Si dormir poco es malo, dormir demasiado también lo es

En el mundo existen dos tipos de personas: los que duermen poco y los que duermen demasiado. ¿Quién de los dos está haciendo lo correcto? Ninguno.

Sí, desde pequeños nuestros padres se encargaban de que a más tardar a las ocho de la noche estuviésemos en nuestras camas ya arropados, listos para dormir. Seguro en ese entonces pataleabas, llorabas y querías quedarte viendo por horas la televisión. En cambio ahora muchos desearían volver a aquellos tiempos para poder dormir de nuevo bien y aprovechar ese descanso… ¿Cuántas veces has suplicado tener el tiempo para echarte una siesta?

Ahora con el estilo de vida, la tecnología y el multitasking es muy difícil tener las horas de sueño necesarias. Incluso, hay muchos que duermen, pero no de una forma adecuada. Aquellos que les gusta disfrutar una buena noche de sueño o una siesta bien merecida, sin darse cuenta están beneficiando mucho a su organismo. Según la Oficina de Prevención de Enfermedades y Promoción de la Salud entre esos beneficios se encuentran: enfermarte menos, mantener un peso adecuado, controlar el estrés y mejorar tu ánimo, pensar con más claridad y tener un buen desempeño.

Sin embargo, si bien desde toda la vida sabes que dormir lo suficiente es necesario para que tu salud esté bien, es bueno aclarar otras cosas que quizá no sabías… Si dormir poco es malo, dormir demasiado también lo es.

Cada vez que te vas de rumba y te acuestas a las seis de la mañana, despertándote luego a las tres de la tarde o cuando tienes un trabajo que entregar y desvelas toda la noche y después el fin de semana estás intentando recuperar ese sueño perdido… Te lo decimos: estás cometiendo un grave error.

Si alguna vez has dormido la siesta, sabes que cuando te despiertas estás todo perdido e incluso te sientes más cansado de lo normal. Según The National Sleep Foundation lo recomendable para personas promedio es dormir de siete a nueve horas. Según esta fundación (La cual nosotros tampoco sabíamos que existía hasta hoy), dormir demasiado puede causar graves efectos en tu salud, un estudio aseguró que aumenta el riesgo de diabetes, obesidad y problemas en el corazón.

¿Ahora qué? Si desde hace un tiempo por la noche no pegas un ojo y duermes muy mal, quizá estos tips te ayuden:

  • Duerme en completa oscuridad. La luz le hace señas a tu cerebro de que es hora de despertarse y ponerte en marcha. Y no creemos que quieras que esto te pase a las tres de la mañana.
  • Aléjate de tu despertador, celular, tablet, televisor o cualquier otro artefacto eléctrico.
  • Tu cama es solo para dormir. Si eres de los que comes, haces tarea, lees, pasas el rato en tu cama entonces se te hará más difícil conciliar el sueño por las noches porque tu cuerpo y tu mente ya se acostumbraron a ella.
  • Establece un horario de dormir. Y sabemos que esto es complicado porque muchas veces hay que desvelarse… Sin embargo, intenta no alterar tus horas de sueño demasiado.
  • No utilices un reloj despertador muy ruidoso. En serio, ¿quién quiere despertarse con un ruído atormentador? Solo te pondrá de mal humor por la mañana. Mejor opta por un tono suave o quizá más ameno para ti, puede ser incluso una canción que te guste.
  • Evita la cafeína y el alcohol antes de dormir. Ese vaso de Nestea en la cena o esa taza de café después de las siete de la noche no es tu mejor aliado.
  • Escuchar música de relajación es buena idea para conciliar el sueño.

¿Cómo vas a llevar a cabo todo esto? Para hacértelo más fácil, aquí te dejamos 5 de nuestras aplicaciones favoritas para cumplir todos estos objetivos.

  • Sleep Better: esta aplicación conoce a la perfección tus patrones de sueño, es decir, monitoriza las horas que duermes y dependiendo de eso te da consejos para llevar una vida más sana, pero a tu propio ritmo. Además, es capaz de reconocer los factores que afectan tu sueño para cambiar y mejorar tus hábitos.
  • Alarm Everyone: para aquellos amigos tuyos que nunca van a un plan porque "se quedaron dormidos" o "el teléfono se les quedó sin pila"... Llega esta aplicación que permite que ciertos amigos puedan despertar a otros mediante alarmas. Genius!
  • Puzzle Alarm Clock: como el mismo nombre nos dice, la alarma de este despertador solo se callará si resuelves el rompecabezas que te aparece en la pantalla de tu teléfono, entre ellos ecuaciones matemáticas y memoria de imágenes. ¿Masoquista? Un poco... Pero funciona.
  • Pillow: esta aplicación logra registrar no solo tus horas de sueño, sino también los sonidos que haces al dormir. Quizá es un poco creepy, pero esto puede servir para conocerte más al dormir. Lo mejor de todo es que también cuenta con modos de sueño, es decir, puedes elegir si vas a dormir por la noche o te vas a echar solo una siesta.
  • Relax Melodies: ¿música para dormir? Esta aplicación te permite mezclar música y crear tus propias playlists... La canción de cuna perfecta.

Sabemos que estas noticias no son las mejores para aquellos que les encanta dormir. Aún así, es mejor saberlo. No te olvides de mantener siempre en correcto estado ese reloj biológico que tanto dicta tu vida.