3 discursos memorables de ganadores de Óscar (1era parte)

¿Otra vez contra Trump?
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
0
¿Otra vez contra Trump?

Más allá de agradecer la entrega de un premio Óscar, algunos cineastas, actores o actrices han dicho algo más que eso. El calor emocional causado por diferentes eventos históricos despertó en los ganadores una serie de discursos que aún son recordados por los amantes de cine, y de la historia también.

Los temas enlazados a la política, el ambiente y la raza fueron elegidos por los apresurados oradores quienes deben completar su misión antes de que la música los interrumpa al ritmo de los aplausos. Las tomas del público también forman parte del momento y demuestran su reacción ante lo inesperado.

Estos tres discursos demuestran que el cine no sólo cumple su función de entreteniendo sino otra: protestar.

El de Michael Moore (2003)

La Invasión de Irak había iniciado y la oposición a ella fue inmediata. Michael Moore la manifestó después de haber recibido por parte de una emocionada Diana Lane un Óscar por su documental Bowling for Columbine. “Nos gusta la no ficción (refiriéndose a los documentalistas) y vivimos tiempos ficticios donde tenemos elecciones ficticias, donde ganan presidentes ficticios. Vivimos en un tiempo donde los hombres son enviados a la guerra por razones ficticias”. Los aplausos y abucheos no tardaron, el director se retiró a su equipo mientras que las cámaras mostraban el sorpresivo rostro de Adrien Brody.

El de Marlon Brando (1973)

El actor había ganado por interpretar a Don Vito Corleone en El Padrino, pero enseguida, una nativa americana llamada Sacheen Littlefeather subió al escenario para decir en nombre de Marlon Brando, que él rechazaba el Óscar. A pesar de haberlo hecho técnicamente por contar con elección de la Academia, Brando había ganado. “Las razones son por cómo son tratados los indios americanos en la industria del cine… disculpen”, miró hacia el suelo y levantó su rostro nuevamente, los aplausos la alentaron, “y en la televisión cuando transmiten las películas”. Luego mencionó lo que sucedió en Wounded Knee, al sur de Dakota.

En 1973, un grupo de 200 lakota acompañados de activistas por los derechos de los nativos, controlaron el pueblo durante 71 días hasta que el Gobierno lo recuperó. La consecuencia, aparte de frustrar la ocupación, fueron los asesinatos de 2 personas y los 13 heridos a causa de las acciones violentas. Ese territorio no fue el lugar para la violencia, en 1890, 150 integrantes de los lakota fueron asesinados.

El de Leonardo Di Caprio (2016)

¡Por fin lo logró después de cinco nominaciones! Ese momento fue histórico no sólo para él sino también para el público que aprecia su carrera. Leonardo ganó un Óscar por su participación en El Renacido, película que refleja la relación entre la humanidad y la naturaleza. Cuando caminaba hacia el escenario, el público no dudó en levantarse para aplaudir la victoria.

¿Ya sabían el contenido del discurso? ¡No lo sabemos! Pero lo cierto es que Di Caprio manifestó su visión global del tema ambiental: “En 2015 tuvimos el año más caliente, tuvimos que movernos para buscar nieve. El cambio climático es algo real, es la amenaza más urgente que enfrenta nuestra especie. Tenemos que trabajar de manera colectiva, no seguir dejando las cosas para después. Tenemos que apoyar a líderes en el mundo que no hablen en nombre de las grandes corporaciones y grandes contaminantes, sino por la humanidad, por los pueblos indígenas, por los millones y millones de personas más afectadas por esto, por los hijos de nuestros hijos y por toda esa gente que ha visto sus voces acalladas por la política de la codicia. No demos por sentado nuestro planeta”.

Como verán, el cine manifiesta descontento y preocupación. ¿Esta vez será dirigido a Donald Trump como lo hizo Meryl Streep en los Golden Globe?