Las iniciativas de ropa reciclada no son lo que parecen

¡Sorpresa! Sólo es una forma de ganar más dinero
Avatar:
Vanessa Rodríguez Tinoco
Author:
Publish date:
Social count:
4
¡Sorpresa! Sólo es una forma de ganar más dinero

No sabemos por qué, pero en nuestros tiempos ha surgido una moda por el reciclaje. No nos malinterpreten, estamos a favor de cuidar el medio ambiente y también estamos conscientes del daño que produce el calentamiento global, pero es una realidad que cada vez que escuchamos la palabra “ecológico”, “biológico” u “orgánico”, nos emocionamos porque creemos que automáticamente estamos colaborando con el planeta.

En realidad la cosa no funciona así.

Giphy

Giphy

Últimamente, grandes marcas de ropa han notado esta atracción que siente nuestra generación por cuidar el planeta y han decidido unirse al cambio, a su conveniencia, por supuesto. Hay empresas que optaron por reciclar basura y convertir esos residuos en ropa, y otras que a partir de telas viejas crean más prendas de vestir. En el último caso, la marca H&M es una de ellas.

H&M no quería que la ropa vieja se desperdiciara, por lo que se unieron a I:CO para recolectar viejas telas, zapatos, textiles, entre otros, en sus tiendas para luego, con una tecnología especial, reciclarlos y convertirlos en prendas totalmente nuevas. Ya existían otras innovaciones que permitían reciclar los textiles, pero usaban más material nuevo que viejo. H&M, en cambio, intenta reusar el material al 100%. Ya han logrado coleccionar más de 34 mil toneladas de ropa, lo que te hace pensar que ahora habrá menos basura.

Sin embargo, si vemos más allá de nuestros ojos, estas iniciativas de ropa reciclada no son lo que parecen.

Las personas compran lo que no necesitan

Este es el problema inicial: las personas donan esta ropa a tiendas como H&M porque tienen demasiadas prendas que no utilizan en su casa, pero aún así siguen comprando más y más.

Odiamos decírtelo, pero estas empresas sólo quieren ganar más dinero, sacándole provecho a estas iniciativas ecológicas. Si realmente H&M quisiera tener un impacto positivo en el ambiente, produciría menos cantidad de ropa al año, haciéndola más duradera y de mejor calidad.

Es un ciclo sin fin donde compramos más ropa sólo porque la venden a menor precio, en vez de buscar prendas permanentes. En el fondo, es otra manera de ganar dinero, a costa de los mismos consumidores.

Giphy

Giphy

Las personas prefieren donar a los necesitados

Al igual que todos queremos colaborar con el medio ambiente, también sentimos la necesidad de ayudar a otros que no son tan privilegiados, es por eso que muchas personas no están de acuerdo con esta iniciativa. En vez de donar la ropa a alguien que no tiene qué vestir, la devolvemos a quiénes se la compramos para que ellos continúen vendiendo.

Si realmente estas empresas, como es el caso de H&M, quisieran lograr algo más que dinero, entonces reciclarían esta ropa para luego donarlas a otros que no tienen.

Las grandes compañías tienen una gran responsabilidad con el planeta. Con todo esto, ¿realmente están reduciendo el impacto negativo al medio ambiente?