¿No estaba muerto Blackberry? Al parecer, no

Recordando viejos tiempos
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
8
Recordando viejos tiempos

El Blackberry, ¿cómo olvidarlo? Para muchos, o por lo menos para mí, fue la introducción a los smartphones. Todo el mundo tenía uno, y es que ¿cómo no ibas a tener el BB Messenger o Pin? Nadie quería ser el chico o la chica que no estuviese en el grupo y que nunca se entera de lo que pasa. Esta sin duda era razón suficiente para presionar a tus padres para que te compraran uno, total era para fines académicos, claro.

En realidad para el tiempo, por allá en el 2010, su utilidad era incuestionable, contaban con el 3% sobre todas las ventas a nivel mundial y eran el 6to fabricante más famoso del mercado. Algunos expertos atribuyen su éxito a la innovación en el mercado de los smartphones con el uso del teclado QWERTY y la plataforma de mensajes conocida como BB Messenger.

Pero Blackberry no es hoy en día lo que fue en sus mejores tiempos, de hecho, ya es extraño que alguien a estas alturas continúe usando uno de sus dispositivos. Principalmente porque su sistema operativo se ha vuelto incómodo de utilizar y la entrada al mercado de Android y iOS prácticamente ha lapidado a esta empresa, ya que ni un grande como Microsoft representa una fuerte competencia con el Windows Phone.

Un segundo aire

Sin embargo, después de una considerable inyección de capital en el año 2013 de unos $1000 millones, recibieron un bocado de aire fresco para continuar siendo una empresa independiente, a pesar de que recientemente BlackBerry ha firmado los derechos globales para usar su marca en los teléfonos al fabricante chino TCL. Esto sigue a una noticia dada por la compañía canadiense en septiembre del 2016 de que dejaría de fabricar sus propios teléfonos y concentrarse en servicios y software.

Blackberry Mercury

A inicios del año en el CES 2017 presentaron un nuevo terminal insignia de la compañía y, siendo fieles al diseño original, mantiene el teclado físico, el cual, sin lugar a dudas, es una tentación tremenda para los nostálgicos: las teclas pequeñas se presionan con varios dedos y, en el medio de esta superficie, se encuentra un botón capacitivo que es el lector de huella dactilar. Encima del teclado, una pantalla muy amplia, sin biseles laterales, que es táctil.

La batería del BlackBerry Mercury no es removible y cuenta con el botón tan preciado de la familia de los DTEK: la tecla de conveniencia, que se puede configurar para acceder de forma más directa a funciones específicas, como el disparo de la cámara.

El teléfono es de metal, con espalda rugosa y el logo bien conocido de BlackBerry en su espalda. Es más ancho que teléfonos anteriores de esta línea y, sin duda, es bastante más grande que los BlackBerry de antaño. Sin embargo, no se siente demasiado pesado en las manos.

Hay que darle un premio a la perseverancia, de verdad que esta empresa se lo merece totalmente, ya que no es fácil combatir en el mercado de los smartphones cuando tienes marcas que claramente son líderes, como Apple y Samsung. Sin embargo, el problema no es el dispositivo como tal, sino el sistema operativo. Esto se debe a que la interfaz que ofrecen, la cual sinceramente ha dejado de ser intuitiva, algunos usuarios la encuentran difícil de usar de primera mano. Por lo cual, la solución parece ser adoptar un sistema operativo más práctico y que esté en la boca de todos, por lo que se aliaron con Android, para que sea el que corra de fábrica.