Apple en WWDC: los anuncios y lo que podrían significar

Author:
Publish date:

Software, software, software. Si hay algo en lo que Apple se enfocó este año en la presentación inaugural de su conferencia de desarrolladores, fue sin duda en el software de sus plataformas. Y la compañía lo dejó claro desde un principio: lo que veríamos serían cambios y adiciones a WatchOS, iOS, tvOS y OS X.

Al final, eso fue exactamente lo que sucedió. Hacemos un repaso de lo más importante que anunció Apple esta semana, y vemos qué podría significar para la compañía.

Lo primero: OS X ahora es macOS

En una nueva decisión que sin duda tendrá mucho más sentido a partir de ahora, Apple modificó el nombre del sistema operativo de sus Macs: ahora simplemente se llamará macOS. El nuevo término es básicamente mejor en todos los aspectos. Es directo, menos confuso y va en línea con el esquema de identificación que utiliza la compañía con el resto de sus productos, especialmente los demás sistemas operativos. La nueva versión de macOS se llama Sierra.

Como es costumbre, la compañía también anunció un par de funciones nuevas para la plataforma, de las cuales la más importante fue sin duda la inclusión de Siri. Así es: la asistente de voz de iPhones y iPads ahora también estará en las Macs. Tal vez un poco tarde, la inclusión sin duda está inspirada en otros asistentes como Cortana de Microsoft, presente en Windows 10, y Google Now, que gracias a su integración con Chrome es básicamente multiplataforma.

MacOS-539903828-582x388

watchOS 3 podría salvarte la vida… y es más rápido

El éxito del Apple Watch sigue siendo una especie de misterio, pero lo seguro es que en Cupertino no han dejado de traer actualizaciones a la plataforma. La tercera versión de watchOS trae varias nuevas funciones, empezando por el hecho de que ahora parece ser mucho más veloz gracias a un uso más inteligente de la memoria: las aplicaciones abren siete veces más rápido.

Entre otras funciones, tal vez la más llamativa fue SOS, un nuevo modo que pretende ser de gran ayuda en casos de emergencias; siempre y cuando el reloj esté conectado a un iPhone o WiFi, claro. Si se mantiene el botón lateral apretado, el Apple Watch llamará al 911 (o respectivo número dependiendo de cada país) y enviará información de locación a contactos de emergencia. También mostrará datos importantes como edad, condiciones médicas y alergias.

Apple parece haber reconocido algunos errores iniciales en la plataforma, y los está atacando directamente. Queda la duda, sin embargo: ¿cuándo veremos nuevo hardware?

tvOS comienza a madurar

El nuevo tvOS saldrá en el tercer trimestre del año, y de entre las muchas nuevas cosas anunciadas, como más canales y un sistema de ingreso mucho más eficaz, tal vez el más emocionante es que ahora puedes usar tu iPhone como control remoto. ¡Fuck yeah!

Una aplicación de Apple TV para iOS se encargará de hacer la conexión a tu televisión, y como resultado tendrás un mando mucho más poderoso que el —tal vez demasiado— minimalista control que Apple incluye con el Apple TV. Podrás hacer todo lo básico: usar Siri para comandos de voz, navegación touch y gaming con los sensores que incluye todo teléfono moderno. Pero nada de eso puede sustituir la mejor función: la posibilidad de usar un teclado completo.

Siri para todos en iOS 10

Uno los cambios más recurrentes durante la presentación se hizo evidente luego de un par de anuncios: Apple está optando por una filosofía un poco más “abierta” de lo habitual. La compañía, que usualmente guarda sus aplicaciones celosamente fuera del alcance de otros desarrolladores (solo para que interactúen entre ellas), se vio más flexible en esta ocasión.

Siri fue el ejemplo más claro. Ahora los programadores tendrán acceso a la icónica asistente de voz y, como resultado, podrán integrarla con otras aplicaciones fuera del ecosistema interno de Apple. Eso significa que podrás pedirle a Siri que envíe un mensaje en WhatsApp, por ejemplo, o que reproduzca un video en YouTube. Las posibilidades son infinitas, y será muy emocionante ver qué locas ideas aportarán los desarrolladores a la plataforma.

