3 pasos para una buena investigación - Komienza | Vive tu vida al máximo
Hacer research debería ser considerado un arte

Googlear algo es la solución a la mayoría de los problema de hoy en día. Si tienes una duda de ortografía… Google. Si quieres aprender a cocinar una receta… Google también. Si quieres ver el nuevo video de Rihanna… Google otra vez. Para ciertas cosas este buscador es perfecto. Sin embargo, ya cuando se trata de algo más serio, tienes que saber que los resultados que consigues son muy básicos y que muchas veces no es suficiente para una buena investigación.

Esto del research va mucho más allá de Wikipedia. Incluso, esa página a veces puede llegar a ser tan poco confiable… En ella cualquiera puede escribir, modificar o poner a su punto de vista en la información de la página. A veces hay que dejar a un lado este tipo de websites y aprender a hacer una buena investigación. Aquí te decimos cómo.

Paso 1: Infórmate con lo básico

Si no conoces absolutamente nada del tema, lo primero que tienes que hacer es buscar la información básica. Aquí te puede funcionar responder las preguntas: qué, cómo, dónde, cuándo, por qué. Una vez que conozcas lo superficial, estás listo para sacar de ella palabras claves y otros temas relacionados. ¿A qué nos referimos con esto? Si estás buscando sobre los refugiados de Siria, quizá es bueno también buscar los países que están relacionados a esto y a partir de ahí sacar nueva información relevante.
Es importante que entiendas lo básico del tema para luego ir profundizando. Ten claro también qué tipo de información necesitas. Si debes hacer un ensayo de 5 páginas, no bastará solo una explicación sencilla del tema, tienes que abarcar muchos puntos más. Básicamente, este es el momento de decidir cómo y hacia dónde vas a enfocar tu investigación.

Paso 2: Busca fuentes confiables

Ahhhh, el internet. Nuestro mejor amigo. ¿No te da rabia cuando alguien lo utiliza para mal? Sin duda es una de las mejores herramientas que tenemos. Sin embargo, puedes conseguir allí información alterada o un sinfín de mentiras. Por eso siempre busca fuentes confiables, tampoco te creas todo lo que lees en internet. Para hacértelo más fácil, te dejamos los 3 tipos de fuentes que puedes conseguir:

  • Fuente primaria: libros, enciclopedias, tesis, personalidades importantes, expertos y personas oficiales.
  • Fuente secundaria: referencias de fuentes primeras, resúmenes, recopilaciones.
  • Fuente terciaria: listados de fuentes anteriores o libros que hablen sobre un tema en específico.

Esto aplica para todo. Incluso, si eres old school y te gusta más ir a la biblioteca y buscar información en los libros... Es válido. Recuerda siempre evaluar la fuente que vayas a utilizar. Es difícil, lo sabemos... Por eso antes de pasar al siguiente paso puedes tomar en cuenta lo siguiente

  • Asegúrate que la fuente tenga el nombre del autor.
  • ¿Es una opinión o es una realidad lo que el autor está diciendo?
  • Revisa si la información está respaldada por estudios, noticias y cosas de esas.

En fin, para terminar con este punto... Recuerda ponerle mucha atención y guardar todas las referencias y nombres de autores, libros y páginas. Luego tienes que citar toda la información que conseguiste y no será muy divertido si pierdes las fuentes.

Paso 3: Da tu opinión propia

Más allá de investigar lo que otros dijeron y preguntar a los más sabios, es importante que después que hayas aprendido sobre el tema y te hayas informado lo suficiente, des tu propia opinión al respecto. No te dediques sólo a repetir lo que otros dijeron... Piensa cómo te sientes con el tema, por qué sucede eso, qué soluciones podrían hacerse (Si es que las hay) y no tengas miedo de dar tu criterio. Es verdad que no eres el presidente de Data Análisis o el secretario general de la ONU, y muchos dirán que tu opinión no es necesaria, pero pon a funcionar esa cabecita y si ya sabes lo suficiente como para crear tu propio juicio, no tengas miedo de hacerlo.
La estrategia que utilices para investigar decidirá el resultado final de lo que estés haciendo. ¡Asegúrate de escoger la mejor!