Muhammad Ali, la leyenda que partió - Komienza | Vive tu vida al máximo

Muhammad Ali, la leyenda que partió

Author:
Publish date:

El boxeador y campeón mundial de peso falleció a la edad de 74 años en la noche del viernes, luego de haber ingresado el día anterior a un hospital en Phoenix, Arizona. Ali había estado sufriendo de dificultad respiratoria, una condición que se vio complicada por el mal de Parkinson que padecía.

Mitad abeja y mitad mariposa

No son muchos los atletas que han podido manejar e inspirar las masas más allá de su propio deporte, país o generación. Pero Muhammad Ali logró motivar e inculcar un espíritu de determinación en todos nosotros a través de sus peleas, discursos y carisma.

“Es difícil ser humilde cuando eres tan increíble como yo”

Sabemos que quizá no era el boxeador más modesto, pero ¿quién lo puede culpar? En su carrera profesional de 21 años estuvo en 61 peleas, ganando 56 de las cuales 37 fueron por knockouts.

Cassius Marcellus Clay nació el  17 de enero de 1942 pero cambió su nombre porque decía que Cassius era nombre de esclavo y esa connotación negativa por ser de color era inaceptable. Estaba harto del racismo y sabía que su fama le podía dar un impulso, un reconocimiento, una voz que sería escuchada por los medios, algo que era sumamente difícil en los años 60 en Estados Unidos.

Vida fuera del ring

Ali no era de esas personas que se quedaba callada. Constantemente dejaba frases para el recuerdo - y disgusto- de la gente. A pesar de esto esa dura corteza no era una representación precisa de todos sus valores e ideales.

"El servicio a los demás es la renta que pagas por tu habitación aquí en la tierra"

El espíritu de Muhammad era contagioso; su autoestima no era solo suya, el público se empapaba con su ímpetu y determinación, y Sus rivales se sentían vencidos al encontrarse frente a tal personaje.

"Si pones Ali en el boxeo , no vas a obtiener lo que él realmente era. La vida que vivió fuera del ring , lo que tenía que decir , el valor que tenía, lo hicieron lo que era: un profeta , un héroe , un revolucionario" 

 -George Foreman
 

Sin embargo, El 3 veces campeón mundial de peso pesado y ganador de la medalla de oro en los juegos olímpicos de 1960 sentía que debía entregar más que espectáculo al mundo, cosa que lo llevó a convertirse no solo en el vocero de la comunidad negra sino en el de todas las personas oprimidas alrededor del mundo. Siempre negado a hacer juego a los medios y demostrando una  fuerte posición ante las autoridades blancas se ganó el amor de las minorias y el respeto de sus contricantes, dentro y fuera del ring.

“Sé que se me ha hecho fácil mientras que las masas de los negros están en llamas, pero mientras que ellos no sean libres, yo tampoco lo seré”

Muhammad Ali es ejemplo de trabajo y respeto a uno mismo. Nos ha dado el ejemplo de que si fallamos, lo volvemos a intentar; cambiamos el algoritmo. Pero nunca nos damos por vencidos. Nuestros sueños valen la pena.

"Imposible es sólo una gran palabra lanzada por los hombres pequeños que encuentran que es más fácil vivir en el mundo que les ha sido dado que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho. Es una opinión. Imposible no es una declaración. Es un desafío. Imposible es potencial. Imposible es temporal. Imposible es nada”  

 -Muhammad Ali