La "guerra de consolas": ¿quién le está ganando a quién?

Sony. A todo el mundo
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
0
Sony. A todo el mundo

2016 ha sido un año movido y algo extraño para las consolas de videojuegos. Hemos visto actualizaciones de sistemas ya existentes, al igual que anuncios y revelaciones un poco más ambiciosos que podrían cambiar para siempre la forma en el que el "ciclo de vida de las consolas" funciona. También vimos finalmente el anuncio de un muy esperado sucesor.

Ahora que el año acaba y finalmente obtuvimos el último lanzamiento de hardware en 2016 con el PlayStation 4 Pro, es un excelente momento para hacer un breve repaso de cómo está fluyendo “la guerra de consolas”. ¿Quién ha vendido más sistemas esta generación, y qué podemos esperar de cada jugador en el futuro próximo? Veamos.

Los números

Vamos con la promesa del título primero: ¿quién está ganando? La realidad es que esa pregunta, además de ser inútil, es compleja si realmente se quiere responder. En lo que a números fríos respecta, así están las cosas:

Consolas caseras

  • El primer puesto lo tiene Sony con el PlayStation 4, que desde su lanzamiento el 15 de noviembre de 2013 (USA) ha logrado vender 47,4 millones de unidades. Esas cifras incluyen el reciente modelo “Slim”, más no el aún-más-reciente Pro.
  • De segundo está el Xbox One (noviembre 22, 2013, USA), aunque no tenemos los datos oficiales. Después de alcanzar los 10 millones en 2014, Microsoft ha dejado de divulgar los números de su consola, probablemente por el hecho de que Sony le lleva una ventaja tan grande. En enero de este año, sin embargo, un reporte estimó que el sistema se encontraba en las 19 millones de unidades vendidas. Los datos concretos aún faltan, por lo que solo queda especular. Si tuviera que adivinar, diría que la consola se sitúa hoy cerca de las 30 millones de unidades vendidas, pero ese soy yo lanzando números al azar.
  • El tercer lugar lo ocupa el Wii U. Desde su lanzamiento un año antes de la competencia (noviembre 18, 2012, USA), la pobre consola de Nintendo solo ha podido vender 13,3 millones de unidades.

Consolas portátiles

  • El PlayStation Vita (febrero 22, 2012, USA) ocupa un distante segundo. El problema es que, al igual que el Xbox One, no tenemos datos oficiales, de nuevo debido al pobre desempeño. Lo que sí supimos en enero de este año es que la consola pasaba 5 millones en Japón; un claro contraste con los 20,67 millones del 3DS localmente.

En contexto

En la esquina de Sony

El PlayStation 4 es el indiscutible campeón de esta generación, y no hace falta ser adivino para saber que el Xbox One nunca lo alcanzará. Sin embargo, el sistema ha visto un 2016 más desafiante de lo normal. El Xbox ha superado durante unos meses, por ejemplo, pero lo peor de todo ha sido la introducción del PlayStation 4 Pro, una actualización de hardware con una recepción mixta que muchos consideran innecesaria, algo engañosa (la promesa de 4K es limitada) e incluso incompleta (no hay soporte para Blu-rays 4K). Si bien puede que el Pro demuestre su valor en ventas, parece que mediáticamente ha causado más problemas que beneficios, y su viabilidad a largo plazo es cuestionable debido a lo que Microsoft está cocinando.

En cuanto al Vita… no hay mucho que decir. El soporte de la consola por parte de Sony es escaso. Además de… ¿nuevos colores? No hay mucho que mantenga al Vita con vida más allá del amplio catálogo de títulos nativos junto a clásicos de PSP y PSOne. Sony no ha anunciado planes para un sucesor.

En la esquina de Microsoft

El Xbox One nunca pudo recuperarse de la desastrosa campaña de lanzamiento que sufrió, y probablemente nunca lo hará. Adicionalmente, el sistema se ha visto constantemente superado por su rival en términos de gráficos y desempeño, lo que ha llevado a una clara desventaja. Sin embargo, la consola ha tenido sus pasos de redención. Este año vimos el Xbox One S, un refrescamiento de la consola con un mejor diseño, hardware más pequeño y ligeramente más potente, además de soporte para Blu-rays 4K, algo que incluso el PS4 Pro carece. Recientemente, el Xbox One ha superado las ventas del PS4 en Estados Unidos por cuatro meses consecutivos, una eventualidad beneficiosa para Microsoft sin duda empujada por el nuevo modelo S, pero que probablemente se revertirá con la llegada de PS4 Pro. Lo interesante es que Microsoft planea una nueva versión del sistema, por ahora llamado “Scorpio”, que promete superará al PS4 Pro. Si Microsoft juega bien sus cartas, podría darle una vuelta al asunto.

En la esquina de Nintendo

El Wii U no solo fue el gran perdedor esta generación, sino que también es la consola peor vendida en la historia de la compañía, detrás del GameCube con 21,74 millones de unidades. Afortunadamente, ya vimos la revelación del Switch, la nueva consola que se encargará de enmendar los errores del Wii U. Aunque por ahora solo tenemos un tráiler, las expectativas son altas. Las cosas se ven bien. Y más vale que sea así, porque esta es definitivamente la última oportunidad que tiene Nintendo para quedarse en el negocio de hardware.

Por otro lado, el 3DS ha tenido un respetable ciclo. No alcanzará la monstruosa cantidad del DS original (154 millones), pero su desempeño ciertamente ha dejado una buena base para el Switch. Nintendo ha asegurado que no planea sustituir el 3DS con su nuevo sistema híbrido, pero siento diferir. La compañía claramente tiene intenciones de seguir apoyando el 3DS; no puedes abandonar una base de usuarios tan inmensa como esa de la noche a la mañana, después de todo. Pero genuinamente creo que, en el futuro, el Switch será el único sistema vigente de la compañía.