El mejor valor de 'replay' que encontrarás

Amo los videojuegos, pero los juego móviles… no tanto, para ser honesto. La escena de mobile gaming ha mutado para convertirse en algo lejos de lo ideal, con decenas y decenas de clones, títulos genéricos de muy mala calidad y, lo peor de todo, prácticas cuestionables de monetización por parte de los desarrolladores. Por muy amigable y colorido que puede verse Candy Crush, el juego puede ser bastante hostil al momento de pedir tu dinero. Y como Candy Crush, cientos de ejemplos más.

Sin embargo, sería bastante cínico de mi parte asegurar que “todo está perdido” en los juegos móviles, y que no hay cosas fantásticas en esta plataforma, porque lo cierto es que sí las hay. No son demasiados, y ciertamente no se llevan la atención principal, pero están ahí. Son pocos los juegos móviles que recomendaría sin reservaciones. Pero de entre los que he jugado (hay muchos más que seguro valen la pena pero no he tenido la oportunidad de probar), estos son tres que se han quedado conmigo en un nivel personal.

Alto’s Adventure

c01_Chasm.gif

Si tuviera que describir Alto’s Adventure en una sola palabra, sería sin duda “hermoso”. La presentación es el arma secreta de Alto. El gameplay no es nada del otro mundo: es básicamente de un “infinite runner” en 2-D. Bajas una montaña esquiando y atrapando llamas en tu camino hasta que caigas por un acantilado o tropieces con una roca. Bastante directo, pero basta para que eches un vistazo al juego para entender por qué es especial.

Una de mis cosas favoritas sobre Alto, y esto podrá sonar un poco ridículo, es la pantalla de inicio. Es simplemente hipnotizante. Tiene un ciclo de día completo, incluso amanecer y atardecer, y hasta diferentes climas. Durante el juego el día también avanza, pero es en la pantalla de inicio, cuando no tienes más distracciones, que puedes apreciar por completo lo hermoso que pueden ser gráficos tan simples.

El arte minimalista es encantador, aunque debo admitir que no demasiado original (recuerda a Monument Valley y otra ola de juegos similares). Creo que el verdadero secreto es la iluminación. De cualquier forma, las imágenes hablan mucho mejor, así que puedes ver el video.

Oh, y también es gratis. No te preocupes por publicidad invasiva o técnicas de monetización agresivas. No lo hubiese incluido en esta lista en ese caso.

Disponible en iOS y Android

Threes

THREES_trailer.gif

La historia de Threes es un poco trágica, especialmente cuando se trata de un juego tan excelente. Threes fue una de las víctimas de la rampante horda de clones que invaden Google Play y la App Store. Una copia descarada del juego llamada 2048 se alzó sobre el original por ser gratuito, y Threes sufrió como consecuencia. El juego igual fue un modesto éxito, pero obligó a sus creadores a lanzar una versión gratis con publicidad para mantenerse competitivos.

Threes es un juego de acertijos con números. La idea es ir sumando múltiplos de tres y llegar a los números más altos que puedas antes de que te quedes sin movimientos posibles en el tablero. Además de que el juego en sí es excelente, el verdadero éxito es una tranquilizante y pegajosa música que nunca cansa, acompañada con mucha personalidad: cada múltiplo tiene personalidades, y a veces te hablan y dicen cosas como “Vamos, ¡muévete!” cuando tardas mucho en hacer un movimiento.

Perder en Threes es fácil, pero también lo es aprender a jugarlo estratégicamente. Probablemente no harás puntuaciones tan enormes como la del video, pero puedes divertirte intentándolo.

Disponible en iOS, Android y Windows Phone (también Windows 10 y Xbox One)

Super Hexagon

giphy.gif

Super Hexagon es un juego extremadamente difícil. Es frustrante, y no perdona ninguna equivocación. También es mi juego móvil favorito, y es uno que nunca, pero nunca desinstalaré de mi teléfono. Siempre vuelvo a él, y siempre quedo enganchado cuando lo abro.

No hay una forma muy fácil de explicar Super Hexagon (es mejor verlo en acción): es un juego extremadamente minimalista en donde controlas un punto que gira sobre un eje central en la pantalla hacia la dirección que quieras. La idea es esquivar las paredes que vienen hacia ti y durar la mayor cantidad de tiempo posible sin chocar. El punto es que las cosas se mueven bastante rápido, y además giran y hacen cambios de dirección al azar. Los que se marean fácilmente no encontrarán una experiencia agradable.

Todo esto ocurre mientras suena una acelarada música que te hará querer saltar y bailar al mismo tiempo que juegas. Probablemente sea un poco difícil hacer ambas cosas. 

Disponible en iOS y Android (también Windows, Mac y Linux).

¿Algún juego increíble que no hayamos nombrado? Deja un comentario y con seguridad lo jugaremos.