Nintendo NX: esto es lo que necesitas saber

Author:
Publish date:

El NX, el nombre en código utilizado para la próxima consola de Nintendo, es tal vez uno de los sistemas más intrigantes de los últimos años. Esto es especialmente cierto de las consolas de Nintendo, que desde el Wii y el Nintendo DS han impulsado conceptos diferentes con hardware único que siempre resulta, como mínimo, interesante.

Pero este caso es diferente: ambos Nintendo DS y Wii fueron éxitos monstruosos, mientras que el Nintendo 3DS obtuvo resultados más modestos a un paso menos acelerado. Por último está el Wii U, que ha sido un tremendo fracaso para la compañía. Para ponerlo en contexto: el Wii vendió un total de 101,63 millones de unidades, mientras que el Wii U, ya en su último año de vida, lleva apenas 13,02 millones.

Ese número subirá en cantidades insignificantes de aquí a marzo, cuando debute el NX. El Wii U es la consola peor vendida en toda la historia de Nintendo, y es por eso que todos los ojos están puestos en la nueva propuesta de la compañía. Es por eso que el NX resulta mucho más interesante que cualquier modelo anterior, porque responde a la pregunta: ¿qué está haciendo Nintendo para “salvarse”?

La compañía anunció oficialmente en 2015 que ya trabajaba en un nuevo sucesor del Wii U, y ella misma fue quien le dio al sistema el nombre no-definitivo, “NX”. Desde entonces, rumores y especulaciones han surgido por todo el internet para responder esa gran pregunta. Casi desde el principio, una de las ideas más mencionadas era un “híbrido” entre una consola portátil y un sistema casero, y parece que esa idea no estaba demasiado lejos.

Nuevos reportes y rumores de las últimas semanas sugieren que el NX será, primero y principal, un sistema portátil —aunque con un twist, por supuesto. El reporte original proviene de Eurogamer, en donde se expone que el NX será “una consola portátil con controles removibles”.

Según las fuentes del medio, el formato del NX es una pantalla con mandos a los lados (similar al GamePad del Wii U). Esos mandos pueden retirarse, y una vez queda la pantalla separada (que incluye el “cerebro” de la consola), esta se coloca en una especia de base que la conectará al televisor y la convertirá prácticamente en una consola casera. Finalmente, las dos piezas laterales restantes servirían como controles individuales para dos jugadores.

Eurogamer presentó también una imagen de cómo se vería el NX, en teoría. La ilustración no es nada oficial, sino un concepto realizado por ellos mismos para plasmar la idea gráficamente:

Eurogamer Nintendo NX

El reporte también aclaró otros tres puntos sobre el sistema, al menos según lo que sus fuentes informaron. El primero es simple: el NX no correrá Android, como algunos rumores sugirieron en algún momento, sino un sistema operativo desarrollado internamente por Nintendo —tal y como lo han hecho todas sus consolas hasta ahora. Segundo, la consola usará cartuchos para las copias físicas de sus juegos. Usar CD ya no tendría sentido, después de todo, así que la lógica dice que podemos esperar un formato similar a los juegos del DS y 3DS.

El último punto es tal vez el más interesante después del hardware: los gráficos. En algún momento, se especuló que la consola tendría un desempeño a la par del Xbox One y PS4; pero este reporte sugiere todo lo contrario. Nintendo optará una vez más por no jugar en “la batalla de los gráficos”, sacrificando poder por portabilidad y autonomía para lo que es, esencialmente, un sistema portátil. Es una decisión que tiene todo el sentido del mundo, realmente.

El verdadero punto llamativo es que aparentemente la compañía se resguardará en Nvidia para empujar al NX. Específicamente, Nintendo utilizará un chip de la línea Tegra, orientado principalmente al uso de sistemas móviles. El chip más reciente de esa línea (y el más poderoso) es el Tegra X1, actualmente presente en la tablet Pixel C de Google y en la Shield Android TV, la caja multimedia de Nvidia que es prácticamente una micro consola con Android.

De hecho, Eurogamer también sugiere que los kits de desarrollo actuales que ya tienen algunos desarrolladores en sus manos utilizan este mismo chip. Es incierto si este procesador será el que veremos en la versión final del NX. Es probable que la consola final use un X2, por ejemplo, que todavía no está disponible para el sector; pero en teoría podría estrenarse con el sistema.

De cualquier forma, tomando la Shield Android TV como referencia, los prospectos gráficos del NX son prometedores. No queda duda que Nintendo no se acercará al desempeño de Microsoft ni Sony, y el cambio a una nueva arquitectura desecha por completo la posibilidad de retro-compatibilidad nativa; pero el X1 es capaz de cosas bastante asombrosas para el formato, y la emulación de juegos clásicos es completamente posible —de hecho, el potencial en ese aspecto es uno de los prospectos más positivos.

Una cosa es clara: Nintendo no planea competir en el mismo campo de batalla del PlayStation 4 y Xbox One (que por cierto está a punto de ponerse más complicado gracias a nuevas versiones). La compañía una vez más apuesta por lo diferente, y en este caso las ideas tienen sentido —ciertamente mucho más sentido de que el Wii U jamás tuvo.

Olvidémonos del hardware por un momento. El NX es una excelente idea no por sus capacidades “híbridas”, sino por la fusión de las divisiones móviles y caseras de Nintendo en un sola librería extensa y unificada. El Wii U fue un fracaso, pero el 3DS no; y unir ambos para enganchar a los consumidores en un solo lugar es lo que tiene sentido. Es la decisión inteligente.

No hay que hacernos falsas ideas —esto es Nintendo, después de todo. Pero los más optimistas tenemos razones para esperar con expectativa el próximo año. Ya sabemos que el NX llegará en marzo, y es seguro que este año será la revelación del sistema (Eurogamer apunta a septiembre). También conocemos un par de juegos confirmados como The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

No sé tú, pero nosotros esperamos poder jugar Pokémon desde nuestro televisor.