Las hormigas son pequeñas astrónomos, usan las estrellas para orientarse

Estas pequeñas son de admirar
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
6
Estas pequeñas son de admirar

La naturaleza es impresionante, vivimos en un planeta en el cual existe un ecosistema perfecto. Tanto es así, que resulta difícil aceptar la idea de que todo fue obra del azar, ya que todo funciona de manera perfecta.

Una de las criaturas que más admiro son las hormigas, ya que estos pequeños guerreros son las más organizadas y leales del reino animal. Todas trabajan, no existe la holgazanería entre sus filas, funcionan con orden sin necesidad de un capitán, recogen su alimento en la época correcta para que no les haga nunca falta, protegen a sus crías y dan su vida por su hoga. En realidad, viendo todo esto, superan en muchos aspectos a los seres humanos y pienso que podríamos aprender mucho de ellas, y lo mejor de todo es que se encuentran entre los seres más pequeños del mundo, hasta una lección de humildad nos dan.

Necesitan un buen olfato

Ahora, ¿cómo se mantiene funcionando esta sociedad de manera correcta? Pues, como en todas las relaciones, la comunicación es la clave. Las hormigas tiene su propio lenguaje interno, sensorial, usando feromonas al igual que otros insectos, perciben olores con sus largas y delgadas antenas móviles, que ofrecen además información sobre la dirección y la intensidad de los olores. Mientras se desplazan, van dejando rastros de feromonas en el suelo, para que las demás lo sigan, reafirmando e indicando el camino para toda la colonia.

Ahora, de pequeño me gustaba observar los insectos, antes que nada, aprovecho para aclarar que nunca fui un niño que disfrutaba maltratarlos ni usaba una lupa para incendiar sus hogares (a diferencia de ciertos amigos que tuve), pero sí me gustaba observar su comportamiento. En ocasiones, derramaba algo de azúcar para ver cómo poco a poco iban llegando y echaban manos a la obra para recolectar ese festín. Cuando me enteré de que su comunicación era por medio de feromonas, corrí a buscar una fila de hormigas en mi casa y cuando la encontré, hice un “experimento,” pasé mi dedo por el rastro que iba dejando y pude observar como todas se descontrolaban. Son libres de comprobarlo si no tienen nada mejor que hacer.

Con telescopio integrado

Ahora, un reciente estudio publicado en la revista Current Biology, informa que además de las feromonas, nuestras pequeñas amigas utilizan un método más sofisticado para orientarse, usan las estrellas para caminar de reversa.

"El mundo de los insectos es mucho más complejo de lo que se imaginaba", indicó en un comunicado el Centro Nacional Francés de Investigaciones Científicas (CNRS), participante en esa investigación. Los nuevos resultados, según sus datos, muestran que las hormigas se orientan en el espacio gracias a “múltiples representaciones y memorias" que ponen en juego "una transferencia de información entre varios sectores cerebrales".

Hasta ahora, se pensaba que la hormiga lograba marchar memorizando una escena, por lo que siempre era necesario que ese insecto estuviese colocado de la misma manera para que pudiese reconocer el espacio.

Sin embargo, el estudio, que se sirvió de la especie "Cataglyphis velox" para realizar pruebas en un desierto de Andalucía (sur de España), apunta a que a las representaciones de las direcciones de las hormigas están centradas en el mundo exterior y no de la manera que se pensaba.