Hacer networking va de la mano con crear una empresa exitosa.

El networking significa “trabajar tu red de contactos”. Esencialmente es construir relaciones con personas de tu entorno profesional que quieran hacer negocios contigo o con las que puedas hacerlo en un futuro.

¿Suena simple no?

Pero el networking es más difícil de lo que crees. Es un proceso complejo que implica una productividad muy alta, y una disposición constante.

Lo que muchas veces fallamos en comprender, es que el networking no se trata de salir a un evento y darle la mano a personas importantes. Se trata de hacer relaciones. Y recolectar tarjetas y números no cuenta como una relación.

Para crear una conexión fructífera, necesitas tener en mente muchas cosas, y aunque la suerte y la química siempre jugarán una gran parte del juego, todo lo demás son factores que puedes controlar. Así que la próxima vez que salgas a un evento en donde veas la oportunidad de hacer networking, ten en mente estos tips para crear un vínculo realmente beneficioso.

1. Demuestra tu pasión:

No pierdas el tiempo dándole el discurso de tu empresa a las personas. Nadie quiere escucharlo. Lo que sí quieren oír es tu pasión. Te ganarás a las personas si compartes tu entusiasmo, y los contagiarás de las cosas que más disfrutas hacer. Así que deja una buena impresión contándole a las personas qué fue lo que te inspiró, y abrirás las puertas para que te compartan sus historias también. Cuando logras que el otro también comparta su pasión, habrás tenido una interacción memorable.

2. Crea un ambiente cómodo:

El networking es una actividad informal. Tu interacción debe ser light y divertida. Tienes que hacer que la persona se sienta cómoda hablando contigo. No se trata de ser extrovertido o grosero, debes sentir y percibir bien la personalidad del otro para igualarla y eliminar la tensión.

3. Escucha:

Muchas veces cuando conoces a un futuro cliente, socio o cualquier otra persona importante sueles sacarlo todo. Haces una exposición y no una relación. Recuerda que las conversaciones no son unilaterales, tienes que lograr que la otra persona también comparta sus ideas o comentarios. Probablemente esa persona quiera hacer networking al igual que tu, así que muestra interés por sus aspiraciones y escucha.

4. Follow up:

Este paso es el más importante de todos. Tienes que ver el networking como el inicio de la conversación, no como el final. Siempre encuentra el momento en tus conversaciones de pedirle a la persona la mejor manera de mantener el contacto. Si no haces esto, puede que termines pareciendo un stalker. Contacta a la persona a las 48 horas de hacerlo conocido, si les vas a escribir un email referencia algo de lo que conversaron para que te recuerden.