¿Eso estaba en el guión?

Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
4

Improvisación, ésta es una palabra que a lo largo de mi carrera de comunicadora he aprendido a temer. “Mientras mejor planifiques todo, más fácil será tu vida”, eso dicen todos, y así no tendrás que acudir al monstruo sin forma llamado improvisación que, aunque parezca un recurso salvavidas, no funciona siempre.

Aunque a veces, sí.

En el cine no es diferente, toda la producción cuenta con un guión (ese conjunto de hojas que define prácticamente la vida de cada uno de los presentes), que es sagrado y debe respetarse. Así lo piensan algunos directores, sin embargo a otros les gusta darle más libertad al talento de sus actores y dejarlos desenvolverse en la escena con tal de seguir la historia; humaniza al personaje y lo complementa.

A lo largo de la historia del cine, varios actores se han liberado de la rigidez que les impone un guión y han adoptado El Método (mejor conocido como el Sistema Stanislavski), que consiste, básicamente, en deshacerse de las actuaciones teatrales y hacerlas más naturales, reales.

Billy Crystal una vez dijo: “Como director y como actor, incentivo la improvisación, pero en el momento correcto y cumpliendo con el personaje”. Y hay que tomar en serio a nuestro amigo Bill.

Hace pocos días, mi vida se iluminó cuando estaba viendo una escena de mi película favorita ever y me enteré por parte de mi papá (AKA Cinéfilo Intenso) que, en realidad, esa escena estaba improvisada.

A continuación les iluminaremos la vida con algunas escenas que no estaban en el guión de su película. Enjoy:

“Here’s Johnny” de The Shining (1980)

Claro, ¿por qué no decir algo traumático para todos? Gracias, Jack.

Escena del collar de Pretty Woman (1990)

Buena técnica para romper el hielo, Rich. ¡Tomen nota, muchachos!

“You talkin’ to me?” de Taxi Driver (1976)

No, Bob. Ain’t nobody talkin’ to you.

Espada vs. Pistola de Indiana Jones: Raiders of the Lost Ark (1981)

B*tch, plz.

Sobre mi esposa flatulenta de Good Will Hunting (1997)

Tbh, todos nos podemos identificar con esta escena.

El botón no colabora de Batman: The Dark Knight (2008)

Guasón: Uno quiere destruir un hospital y este botón… Ah, ok. Menos mal.

Y, btw, si se lo estaban preguntando, la película que estaba viendo era When Harry Met Sally (1989), donde Billy Crystal improvisa en esta escena:


Esperemos que cuando nos toque improvisar, nos salga tan bien como a ellos.