Crowdfunding: Show me The Money!

Author:
Publish date:

Probablemente hayas estado en los zapatos de Tom Cruise. Seguramente alguna vez actuaste como Tom: interpretaste el papel de un obstinado, cansado y neurótico Jerry Maguire que gritó con todas sus fuerzas “Show me the money!” / ¡Muéstrame el dinero! Si así fue, debes saber que no estás solo (si no, el video está al final de este post). Todo el mundo suele gritarlo de vez en cuando. Inclusive, si no conoces la referencia cinematográfica en la cual nos apoyamos, apostamos a que entiendes el mensaje: Todos queremos saber dónde está el dinero. Por supuesto, el dinero está en los bancos, lo tienen los inversores de capital de riesgo, lo encontrarás en los Business Angels. Debes buscarlo en esos populares y clásicos proveedores de servicios financieros, ¿o no? Quizás no. Existe una alternativa a los tradicionales servicios de financiamiento y sobre ella hablaremos a continuación.

El crowdfunding como servicio financiero

Desde luego, los servicios financieros representan una herramienta fundamental para la construcción de economías sanas y, por lo tanto, para el desarrollo social de un país. En este sentido, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) ha establecido que “el uso de los servicios y productos financieros es un motor de crecimiento económico para las economías avanzadas y emergentes porque alivia la pobreza y promueve el progreso social y el desarrollo sostenible.”

Pese a la importancia vital que tienen tales servicios, hoy en día casi la mitad de la población mundial no goza de sus beneficios. La reina Máxima de Holanda, quien fue designada en 2009 por la secretaría general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para promover la inclusión financiera, ha establecido que “más del 40 % de los adultos en todo el mundo no tienen acceso a servicios financieros.”

Lo cierto es que luego de la crisis financiera del 2008 se fortalecieron las regulaciones de los servicios financieros, las cuales se han traducido en limitaciones al acceso al financiamiento por parte de las entidades bancarias, los inversores de capital de riesgo y los Business Angel. En respuesta a dichas limitaciones ha surgido el Crowdfunding (CF): Una alternativa a los servicios financieros tradicionales. Un sistema novedoso que promete “Show you the money!”

 Crowdfunding: Show me The Money!

Crowdfunding: Show me The Money!

Las bases de la Financiación Colectiva

El Crowdfunding, también llamado Financiación Colectiva o Micromecenazgo, surge en el marco de la Economía Colaborativa. Su objetivo es democratizar el acceso a la inversión haciendo uso de las plataformas digitales, donde cierta cantidad de personas colaboran con la financiación y/o apoyo de una iniciativa lucrativa o no lucrativa. Dicho de otra manera, consiste en juntar dinero y recursos a través de varios micromecenas que apoyan tu proyecto por medio de una determinada plataforma digital.

Dan Marom, co-autor de La Revolución Crowdfunding, dice lo siguiente sobre la financiación colectiva en una entrevista para la London Business School Review: “En los términos más simples, consiste en conseguir capital de riesgo a través de las redes sociales. Este nuevo fenómeno constituye uno de los desarrollos socioeconómicos más poderosos de hoy en día. Promete transformar el panorama de la formación de capital y ofrece una vía para un renacimiento creativo e intelectual.”

Según el informe2015CF: The Crowdfunding Industry Report, realizado por la firma de investigación Massolution y basado en un estudio anual aplicado a unas 1.250 plataformas de crowdfunding en todo el mundo, el volumen de financiación por crowdfunding se elevó a $16,2 mil millones en 2014, un incremento del 167% respecto al $6.1 mil millones recaudado en el año 2013. Se estima que el crowdfunding alcanzará los $ 34,4 mil millones en el presente año.

5 pasos básicos para utilizar el crowdfunding

Según la plataforma que utilices, las directrices a seguir para utilizar el crowdfunding pueden variar. Sin embargo, a continuación te presentamos los pasos fundamentales que requerirás para conseguir una financiación colectiva:

1Postulación: Lo primero es presentar tu proyecto, tu startup o tu producto a la plataforma digital de crowdfundingque sea de tu preferencia. Suele presentarse online. En lineas generales, la presentación del proyecto puede consistir en lo siguiente: una descripción del mismo, qué cantidad de inversión requieres, cuánto tiempo propones para que se realice la recaudación y qué tipo de crowdfunding has elegido.

