Lo urgente vs. Lo importante

Author:
Publish date:

La mejor forma de lograr tus objetivos es siendo organizado y manejando bien tu tiempo. Por eso existen las agendas, estas sirven perfectamente para guiarte en tus tareas del día a día. Sin embargo, de nada sirve que tengas una si no sabes organizar bien las actividades que hay en ella. Con esto nos referimos a ordenar las tareas jerárquicamente para definir cuál de tus proyectos es más importante que el otro.

Quizá es por la Ley de Murphy o porque de vez en cuando existe la mala suerte, pero basta que tengas muchas cosas que hacer para que se te presenten mil y un compromisos más. Así terminas saturado de todo lo que tienes por hacer. Te entendemos en este tipo de situaciones, a nosotros también nos pasa. ¿Pero qué pasa si te decimos que tenemos la solución? La próxima vez que tengas que realizar una agenda de tus actividades se te hará más fácil y el tiempo no será problema si aprendes a diferenciar lo urgente de lo importante.

Lo urgente

Los diccionarios nos dicen que una urgencia es la inmediata obligación de cumplir algo. Sin irnos muy lejos, lo que realmente tienes que saber de lo urgente es que está asociado al tiempo. ¿Por qué? Las actividades que suelen ser de gran urgencia son porque existe una fecha límite, por lo tanto, se vuelven prioridad ya que necesitan realizarse antes que cualquier otra cosa.

Lo importante

Por otro lado, la Real Academia Española define lo importante como una cualidad conveniente o interesante con mucha entidad o consecuencia. Dio justo en el blanco: lo que tienes que entender de lo importante es que está asociado a una consecuencia subjetiva. ¡Y tú dices qué trae mejores o peores consecuencias para ti! Una actividad es importante cuando sabes que al llevarla a cabo, traerá algo bueno.

Algunos ejemplos

  • Si tienes que escribir dos ensayos para la universidad, gana el que tengas que entregar primero.
  • Si tienes que estudiar para dos exámenes distintos, primero va el que tenga más contenido y sea más difícil de aprender.
  • Si la actividad no tiene alguna fecha en específico, nunca tendrás que considerarla como urgente.
  • Si tienes dos informes que entregar y uno tiene mayor porcentaje que el otro, probablemente el de mayor porcentaje sea más importante para ti.

Si todavía tienes problemas diferenciando entre estos dos, siempre puedes usar el principio de Eisenhower. Este ex presidente de los Estados Unidos consiguió una manera de organizarse mejor creando este principio: separar las tareas en 4 estratos. Estos son importante y urgente, importante pero no urgente, no importante pero urgente, y no importante ni urgente.

 ohhdeer.com

ohhdeer.com

Una vez que aprendas a definir entre lo urgente y lo importante, te será más fácil manejar tu agenda. Mientras tanto, puedes seguir leyendo artículos en Komienza. que quizá no es urgente, pero sí puede considerarse importante.