El otro lado de la moneda es el hecho de que Apple podría estar llegando un poco tarde al juego. Todo parece indicar que the next big thing en Silicon Valley será la inteligencia artificial, y ha pasado un tiempo ya desde que Siri ha sido superada por la competencia en varios aspectos excepto, tal vez, en privacidad —como a Apple le gusta presumir constantemente.

Microsoft ha hecho un noble esfuerzo con Cortana, mientras que Amazon sorprendió a todos con Alexa, no sin un poco de ayuda de su pequeño éxito, el Echo. Facebook tiene una ambiciosa iniciativa con sus bots (y una enorme base de usuarios para empujarla), y al final probablemente lidera Google, que prácticamente declaró dominancia hace unas semanas en I/O con Google Assistant y una serie de aplicaciones nuevas.

AppleMusic-539907392-582x388

iMessage se une al renacimiento de las aplicaciones de mensajería

Hubo varios anuncios interesantes sobre iOS 10, como un cambio radical a las notificaciones iniciales (con varias ideas tomadas directamente de Motorola) con la ayuda de 3D Touch; rediseños de Apple News, Maps, Apple Music y nuevas funciones para Photos —con la idea de hacerle frente al popular servicio de Google, claro.

De entre estas sin duda destaca lo que muchos han pedido durante años: ya puedes borrar esas aplicaciones preinstaladas de Apple que nunca, pero nunca has usado como Stocks. Bueno… técnicamente las aplicaciones no se borrarán, sino que quedarán escondidas, pero igual lo tomaremos con una sonrisa.

Pero mucho más interesante fue iMessage, que básicamente está pasando de ser una simple aplicación de mensajería a una poderosa plataforma con soporte para otros servicios. Para empezar, ahora los emojis serán más grandes, y también habrán sugerencias y predicciones inteligentes para convertir palabras en emojis o hacer respuestas completas de forma automática. También hay efectos de animaciones como globos y luces, la posibilidad de enviar notas escritas a mano y la habilidad de “esconder” mensajes (hasta que el usuario se deslice sobre ellos, al menos) con una función llamada “tinta invisible”.

Luego, parecido a Siri, está la implementación de otros servicios dentro de la aplicación. Podrás reproducir una canción con Apple Music que te haya enviado un amigo sin tener que salir de iMessage, por ejemplo, o tal vez revisar directamente la dirección de un lugar. Una vez más, las posibilidades son infinitas, y es bastante emocionante.

La expansión de iMessage llega tras una creciente tendencia de agregar funciones extravagantes y juguetonas a aplicaciones de mensajería. Esta nueva moda está inspirada sin duda en aplicaciones como Snapchat y Slack. La primera con sus filtros, emojis dinámicos, herramientas de pintura y más; la segunda con sus conversaciones enfocadas en grupos, GIFs e infinidad de útiles bots.

Hace poco, WhatsApp incluyó edición al formato de texto (cursivas, negritas y tachado) y anunció que pronto tendrá soporte para gifs. Google anunció su nueva aplicación de mensajería Allo en I/O con básicamente las mismas características del nuevo iMessage, y Facebook tiene ambiciones similares con su creciente promoción agresiva de Messenger (la compañía recientemente bloqueó la aplicación en la versión web móvil).

¿Y Android?

Uno de los mayores rumores antes de la presentación decía que Apple lanzaría iMessage para Android, pero al final ninguno de esos planes se materializó. Es poco probable que esos reportes hayan salido de la nada, sin embargo, tal vez la manzana guarde un par de sorpresas más para los próximos meses… o tal vez no.

Una de los mensajes más evidentes es el cambio de filosofía por el que está atravesando la compañía liderada por Tim Cook, aunque un término más adecuado tal vez sería evolución. La flexibilidad de Apple en software es un prospecto muy emocionante y con muchas oportunidades, pero también un arma de doble filo que podría dejar algunas desventajas para Cupertino —Google es experta en invadir otras plataformas con sus servicios, después de todo.

Aquí un resumen de The Verge de la conferencia.