2Evaluación: La plataforma evalúa tu proyecto y decide si aprobarlo o no (¡Animo! Sí lo aprobarán).

3Publicación: El proyecto es publicado en la plataforma por un tiempo determinado. La financiación de los micromecenas solo puede generarse en dicho periodo de publicación a través de la plataforma digital.

4Campaña: Durante el periodo de publicación, debes promocionar con todas tus fuerzas el proyecto. Este paso es vital para conseguir la financiación deseada. Todo se resume a una buena campaña, al uso eficiente del marketing digital. Recuerda que tus primeros y principales inversores y multiplicadores pueden encontrarse en tu círculo social más cercano: Tu familia y amigos.

5Cierre: Una vez que haya culminado el periodo de publicación, la plataforma cierra tu proyecto y se evalúa la financiación obtenida.

Cuatro clases de Crowdfunding

Según el tipo de contraprestación o beneficio que reciben los micromecenas por su aporte, el Crowdfunding puede dividirse en cuatro clases:

  • Reward-based crowdfunding: En este tipo de crowdfunding el micromecenas es recompensado con la adquisición del producto que ha financiado.
  • Crowdlending: El micromecenas asume el rol de prestamista. La contraprestación será el retorno sobre la inversión más un interés sobre el préstamo.
  • Equity crowdfunding: El micromecenas asume el rol de inversor. La contraprestación obtenida por el inversor se traduce en la obtención de una acción o participación en la empresa financiada.
  • Donation-based crowdfunding: El micromecenas asume el rol de donante. Se basa en el acto altruista, por lo tanto el beneficio que el donante recibe por su aporte se traduce en mera satisfacción.

Dependiendo del producto o proyecto que ofrezcas, tu campaña de crowdfunding podrá basarse en uno o más de los anteriores modelos. Lo más importante es que entiendas que clase de crowdfunding podrá enganchar a tus potenciales micromecenas y que consideres qué tipo de participación quieres que tengan los mismos en la financiación de tu proyecto.

El CF en perspectiva

Son muchas las plataformas de crowdfunding exitosas en el mundo. Además, son muchos los usuarios que han encontrado el éxito en la financiación colectiva. El crowdfunding no juzga; financia proyectos diversos, lo cuales van desde la producción de una pieza cinematográfica hasta la construcción de un comedor público en un centro educativo de Paraguay. Puedes financiar lo que quieras, solo debes tener una buena idea y un proyecto atractivo. Y por supuesto: escoger la plataforma adecuada.

Existe una gran variedad de plataformas que tratan distintas temáticas de proyectos. Algunas como las americanas y mundialmente conocidas Indiegogo y Kickstarter son plataformas inmensas que abarcan todo tipo de iniciativas. Otras como Apontoque, una plataforma enfocada en el financiamiento de proyectos deportivos, la cual fue lanzada por La Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, son más especificas en las temáticas de sus proyectos y en las regiones con las cuales trabajan.    Conseguir la plataforma adecuada es como conseguir la relación amorosa ideal: Solo debes buscar y cuando conozcas la indicada lo sabrás.

Si deseas conocer más plataformas, puedes visitar la lista de plataformas de crowdfundingde la Spain Crowdfunding. Si no consigues la plataforma que mejor se adecue a tu proyecto, felicitaciones: probablemente acabas de conseguir una oportunidad de negocios.

El crowdfunding nos recuerda que lo más importante al momento de emprender es una buena idea. A veces nos preocupamos más por la forma que por el fondo; nos enfocamos  principalmente en conseguir los recursos cuando lo fundamental es tener la mejor de las ideas. El dinero está en las calles y para encontrarlo solo hay que salir a buscarlo. Si tienes un proyectos asombroso, siempre habrá gente dispuesta a apoyarte. Si crees en tus sueños, siempre habrá alguien dispuesto darte un empujón y decirte ¡comienza!

Jerry Maguire: ¡Muéstrame el dinero!

Imágenes: GIPHY, Best Animations, Enrique Dans

---

Cada semana lanzamos episodios nuevos, ¿te los vas a perder? Suscríbete