Soy introvertido y soy feliz

Author:
Publish date:

Según el padre de la filosofía analítica, Carl Gustav Jung, existen 8 tipos de personalidad, los cuales se pueden dividir en dos grupos: introvertidos y extrovertidos.

En su libro "Teorías de la personalidad," Susan C. Cloninger, profesora y doctora en psicología de la Universidad de Michigan, explica como Jung pensaba que los introvertidos dirigen su atención y energía hacia sí mismos, mientras que los extrovertidos dirigen su energía hacia la gente "y las experiencias del mundo".

Lo que Jung olvidó comentar son aquellos talentos que solo nosotros, los introvertidos, tenemos. Muchas personas suelen creer que hay algo mal con nosotros porque no socializamos con tanto entusiasmo como el resto del universo, pero la realidad es que no es que no podamos, es que elegimos no hacerlo. Ya que no nos enfocamos en exteriorizar nuestras vivencias y experiencias, nos hemos vuelto excelentes en otras áreas, que son fundamentales para el proceso social y, que si me permiten decirlo, demuestran que el mundo colapsaría sin nosotros. Entonces sin nada más que agregar, he aquí 5 cualidades que te harán sentir orgulloso de ser introvertido:

Te conoces a tí mismo mejor que nadie

El disfrutar de la soledad te permite internalizar y reflexionar tus ideas, gustos y pasiones. A diferencia de mucha gente que le teme a sus pensamientos, tú has aprendido a conocerte y a entenderte, lo que te permite entender y conocer a otras personas sin dejar de ser tú mismo.

Sabes escuchar

Por algún motivo, nuestra personalidad permite que las personas un poco más extrovertidas disfruten hablar con nosotros y contarnos un poco de sus vidas (esto para no decir que somos sus depositarios de información). Esto nos ha enseñado a escuchar, a entender y a pensar en lo que decimos. Somos analíticos y antes de intervenir nos gusta escuchar lo que otros quieren decir.

Los secretos están guardados

Ya que no sientes una necesidad constante de generar una conversación o de parecer interesante, no comentas historias de otros. Respetas la privacidad de otros y nunca buscas averiguarle la vida los demás.

Tus hobbies son (casi todos) intelectualmente estimulantes

Para divertirte o distraerte no necesitas un grupo de amigos y un balón de fútbol, solo necesitas de tí y de tu mente. Preferimos leer un libro, ver una película, disfrutar de un videojuego, entre otras actividades que enriquecen nuestro conocimiento del mundo.

Eres un líder

Los líderes no son quienes más hablan o quienes más desean ser conocidos. Los líderes tampoco son aquellos que gobiernan o se imponen. Un líder es aquel que escucha a las personas con quien convive, siempre lucha por alcanzar consenso, es inteligente y por último busca ser un ejemplo que los demás puedan seguir; guía enseñando a los demás a ser mejores y este nivel de empatía es algo que adquirimos cuando sumamos todas las cualidades anteriores.

Ser introvertido no es malo, no te hace peor persona y tampoco te impide disfrutar de los placeres de la vida. Nosotros encontramos la felicidad y comodidad en un lugar distinto al resto de la sociedad, y esto no es malo. Es necesario aprender a aceptarnos y así descubrir lo felices que podemos llegar a ser siendo nosotros mismos.

https://www.youtube.com/watch?v=pi1bDAPxoWY

Miguel A. Llarenas