Todos tenemos buenos modales, o eso nos gusta pensar. Además hemos pasado toda la vida viviendo bajo unas reglas: de la casa, colegio, universidad, tráfico, trabajo, etc. Sin embargo hay otro de tipo de regla, norma, convenio social importante que no está escrito en ningún lado. Es invisible, ergo, muchas personas no saben de su existencia y solo los realmente geniales pueden aplicarlas. Quizás las conoces, quizás no, de igual manera te queremos hacer esa persona que la gente, sin darse cuenta, admire por su refinamiento al andar.

  1. Si estás en un edificio con ascensor espera que las personas salgan antes de entrar; párate del lado derecho del ascensor.
  2. Algo parecido ocurre con las escaleras. Si son mecánicas ponte del lado derecho de ellas dejando espacio para aquellos que tienen que subir corriendo a tu lado. Algo muy parecido pasa con las escaleras estáticas; se sube por el lado derecho y se baja por el lado derecho (tu izquierda, si vas subiendo).
  3. Si llevaste tu taza de café, friégala y no la dejes botada por ahí. Lo mismo aplica para tus tupperware. Todos deben poner de su parte en la oficina.
  4. Si queda menos de una taza de café, cuela. Plus, le alegrarás el día a alguien.
  5. Todos están en su mundo, no los interrumpas para pedirle un bolígrafo o engrapadora. trae tus útiles y más de lo necesario por favor. Además, a la gente le gusta alguien que esté bien preparado.
  6. Aunque creas que en el trabajo todo es una meritocracia, lo más probable es que no sea así. Haz más de lo que te pidieron y dilo; lo que no se sabe no pasó.
  7. Esta norma va de la mano con la anterior: te debes promocionar. Lobby, lobby, lobby. Hazte conocer entre tus colegas, los que tienen un cargo superior a ti y aquellos con cargo inferior; esto significa el pasante, los de administración, lo de recursos humanos, el personal de limpieza. Todos deben saber quién eres.