No existen barreras culturales cuando se trata de comida

Los puestos de comida halal en Nueva York son la prueba de ello
Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
5
Los puestos de comida halal en Nueva York son la prueba de ello

Las calles de Nueva York están llenas de vida. Sin duda es la capital cosmopolita del mundo y está repleta de cultura, energía y alegría.

Entre las caminatas que puedes hacer por las ciudad que nunca duerme, no solo en ellas puedes observar el Times Square y las grandes pantallas de publicidad de las tiendas… Hay algo más. Existe un olor peculiar que invade el lugar que proviene nada más y nada menos que de unos food carts de comida árabe.

Este es considerado un paraíso gastronómico para algunos. A lo largo de Nueva York, de cada lado de la acera están estos carritos de carne al estilo islámico servida por las mismas personas provenientes de esa cultura. Un encuentro cultural del que vas a querer saber más, los carritos de perro calientes se quedaron cortos con este nuevo estilo de vender comida árabe.

¿Qué es la comida halal?

La palabra halal en árabe se traduce como “lícito” que quiere decir permitido y es utilizada por los islámicos para especificar qué acciones y comidas son aceptadas por la ley islámica. Es un término de su día a día

El Corán nombra ciertos tipos de comida que están prohibidas en la civilización islámica, sobre todo las que son procesadas. Entre ellas se encuentra la carne de animal (Es decir, cualquiera que tenga sangre de cualquier forma presente) que por ser considerada peligrosa para los humanos, no deben ser saboreadas por los mismos.

¿Cómo inició?

Lo que conoces como street food no es algo nuevo de Nueva York. Esto se ha convertido en la mejor forma para los inmigrantes de ganar dinero. Estos negocios constan de una cocina que puede moverse y se ubican en las aceras de las calles para facilitar su venta, aprovechando no solo a los peatones sino a las personas que manejan que se encuentran atascados en el tráfico. Son clásicos en las grandes ciudades.

Normalmente tienen dos estilos y dependen del tipo de comida que se sirva. El primero es un espacio donde el vendedor puede vender desde una ventana, estando parado o sentado, mientras que el segundo es un carrito que por dentro lo utilizan para guardar la comida y prepararla al instante. Y no, no es lo mismo que un food truck.

Sin embargo, los halal carts sí son un poco nuevos en todo este tema debido a que esta comida antes era exclusiva para los musulmanes. Ahora ya pareciera que fuese algo muy nativo de Nueva York por la cantidad de puestos y la popularidad de los mismos que hay en la ciudad.

Algunos platos famosos

Si caminas sin fijarte bien en estos puestos, todos o casi la mayoría te parecerán que son iguales y que venden exactamente lo mismo. Pues no es así. Para cada vendor sus preparaciones y platos son como sus bebés, es decir, le agregan su toque mágico para diferenciarse la competencia (Que créenos, hay bastante)

Incluso, dependiendo de la región del inmigrante que te sirva la comida, la comida será distinta. Aquí hay algunos:

  • Beef over rice: carne y arroz, con pan pita y ensalada.
  • Falafel: igual que el plato anterior, pero con falafel en vez de carne.
  • Chicken and beef sandwich: pollo, con tomate, lechuga, cebolla, pimentones y una famosa salsa roja.
  • Gyro sandwich: lo mismo que la anterior, solo que en vez de pollo es de carne.

Y todo esto puedes acompañarlo con papas, hummus o tahini con pan pita y después terminar con su postre llamado baklava.

The Halal Guys

Este startup de comida mantiene la influencia musulmana y brinda comida árabe rápida a todos los que recorren las calles de Nueva York. Fueron los pioneros de este tipo de comida en América y todavía nadie ha podido superarlos en su forma de cocinar, manteniendo el rico sabor de la comida del Medio Oriente.

En estos momentos están a punto de convertirse en una franquicia, pronto estarán en otros lugares, no solo en Estados Unidos a nivel nacional como en Las Vegas, Washington, Chicago, Houston, Texas y Atlanta, sino también en otros países como Canadá, Filipinas e Indonesia. Tienen hasta un sistema delivery.

Si estás interesado en conocer un poco más sobre ellos, puedes entrar en su página web aquí. Ellos mismos aseguran que “una vez que pruebes su sabor, entenderás porqué los neoyorkinos y turistas les encanta este tipo de comida”.

Nuestra pregunta ahora es, ¿es fácil tener una dieta basada en la comida halal en culturas no musulmanes? Al parecer Nueva York lo está logrando.

Finalmente, cuando se trata de comida, ¿acaso existen barreras culturales? Nosotros pensamos que no y esto es sin duda una prueba de ello. La gastronomía no tiene límites y tampoco es dividida por razas, idiomas o religiones. Por lo mismo, solo podemos concluir algo: la comida es lo máximo.