Google Keep es la mejor aplicación de notas que puedes usar - Komienza | Vive tu vida al máximo
La simplicidad le gana al resto de las opciones

Tomar notas es una de las funciones más útiles que podemos aprovechar en nuestros teléfonos y, afortunadamente, con la enorme cantidad de aplicaciones disponibles hay opciones de sobra para escoger la que más se adapte a nuestros gustos. En mi caso, tengo una preferencia bastante marcada por una: Google Keep.

Google Keep es, para mí, la mejor aplicación de notas disponible. Pero lo mejor de esa declaración es que no excluye a las demás opciones para escoger. Evernote, por ejemplo, es una plataforma robusta y completa, y OneNote de Microsoft también ofrece una experiencia sólida, en especial si estás más comprometido con Windows.

Al final, sin embargo, Keep es la aplicación que siempre me da lo que quiero. En una sola palabra, simplicidad.

En comparación al resto de las opciones, Google Keep es una aplicación joven, con apenas tres años de vida. Sin embargo, incluso desde su introducción, Keep ofrecía una experiencia bastante única gracias a su enfoque minimalista. Mientras que la competencia, que ya tenía tiempo en el mercado, ofrecía herramientas mucho más poderosas, Keep se conformaba con ser, literalmente, una aplicación de notas escritas. Nada más y nada menos.

Técnicamente, era una aplicación menos versátil, pero en ofrecer tantas utilidades, las demás también perdían algo de intuitividad. Keep la mantenía gracias a su propuesta: básicamente una especie de organizador de notas Post-It digital. El gancho secreto, sin embargo, era que también se sincronizaba con la nube, por lo que podías acceder a tus notas desde cualquier dispositivo al que te conectaras, y se actualizaban en tiempo real. La realidad es que esta función no era nada nuevo, pero con el apoyo de la gigantezca plataforma de Google resultaba atractivo de igual forma.

Esa tal vez era la función más especial de Keep, pero hoy la aplicación es otra muy diferente. Google ha estado implementando nuevas funciones continuamente, y hoy Keep le hace frente al resto de competencia en términos de funcionalidad. Como usuario, ha sido una experiencia muy satisfactoria, porque incluso luego de todas estas nuevas utilidades (un poco más sobre eso adelante), Keep mantiene su simplicidad. Al final del día, esa es la verdadera razón por la que me quedo con ella.

De hecho, cuando pienso en aplicaciones, y cómo son productos en constante cambio, Keep es uno de los mejores ejemplos de cómo hacer las cosas bien. Google lanzó la aplicación como algo muy pequeño, muy simple. Pero lo poco que hacía, lo hacía bien. En vez de lanzar algo muy robusto pero que probablemente necesitaría pulirse bastante, la compañía tomó la dirección contraria, y fue la decisión sabia. Poco a poco, los desarrolladores de Palo Alto han introducido más y más herramientas, todo sin distorsionar demasiado la propuesta inicial de la app.

¿Y cuáles son esas herramientas, exactamente? Además de la sincronización entre plataformas, que incluyen Android, iOS, Chrome OS y una versión web, también puedes:

  • Hacer notas en forma de listas con checks para ir descartando lo que ya esté listo
  • Guardar imágenes y audio. Una nota puede consistir simplemente de una imagen o de un audio, por ejemplo. O pueden ser complementos de una nota de texto ya existente también
  • Keep puede tomar el texto que aparece en una imagen y transcribirlo a, bueno, texto, automáticamente para que tú no tengas que hacerlo
  • Compartir y editar notas en conjunto, muy parecido a lo que se puede hacer con documentos de Google. De hecho, puedes exportar notas a Google Docs
  • Crear recordatorios con alarmas
  • Puedes dibujar. Si estás en una tablet y prefieres notas a mano, es una opción
  • Puedes usar Keep como un organizador de marcadores, esencialmente. La aplicación no muestra solo el enlace, sino también un adelanto de la página que guardaste
  • Hay una robusta opción de organización: desde etiquetas y hashtags hasta colores de las notas

Lo más irónico de todo esto: no uso casi ninguna de esas funciones, con la excepción de guardar imágenes y crear listas. Las herramientas están ahí, pero es muy fácil no verlas, y para mí eso es la mejor parte. Las he usado, por mera curiosidad y entusiasmo sobre las aplicaciones en general, pero no las uso con regularidad en situaciones reales. Por ahora, todo lo que quiero de Google Keep es una aplicación de notas de texto, y todavía sigue haciendo eso fantásticamente. Pero el día que necesite algo más, al menos sé que ya tengo la opción.