Claro, es bastante divertido robar un carro y hacer todo tipo de crímenes en Grand Theft Auto V, pero díganme si ese juego no fuese 50% menos divertido con la ausencia de Trevor, interpretado perfectamente por Steven Ogg.

El punto es que la presencia de estos talentos ya es definitivamente una característica indispensable de todo videojuego moderno, particularmente uno que aspire a ser renombrado. Y sin embargo, un número significativo de actores de voz que trabajan en la industria se encuentran actualmente en una huelga en contra de varias compañías del sector.

SAG-AFTRA, una federación que representa a más de 160.000 miembros, declaró una huelga el 21 de octubre luego de más de 11 meses de negociaciones sin éxito con compañías de videojuegos como EA, Activision, Disney Character Voices, Take-2 y Warner Bros. Como resultado, los artistas miembros especializados en la industria (unos 5.000, según el mismo gremio) dejarán de realizar cualquier tipo de trabajo como actuaciones de voz o por captura de moción; o cualquier otro trabajo que incluyan sus contratos.

Los problemas que se discuten no se reducen simplemente a pagos  

Los problemas que se discuten no se reducen simplemente a pagos, aunque definitivamente es una parte. Además de aumentos de salarios básicos, los actores también están pidiendo regalías de los ingresos que generan los juegos a lo largo de su vida, al igual que mejores condiciones de trabajo. Ese último punto se refiere específicamente al daño que pueden recibir las cuerdas vocales bajo sesiones de trabajo largas e intensas, una eventualidad que desafortunadamente ya ha ocurrido. Una de las exigencias es dividir dichas sesiones, típicamente de 4 horas, a dos sesiones de 2 horas; algo nada ilógico de pedir.

En cuanto a las regalías, no es descabellado esperar que los artistas reciban ganancias por el trabajo que realizaron para juegos que típicamente siguen generando ingresos a lo largo de su vida, particularmente en esta época de remakes y remasterizaciones que vivimos (y especialmente para los títulos más exitosos). Esto es especialmente justo considerando que los artistas de televisión reciben ese beneficio desde 1955, al igual que en el cine desde 1960; ambas ocasiones debido a huelgas.

Por otro lado, las compañías predeciblemente han lanzado una campaña en respuesta a la situación, llamando a la huelga un acto innecesario, y acusando a la SAG-AFTRA de apresurarse a la decisión (una acusación extraña considerando que las negociaciones llevan más de 11 meses). De hecho, el grupo lanzó una página argumentado su posición, en donde además recuerda que los miembros del gremio en cuestión son solo apenas un porcentaje del total de actores que trabaja actualmente en la industria.

Peor aún es un reporte de Kotaku que expone que muchos artistas del medio ni siquiera saben en qué videojuego están trabajando muchas veces, una extensión del absurdo comportamiento secretivo y controlador que ejercen muchas compañías de videojuegos, un problema que la prensa ha señalado numerosas veces en el pasado. Entre las peticiones de SAG-AFTRA también se expone la necesidad de una mayor transparencia para los trabajadores.

La industria de los videojuegos quiere ser Hollywood, pero solo en donde le conviene  

Es irónico que estas compañías suelen perseguir casi con un insaciable fanatismo el “prestigio” de la industria del cine, pero al mismo tiempo no están dispuesta a hacer los compromisos necesarios para lograrlo. La industria de los videojuegos quiere ser Hollywood, pero solo en donde le conviene. Es claro que para EA y el resto de estas compañías, los actores dándole voz y carácter a sus productos son piezas reemplazables.

En un video publicado en su canal de YouTube, el prominente crítico de la industria Jim Sterling expone ese mismo argumento. Sterling da el ejemplo de Metal Gear Solid V, que desplazó a David Hayter, el reconocido actor que le ha dado la voz a Snake durante prácticamente toda la serie, sin ningún tipo de razón válida más que la inclusión de “un nombre más famoso”, en este caso Kiefer Sutherland (a quien probablemente conoces como Jack Bauer en 24). Cualquier caso similar en una franquicia de Hollywood exitosa hubiese sido un escándalo. Aquí, en cambio, fue algo de pasada.

Coincidentemente, Hayter es precisamente uno de los actores miembros de SAG-AFTRA. Y probablemente lo veremos inactivo por un tiempo, en vista de que la huelga podría durar meses. La situación es menos que ideal, pero con suerte terminará en mejores estándares para trabajadores de la industria. Y no solo actores, sino también artistas involucrados en estos proyectos y particularmente los desarrolladores, cuyas condiciones de trabajo han sido un tema de preocupación por muchos años.