Google Duo es la primera aplicación de videollamadas con la que no he tenido problemas

Esto no debió haber tardado tanto
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
1
Esto no debió haber tardado tanto

Las videollamadas son una de las cosas más fantásticas que nos ha dado la tecnología. Estoy completamente convencido de ello. Si volviéramos al pasado hace 30 años para decirle a alguien que tendríamos la capacidad de hablar con nuestros seres queridos viéndolos en tiempo real, probablemente muchos no se lo tomarían en serio.

El concepto de videollamadas siempre ha existido de una forma u otra, especialmente en la ciencia ficción. La escena de 2001 es uno de los mejores ejemplos de que antes de existir como lo conocemos, el concepto en sí ya estaba en la mente de las personas. Pero incluso en esa película, la videollamada se mostraba en un ambiente altamente tecnológico, y da la impresión de que la actividad es una reservada para algunas personas privilegiadas.

Hoy, en cambio, las videollamadas están al alcance de todos, y las computadoras, tablets y smartphones ya se han vuelto productos banales y rutinarios (lo digo como algo bueno). Sin embargo, con la indiscutible mejora que esta maravilla de la tecnología ha traído a nuestras vidas, también es importante admitir que, más o menos como las impresoras, las videollamadas son terribles.

...las videollamadas siguen siendo una experiencia inconsistente  

Esta realidad no tiene necesariamente una explicación lógica (... al igual que las impresoras). La tecnología ha existido por más de una década de forma masiva, y desde entonces las cámaras y procesadores de nuestros dispositivos, al igual que nuestras conexiones a internet, han mejorado dramáticamente. Aun así, las videollamadas siguen siendo una experiencia inconsistente, y en ocasiones terrible para muchos de nosotros.

Admito que es un poco difícil llegar a semejante declaración considerando que vivo en Venezuela, en donde tenemos literalmente una de los promedios de velocidad de conexión más bajo del mundo, gracias. Para nosotros los venezolanos, todo lo relacionado con el internet será eternamente consistente y terrible, pero en las pocas ocasiones en las que he disfrutado de una conexión decente, incluyendo en el extranjero, las videollamadas siguen teniendo problemas. Muchos menos problemas, por supuesto, pero problemas al fin.

De todas las aplicaciones de videollamadas que conocemos, FaceTime siempre ha sido, de lejos, con la que he tenido una mejor experiencia. También es probablemente la que menos he usado de todas, y eso tal vez nos dice algo al respecto también. El resto del combo ha sido una constante decepción en mi vida, desde el nefasto Skype (no, no me gusta Skype), hasta Hangouts (QEPD) y WhatsApp (que solo hace llamadas de audio, pero sigue siendo terrible y quise mencionarlo).

Descargué Duo con mucho escepticismo, y quedé gratamente sorprendido con lo que encontré  

Aunque irrefutablemente personal, esta es una dura realidad con la que he tenido que lidiar desde que llevo una relación de larga distancia. FaceTime podría ser una solución, pero no poseo ningún dispositivo Apple, así que nada de suerte ahí. Pero como muchos ya saben, Google lanzó recientemente su propio FaceTime, y decidió llamarlo Duo, disponible tanto en Android como iOS.

La suposición es que Google Duo, junto con la aplicación de mensajería Allo, desplazarán a Hangouts, que sufrirá una lenta y dolorosa muerte eventualmente. De hecho, Google cambió los requerimientos para fabricantes de Android recientemente para indicar que Hangouts ya no es una aplicación obligatoria; Duo y Allo sí.

Descargué Duo con mucho escepticismo, y quedé gratamente sorprendido con lo que encontré. He estado usándolo constantemente durante semanas, y puedo decir con confianza que, en la ausencia de FaceTime, es la experiencia más constante que he tenido con cualquier aplicación de este tipo.

Simplemente, funciona, y no hay mucho más que pueda decir al respecto. La aplicación es algo simple, tal vez demasiado simple, de hecho (una opción para solo llamadas de audio sería agradable); pero por ahora estoy más que contento con tener una que funcione. El resto de las cosas puede esperar.

Y no, mi relación no será a larga distancia por siempre. Chismosos.