Tu empresa no se va a salvar

Author:
Publish date:

Siguen creyendo que cantidad > calidad

Un video no va a salvar tu negocio. Ni los bots, boletines, aplicaciones, un canal en Snapchat, ni una gran alianza con Twitter. Claro, todas estas cosas juntas podrían ayudar, pero aun así no será salvado por la cosa mágica que todos están convencidos que será la respuesta al problema.

Hay una falsa creencia de que todos los problemas se resuelven con lo más reciente. Un nuevo tipo de aplicación multimedia, las noticias del día en video, ese mismo video pero con subtítulos, de solo 30 segundos, diseñado para pantallas verticales... como sea, pero en video para que llame la atención o tal vez algún tipo de newsletter. Un video-newsletter.

Pero, ¿cuál es el problema? Antes de todo este siglo de la tecnología, había menos empresas en el medio que controlaban lo que leíamos, veíamos y escuchábamos; las audiencias eran más fáciles de vender y conseguir. Luego entró en juego la maravilla del internet. Todos tenemos miedo a lo desconocido incluso las grandes empresas. Estas, de hecho, reaccionaron al medio digital ignorándolo y, en vez de invertir en anuncios y creadores de contenido, optaron por seguir actuando como antes. No estamos diciendo que leer periódicos físicos este mal; hay algo agradable de tener esas manchas en los dedos. Pero el hecho es que los medios tradicionales están envejeciendo mal.

Parcialmente, esto se hizo por soberbia. Pero también hubo mucho de ignorancia en el asunto.

empresa multimedia

Así que con el tiempo, hemos construido una escala digital para reemplazar el valor del usuario. Es decir, queremos ver los números de todo: seguidores, clics, posts, comentarios, likes, shares. Y no es porque nos guste sino porque hay poca gente que realmente entiende el modelo de negocios de las media business, mientras que hay una gran mayoría tanto de personas como de empresas que prefieren cantidad sobre calidad. Muchas de estas compañías subestiman el poder de los creativos, y los anunciantes piden mucho porque esos ojos que antes ignoraban el internet, ahora tienen mucho valor.

Muchos creen que para poder volver a aquellos tiempos de genuino interés hay que crear algo nuevo. Una vez fue el año del iPad, el año de Vine, una sección de Will it work?... cualquier idea novedosa, básicamente. Claro que esto puede ayudar, pero muchas veces no es así. no siempre lo nuevo es la solución.

La solución: deja de hacer mierda, mucha mierda y mierda barata. Lo cierto es que hay un público que se está volviendo mas consiente y conectado que está dejando de ser un nicho. Y a ellos no les importa la mierda barata. Quieren algo realmente de calidad. Incluso pagan por ello. Las cosas más importantes que los medios de comunicación han logrado nunca surgieron porque querían atacar una mayoría; se lograron para llegarle a las personas adecuadas.

No somos máquinas de consumo de contenido. Tu empresa multimedia solo se salvará si crea contenido real para gente real. No programación de algún algoritmo nuevo. El público que vale la pena es aquel que le interesan las voces e historias convincentes, el talento real y crudo. Y este público es creciente. Tu medio no debe ser una plataforma de entrega, debe ser una plataforma de contenido.

¿Por qué fracasan las empresas?

Pero para que todas las media business vean su modelo de negocio de esta manera, deben llevarse un golpe de realidad y aprender lecciones duras. Si queremos hacer algo grande, no podemos pensar en hacer algo gigante que llegue a todo el mundo. Debemos pensar en algo grande que llegue al menos a una persona.