Los GPS y aplicaciones de mapas están jugando contigo

¿El norte en realidad no es el norte?
Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
4
¿El norte en realidad no es el norte?

Lo siguiente que voy a decir, aunque no exista ningún dato estadístico que lo afirme, es totalmente verídico: a nadie le gusta estar perdido.

Si no me crees, imagínate estar perdido a las dos de la mañana en un carretera sin saber a dónde ir.

Es por eso que los GPS y aplicaciones de mapas han tenido tanto éxito. Las ventajas que estos te ofrecen son irresistible, no sólo por el hecho de poder saber cualquier dirección, sino porque tu viaje con ellos es más seguro. Al menos ahora, con todos los avances y actualizaciones de estos sistemas porque que ya no te envían hacia lugares peligrosos o se vuelven locos repitiendo “recalculando” con esa voz atormentante que tanto caracteriza a los GPS. No, thanks.

giphy (97)

Sin embargo, con el tiempo nos hemos vuelto tontos al volante, siguiendo una ruta que nos enseña nuestro teléfono y confiando fielmente en ellos. El departamento de tránsito de Nueva York aseguró que más del 80% de incidentes que hubo en la ciudad fueron a causa de los GPS. También hemos oído otras historias, como la de un señor casi fue arrollado por un tren por conducir sin prestar atención a las señales de su GPS, o como la de una familia que murió por caer de un puente que estaba en construcción sólo porque ignoraron las señalizaciones físicas de precaución y continuaron por la vía.

Entonces sí, podríamos volver al punto en que decimos que con los GPS “nuestro viaje es más seguro” y desmentirlo porque todo es relativo. En realidad, lo que hacen estos mapas digitales y aplicaciones es jugar contigo y tu mente.

El norte en realidad no es el norte

Todos sabemos que la brújula te permite reconocer dónde está el norte. ¿Pero estos mapas y aplicaciones se rigen por ella para seguir direcciones? ¡Están jugando totalmente con tu cabeza!

Cuando estableces una ruta determinada, tu pantalla se ajustará hacia tu destino, indiferentemente de los puntos cardinales. Así es, el frente de tu pantalla no necesariamente es el norte, pero tu mente lo asocia de forma automática con este punto cardinal. El sur, este y oeste tampoco son verdaderos. En este caso, no todo es lo que parece.

Todo es mucho más minimalista

En los mapas físicos, es común que te guíes dependiendo de tus alrededores. Por ejemplo, si te dan un punto de referencia como que el restaurante queda al lado del bingo, pero en los mapas y aplicaciones digitales la cosa no funciona así.

Apenas marcas tu ruta y te pones en marcha hacia tu destino, los alrededores desaparecen y solo resalta una línea de color claro, la cuál será tu guía por el resto del camino. Nada de otros locales, mucho menos de parques o viviendas. Eres tú y el destino, que está marcado con una simple bandera. Todo se vuelve tan minimalista, que no hay espacio para fijarte en tu alrededor, aunque tu mente mientras maneja sí lo vea.

Varios expertos en el tema aseguran que ahora los mapas y aplicaciones aplican un modo “egocentrista”, dónde tú eres lo único que importa: tu destino, tu vía, etc. Sin embargo, es una realidad que los mapas digitales siguen siendo una salvación para las personas hoy en día.

Solo esperamos que en el intento tengas mucha suerte siempre y no se te acaben los megas o la batería.