La cuenta de Twitter de la Casa Blanca tiene nuevo dueño y es Trump

¡SOS!
Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
7
¡SOS!

Cada vez falta menos para la toma de poder de Donald Trump, y entre las noticias más relevantes, sabemos que hay ciertas preocupaciones. Por ejemplo, que solo Jackie Evancho ha confirmado su asistencia para cantar en la inauguración, o que de los antiguos presidentes solo Bill Clinton y George W. Bush han aceptado la invitación. Al parecer, nadie quiere presenciar el momento en que Donald Trump se convierta oficialmente en el presidente de los Estados Unidos.

Por otro lado, hay algo que muchos han pasado por alto las últimas semanas y tiene que ver con las redes sociales.

@POTUS, haciendo referencia las siglas a “President of the United States”, es la cuenta oficial de la Casa Blanca en Twitter. Fue lanzada en mayo de 2015 y actualmente el presidente Barack Obama es quien la maneja. Mediante esta vía ha podido comunicar información importante para el país. Sin embargo, ahora que hay un nuevo presidente electo, la cuenta tendrá nuevo dueño el 20 de enero. Entonces sí, Donald Trump será quién la maneje a partir de ese momento. Y no estamos muy seguros de cómo sentirnos al respecto. Como ya lo hemos comentado antes, Donald Trump tiene una particularidad con el uso de sus redes sociales. Es verdad que logra su cometido, pero no necesariamente con los mejores medios.

¿Cómo es el procedimiento?

Una vez que Trump tome la oficina de la Casa Blanca, todos los tweets de @POTUS escritos por Obama desaparecerán, pero los 13 millones de seguidores que tiene aproximadamente se mantendrán intactos. Pero, tranquilo, los tweets del ex presidente realmente no van a ser eliminados, van a trasladarse a una nueva cuenta llamada @POTUS44 para archivarlos. Además, tanto Trump como Obama podrán seguir utilizando sus cuentas personales.

¿Qué pasará ahora que Trump manejará la cuenta?

Es obvio que ambos personajes tienen una manera muy distinta de manejar las redes sociales. Sabemos que Trump es un adicto a ellas, sobre todo a Twitter, aunque sea solo para llamar la atención y ganar relevancia. Las estadísticas marcan que Obama enviaba alrededor de 100 tweets por año, mientras que Trump acostumbra a mandar 5.000 tweets.

Y aunque esa es una cifra de la cual hay que preocuparse, el verdadero miedo no es la cantidad de tweets sino lo que éstos dicen. Tanto antes como en el desarrollo de su campaña electoral, Trump no ha tenido miedo de decir lo que pasa por su cabeza, indiferentemente de si son ataques hacia otros, insultos u opiniones fuertes.

La cuenta de la Casa Blanca a fin de cuentas refleja a un país entero, a cada uno de los estadounidenses. También @POTUS es responsable de informar sobre asuntos nacionales e internacionales de suma importancia, incluyendo las relaciones con otros países. Por lo mismo, hay una esperanza que a partir del momento en que Trump tome la presidencia, se vea obligado a controlar lo que coloca en Twitter. Quiera o no quiera.