El proyecto que analiza el impacto psicológico del terrorismo en Francia

A los franceses les toca ir al médico
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
3
A los franceses les toca ir al médico

“Proyecto memoria del 13 de noviembre”, así se llama una propuesta del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y el Instituto Nacional de Sanidad e Investigación Médica Inserm, ambas organizaciones estudian las consecuencias psico-sociales de los últimos ataques terroristas en Francia que iniciaron durante el 2015. Dos años después, los investigadores quieren responder ciertas preguntas necesarias para el entendimiento del pensamiento tanto colectivo como individual de los franceses en torno a los actos violentos donde el denominado Estado Islámico afirma ser el culpable.

1.000 personas que los padecieron de manera presencial e indirecta serán entrevistadas voluntariamente en el 2018, 2021 y 2026. Las grabaciones iniciaron el pasado octubre, hasta los momentos 150 participantes voluntarios han compartido sus experiencias. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, el presidente Francois Hollande, y el primer ministro, Bernard Cazeneuve, son algunos de ellos. El proyecto no sólo se basa en los relatos recabados por sus integrantes, sino que cuenta con los relatos expuestos en los medios de comunicación y redes sociales.

La dinámica es la siguiente, los testimonios están divididos en “cuatro círculos de cercanía”: los supervivientes y familiares de víctimas, personal médico y fuerzas de seguridad movilizadas el 13 de noviembre conforman el primero, el segundo grupo está compuesto por los habitantes de los distritos afectados, el tercero es de los habitantes de los barrios adyacentes, y el cuarto está destinados para quienes viven en otras ciudades de Francia.

Los testigos reviven cada detalle desde sus diferentes puntos de vista. Por ejemplo, los sobrevivientes del tiroteo en la sala Bataclan han contado cómo pudieron escapar, otros, ante la imposibilidad de hacer lo mismo, optaron por fingir estar muertos.

“Lanzar el programa ha sido como una misión ciudadana, intentamos responder con nuestras propias armas, que son las de la investigación y el conocimiento”, le dijo el historiador e integrante del proyecto, Denis Peschanski, al diario español El País. Su compañero de trabajo, el neuropsicólogo Francis Eustache, coordinador del CNRS y el Instituto Nacional de Sanidad e Investigación Médica, agregó en la misma entrevista que se busca analizar cómo la memoria individual y colectiva, tomando en cuenta un suceso traumático de esta índole, pueden ser articuladas.

En el caso de un evento de tal magnitud, es importante darle sentido, así lo consideró la psicóloga Maureen Veyret-Moreau. Las respuestas que ella y el resto del equipo le dan a las víctimas mejoran gracias a los estudios, y además, permiten obtener nuevos datos que refuerzan la investigación, éstos datan de la “transmisión del trauma”.

Por otro lado, el proyecto es financiado por la Agencia Nacional de Investigación (ANR) y llevado por diferentes organizaciones universitarias y científicas de Francia. En la página web oficial se pueden apreciar las noticias referentes al quehacer de la investigación. Por ejemplo, informa la presentación de encuesta llamada “CREDOC” que abarca once puntos con el fin de “determinar el impacto de los ataques en la opinión francesa”.


La investigación apenas comienza, los resultados servirán para medir qué piensa Francia del terrorismo y cómo actúa luego de los sucesos. Deberían hacer algo así también en otros países, dónde la guerra mata personas desde hace décadas y, al parecer, continuará. Los estudios científicos están destinados para la comprensión y solución de los problemas, y esperamos que el resto del mundo multiplique estas propuestas.