No solo el de tu empresa.

Hace dos décadas John Elkington introdujo la Triple Bottom Line (TBL), una herramienta corporativa para medir el éxito de una empresa basada en tres P: personas, planeta y provecho. El TBL es bastante utilizado por compañías en todo el mundo y muy efectivo para un reporte de final de año. Pero ¿cómo diablos mides tu propio desarrollo? Hace poco el fundador de Social Enterprise Lanca, una empresa dedicada a ayudar a sacar adelante otras empresas en Sri Lanka,Eranda Ginige decidió crear un TBL para medir tu crecimiento personal con base en tres I: Insight, Impact and Income.

  1. Insight. O visión. Es el estado de realización, la comprensión y la conciencia de la cosas. Puedes saber algo sobre algo, pero hasta que no uses este conocimiento para cambiar radicalmente tu comportamiento (para mejor, claro), no has entendido bien ese “algo” específico. Cambiar de comportamiento no quiere decir que eres débil ni que no conoces tus principios, tan solo demuestra que eres capaz de darte cuenta de las cosas buenas y malas y hacer algo al respecto. Peeeero, necesitas estudiar el mismo tema desde diferentes perspectivas, aprender por aprender no hará nada.

  2. Impact. Básicamente el cambio que logras a través de tu vida, o incluso después de ella. El impacto deja un legado. Si eres un gerente, tu impacto se puede ver en tu personal. Si eres líder de una gran empresa, tu impacto ser puede ver en tus empleados, proveedores, clientes y hasta el medio ambiente. Si eres político, tu impacto se verá en toda una nación o en todo el mundo. No importa lo pequeño que piensas que eres ahora, todos creamos un impacto. Entre mayor sea el tuyo, tanto positivo como negativo, mayor será tu éxito o fracaso. El impacto es el resultado del insight o la falta de ella. Si logras un impacto positivo a gran escala, serás un gran éxito. Si cometes impacto negativo a gran escala, serás un fracaso. Lo dijo Eranda.
  3. Income. Como ganancias a una empresa, el profit es generalmente el criterio individual más importante que utilizan las personas y la sociedad para medir el éxito de alguien. Desde pequeños se nos enseña que entre más dinero tenemos, más exitosos somos. Claramente la independencia financiera es importante en tu crecimiento como persona; necesitas suficiente dinero para mantenerte y un ahorro en caso de una emergencia. A veces no podemos ser capaces de hacer un impacto significativo sin los recursos financieros, pero los ingresos no son el propósito de la vida; la gente no es honrada por su riqueza. Pero si son honrados por lo que hacen con esa riqueza. Los empresarios sociales que tienen una idea de ciertos problemas y están tratando de resolverlos mientras generan ingresos para ellos mismos y los demás, son más reconocidos que los empresarios que únicamente quieren ganar dinero.

¿Piensas que estos 3 criterios son lo necesario para medir el éxito de alguien? Si quieres argumentarlo con alguien lee el artículo completo de Eranda aquí 

Y comparte en Facebook para tener una discusión entretenida en los comentarios.