Ni burros ni elefantes pueden salvar estas elecciones

Votar por uno no salvará a Estados Unidos del otro...
Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
1
Votar por uno no salvará a Estados Unidos del otro...

Recuerdo la primera vez que voté. A diferencia de muchos, ni siquiera eran elecciones presidenciales, pero yo igual estaba demasiado nerviosa... Ese día, desde temprano se sentía el ambiente de tensión en el país, los centros de votación estaban totalmente llenos y yo simplemente no quería equivocarme en el nombre del que me tocaba elegir… ¡O peor aún! Que mi primer voto saliera nulo. Memoricé el proceso antes de entrar en la máquina y bombardeé a los miembros de mesa con preguntas… No shame.

Ese día todo salió bien. Los resultados fueron muy buenos. Los bandos básicamente se cambiaron. Yo solo pensaba: “Primera vez que voto y gana el que escogí, I’m the boss”.

Sin embargo, hoy me pongo en la posición de los americanos, sobre todo aquellos que votan por primera vez en estas elecciones. ¿Qué hubiese hecho yo si tuviese que votar por alguno de los 2 candidatos de Estados Unidos: Donald Trump o Hillary Clinton?

Quizá por la emoción de la primera vez iría a votar, pero sería entendible tomar la decisión de muchos americanos: abstenerse.

Según información oficial del gobierno, entre 1960 y 2008, el porcentaje de personas que se abstienen a votar subió de 49% a 63%. Es decir, a más de la mitad de los americanos no les interesa decidir el presidente del país. Algo tan importante. ¿O será que consideran que ninguno es lo suficientemente bueno? Cualquier parecido con la realidad de estas elecciones es pura coincidencia… Pareciera que nadie quiere hacerse responsable de tal decisión.

Aquí es cuando nos preguntamos entonces si ambos candidatos se encuentran hoy como los mejores representantes de los partidos más importantes de Estados Unidos por falta de información del público en las primarias o porque realmente se lo merecen.

Es obvio que Trump se encuentra posicionado por su trayectoria empresarial, Clinton por su trayectoria socio-política, pero aún así no son los favoritos de América. Trump por su difícil temperamento, su impulsividad, su narcisismo, su racismo… Y podríamos continuar. Nos ha dejado muy claro sus políticas al hablar sobre los inmigrantes como asesinos y violadores y de su machismo al tratar mal a ciertas mujeres. Quizá esa no es la mejor forma de actuar, tampoco la generalización lo llevará muy lejos.

Y por el otro lado tenemos a Clinton, but she’s no saint. Con las investigaciones del FBI por sus emails cuando era Secretaria de Estado, sus políticas pro-aborto, sus mentiras (No olvidaremos sus “todo está bien” aún cuando estaba enferma) y demás... Dejando muy de lado el calentamiento global, que ya con Obama las consecuencias han sido fuertes, con ella solo empeorarán. Su política de impuestos es preocupante para los inversionistas, quienes tendrán que pagar más que ahora para costear universidades y seguros sociales a los de clases más bajas, ¿así quién querría invertir? Y ni hablar de su carisma que muchas veces parece más falsa que verdadera.

Hay algo seguro: votar por uno no te salvará del otro.

Hoy no siento tristeza por Estados Unidos, sino más que todo preocupación. Pero al mismo tiempo un poco de alivio por no tener que tomar una decisión tan contundente entre 2 personas que no dan la talla. Sin duda Donald Trump y Hillary Clinton son los peores candidatos en lo que a popularidad se refiere. Encuestas de ABC News y Washintong Post lo aseguran, con un 56% de desagrado para Hillary y un 63% para Trump. Ninguno es suficientemente bueno para ser presidente de los Estados Unidos. Ninguno ha demostrado tener la verdadera capacidad de manejar el importante país como muchos de sus presidentes anteriores, tanto en propuestas, oratoria y empatía.

Pero al parecer, todo es posible en Estados Unidos.

Ya no será sorpresa que personas no calificadas se lancen para presidentes en los siguientes años. Y hey, en serio, la cosa podría ponerse peor… ¿Kim Kardashian de primera dama? Kanye West ya anunció que le gustaría ser presidente para el 2020. Esperamos que solo sea un chistecito para ganar más popularidad… ja ja.

Y aunque muchos hemos esperado este día para no escuchar más sobre la campaña presidencial de Estados Unidos y darnos un break de todo este bombardeo electoral, gane quien gane hoy, esta incertidumbre sobre qué pasará con Estados Unidos continuará cada día por 4 años más…

Good luck, USA!