Las reseñas de videojuegos podrían cambiar pronto, y no para bien

Un ejemplo más de una industria que valora más el control y secretismo que cualquier otra cosa
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
4
Un ejemplo más de una industria que valora más el control y secretismo que cualquier otra cosa

Hace unas semanas, Bethesda Softworks, la compañía responsable de juegos como Skyrim, Fallout 4, Dishonored y el nuevo Doom cayó bajó el escrúpulo de la prensa y el público. Y con toda la razón. La distribuidora de videojuegos delineó una nueva forma de operar en donde ya no enviará copias de sus juegos para reseñar sino hasta un día antes del lanzamiento. Todas aquellos sitios que tengan intenciones de reseñar el próximo Elder Scrolls, por ejemplo, se verán obligadas a publicar sus piezas pasados los primeros días de venta del juego, en los que comúmente suelen recibir más tráfico también.

En respuesta, muchos de los medios del sector han identificado la nueva postura como anticonsumo. Esto es algo completamente lógico: ellos serán probablemente los más afectados, especialmente si esto se convierte en una práctica que otras compañías posiblemente adoptarán. Pero su papel directo en la situación no dificulta observar quién es el verdadero perjudicado de todo esto. La respuesta es: Tú. El consumidor. El gamer.

Las reseñas de videojuegos son particularmente importantes, a diferencia de muchas otras críticas en otros medios artísticos, porque informan a los consumidores sobre el contenido de cada nuevo título. A diferencia de la reseña de una película o un disco de música, que usualmente tienen la tarea de juzgar cada pieza puramente en términos artísticos, las reseñas de videojuegos también tienen la responsabilidad de funcionar como guías de compra.

  ... las reseñas de videojuegos también tienen la responsabilidad de funcionar como guías de compra  

Esto es especialmente cierto hoy, que vivimos en un 2016 lleno de videojuegos de 60 dólares que salen prácticamente incompletos y prácticas de venta y monetización más que cuestionables por parte de una industria entusiasta en aprovecharse de un público típicamente pasional y joven. O peor aún, falsas promesas (¿No Man’s Sky?). Ser un gamer es muy distinto a ser un fanático de películas, por ejemplo. Como consumidores, tenemos que ser mucho más cautelosos debido a la infinidad decosas de las que inevitablemente nos preocupamos. Debemos estar más informados sobre cómo gastamos nuestro dinero.

Las reseñas nos ayudan a lidiar con esa situación. Típicamente, los sitios encargados de cubrir videojuegos reciben copias de nuevos títulos un par de semanas antes de su lanzamiento oficial al público. Esto es importante porque así los críticos tienen oportunidad de analizar extensivamente cada título para luego publicar la reseña cuando finalice el embargo, típicamente el mismo día de lanzamiento o incluso unos días antes. Con las reseñas publicadas días antes o el mismo día de lanzamiento, los gamers tienen oportunidad de informarse adecuadamente sobre qué decisión tomar. El tiempo es extremadamente importante: la mayoría de los videojuegos venden la mayor cantidad de copias durante sus primeros días de venta.

Ahora, en cambio, con apenas un día de diferencia, a los críticos les será imposible hacer cualquier tipo de análisis decente a tiempo.

Según Bethesda, la razón de esta nueva política se debe a que quieren que todo el mundo experimente sus juegos al mismo tiempo. Honestamente, ese es un eufemismo bastante pobre para decir simplemente “no queremos que la prensa afecte nuestras ventas”. La evidencia es simple: como señala Kotaku en un post publicado por su editor, Bethesda envió una copia de Skyrim: Special Edition a un youtuber llamado Grohlvana un mes antes de su lanzamiento. Esto tiene sentido, realmente: la cobertura de juegos en YouTube empujada por personalidades está prácticamente desplazando a los medios de comunicación más convencionales, y las compañías están más que felices de dar copias de sus juegos a youtubers, que suelen ser mucho más entusiastas en su cobertura de juegos a diferencia de la prensa, que usualmente es más crítica de los productos nuevos que prepara la industria.

Esta no es necesariamente una postura nueva, sino que Bethesda simplemente la ha formalizado, a diferencia de otras compañías que la han practicado hasta cierto punto sin reconocerlo. Puede que pronto las reseñas de videojuegos cambien para mal en muchas instancias: las recibiremos mucho después del lanzamiento de un título; o peor, obtendremos análisis apresurados en algunas instancias por el afán de obtener ese preciado click del que muchos medios viven.

  ... las reseñas de videojuegos nunca han sido más importantes y necesarias que en este momento.  

La cultura de reservaciones y el acelerado paso de la industria es algo que está profundamente entrelazado con esta realidad. Para muchos la solución es simple: esperar una o dos semanas para comprar el juego. Esa es la decisión inteligente, y una a la que me he suscrito durante toda mi vida (además de que, bueno, los juegos caros en Venezuela). Pero la realidad es que la mayoría de los consumidores no es inteligente, y en países como Estados Unidos, las dos primeras semanas son las que determinan si un juego es exitoso o no. Bethesda claramente está haciendo lo mejor para su negocio, pero no admitir que es hostil es una postura bastante cínica.

Lo cierto es que este es un precedente peligroso que difícilmente dejará algo bueno para los consumidores. Todo parece indicar que ahora tendremos que ser más escépticos y cautelosos que nunca. Y lo peor de todo es que las reseñas de videojuegos nunca han sido más importantes y necesarias que en este momento.