¿Qué es la arteterapia? Una psicóloga nos ayuda a entenderla

¡Crecer con arte!
Avatar:
Author:
Publish date:
Social count:
43
¡Crecer con arte!

Una vez vi un desgastado mural que comunicaba una frase: “El arte es emoción”. Parece un mensaje simple y evidente. Sin embargo su función, en mi caso, fue despertar mi curiosidad por la psicología ligada al quehacer artístico. La investigación hizo que me encontrara con la arteterapia. Por suerte conozco a una psicóloga que la ha practicado. Gracias a su experiencia entenderemos de qué va.

Se llama Leisa Zambrano.Toca la batería y cree en la universalidad de las expresiones artísticas.“Desde que estudiaba la carrera me sentí atraída por la combinación de las artes en la psicología, me parecía que era totalmente lógico que una y otra estuvieran conectadas”.

Ricardo Viana

Ricardo Viana

La arteterapia es una disciplina que permite el acceso a cualquier rama del arte para no solo estimular el proceso creativo de una persona sino su desarrollo humano. En el caso de alguien que no suela comunicarse verbalmente, este método es una buena opción. No se trata de centrar la atención en la calidad de una determinada obra en el caso de no contar con experiencia, lo importante es la emoción transmitida durante el proceso.

Leisa dice que la comunicación influye en el crecimiento personal, también puede aliviar un determinado síntoma. “Esto se requiere debido a que la persona que busca vincularse a un proceso arte terapéutico puede estar atravesando por dificultades en su cotidianidad, o a veces quiere descubrir un poco más de sí mismo, y generar mayor sensación de bienestar, lo que se alcanza a través de la expresión artística y el trabajo de los contenidos emocionales durante el proceso de creación”.

Las prácticas artísticas que usualmente despiertan emociones son el collage, modelado de figuras a través de diferentes materiales y la música. Por otro lado la creación de obras es acompañada de visualizaciones de algún contenido emocional o musical con la finalidad de propiciar “el movimiento psíquico”. Entendido esto como la evocación de las emociones y pensamientos vinculados a la temática que se esté trabajando.

Para ella su técnica preferida es el moldeado con plastilina. “Lo he utilizado en grupos y ha servido bastante para los propósitos planteados, ya que se puede armar y desarmar la obra para hacerla en conjunto y posteriormente trabajar individualmente, además este material por su maleabilidad y textura suele incentivar la expresión emocional”.

¿Qué se busca lograr a través de la arte terapia? Simplemente que la persona logre expresar sus sentimientos, este primer paso es seguido de la reflexiòn. En el caso del padecimiento de alguna dificultad que afecten su día a día o también generar un descubrimiento personal. El tratamiento de tales afectaciones han producido que la disciplina haya ganado prestigio en el mundo de la psicología hasta el punto de ser incluida como una corriente más.

“A pesar de que en el país no se posee un centro de formación, hay varios talleres que se pueden cursar para formarse en ésta área (…)”. Leisa menciona algo importante: Venezuela. ¿Qué tal es practicar un método de este tipo en suelo venezolano? ¿Las empresas privadas o el Estado apoyan de algún modo?

“Sí, aunque reconozco que se han reducido mucho los espacios, aún algunos apuestan por este proceso, uno de ellos es la Fundación del niño que amerita protección (FUNDANA), con quienes me encuentro laborando. Y aunque no le he seguido la pista la alcaldía de Chacao también tenía un programa de arteterapia, la verdad desconozco si hay alguna otra organización, la mayoría de las iniciativas están en las consultas privadas. Pienso que deberían abrirse más espacios a esta disciplina, que dentro de todo resulta novedosa y sus resultados pueden observarse en poco tiempo”.

Leisa cree que la receptividad de los niños es amplia, pues al tratarse de participación, son los primeros. Además, ¿a cuál no le gusta explorar su imaginación mediante sesiones de colores y muchas, muchas risas?

Esto parece simple pero no lo es. La psicóloga explica que los resultados se observan cuando las conductas cambian de forma positiva. Las respuestas verbales ante situaciones abrumadoras son un punto clave al tratarse de una mejor aproximación hacia ellas. Por ejemplo al terminar una sesión las personas suelen sonreír, incluso llorar. Desde el punto de vista clínico el estrés, la ansiedad, y depresión disminuyen.

No todo es color de rosas. Psicólogos como Leisa se han enfrentado a la resistencia. En el caso de los adultos es más recurrente rechazar alguna actividad por creer que se trata de un asunto infantil. La carencia de espacios adecuados es otro factor que dificulta la labor. “Me ha pasado que se incomodan las personas por lo pequeño o si se trabaja con niños en espacios muy abiertos o con obstáculos pueden tropezarse”.

Más allá de los pequeños detalles de este tipo, la arteterapia necesita una visión amplia para que un universo de sentimientos sean canalizados bien sea a través de un instrumento musical, una pintura, un poema o collage, lo que sea… Al final el arte es eso… emoción, palabras que inmortalizó alguien en aquel desgastado mural que a pesar de su aspecto paupérrimo sigue despertando sensaciones.