17% de la población total de Norteamérica es latina

El característico empresario Donald Trump ha deslumbrado y causado bastante controversia a lo largo de su carrera por la presidencia de los Estados Unidos. Las adulaciones hacia este persona de copete amarillento han visto su máxima expresión en este año de elecciones en EEUU, pero ¿Qué sería de Estados Unidos si este personaje de las masas llega al salón oval? ¿Qué tan grave se vería afectada la población latina con esto?

Antes de entrar en detalles con Trump, es necesario saber cuántas personas latinas hay en EEUU. Según el PEW Research Center las personas latinas representan el 17% de la población total de Norteamérica lo que conlleva a decir que hay 55,2 millones de latinos viviendo de par en par por todo el territorio estadounidense, de los cuales solo 25,4 millones pueden votar en contra o a favor de Trump, aunque es muy claro que la mayoría quiere al copete fuera de la presidencia.

El presidente Donald Trump

Ahora, adelantemos el tiempo al 8 de noviembre de 2016, el día de las elecciones en EEUU. El señor Trump le ha dado un vuelton a Hillary Clinton y gana las elecciones, nadie se lo esperaba pero el empresario ha logrado la presidencia de los Estados Unidos en contra de todas las estadísticas. Trump es ahora el hombre más poderoso del mundo, viene con ideas claras y concisas para que América sea grande otra vez (Lema de su campaña presidencial) pero ¿qué tan grande puede ser si una sus primeras acciones será expulsar a todo aquel que no sea ciudadano estadounidense o tenga sus papeles en regla? En EEUU hay 11 millones de inmigrantes ilegales que hacen vida en el país, el sueño de vivir una vida mejor se vería arruinado por las políticas de inmigración que plantea Trump, pero este señor no piensa lo que conlleva eso y la cantidad de recursos que cuesta mover 11 millones de ilegales y deportarlos a sus países, además que no todos son de México.

“Creo que es un proceso que puede tomar 18 meses a dos años si se maneja apropiadamente. Los sacaré tan rápido que tu cabeza dará vueltas, incluso mucho antes de comenzar el muro (fronterizo) (…) Ellos estarán fuera. Saben, tenemos un tremendo problema de crimen” Donald Trump

Para Trump el proceso de deportación duraría 2 años si se emplea una cantidad astronómica de dinero; en un estudio realizado en el 2015 por American Action Forum, la entidad estimó que se necesitaría entre 400 mil y 600 mil millones de dólares para deportar a 11 millones de ilegales, lo que implicaría la pérdida de 11 millones puestos de trabajo. La entidad ve poco probable que se puede hacer ya que la economía estadounidense se podría ver bastante afectada. La idea es más que descabellada ya que el presupuesto es muy elevado, capaz el señor Trump plena poner algo de sus millones para la causa que apoya con tanto desdén. Lo más preocupante es que él le da la mayoría de la culpa a los inmigrantes por la criminalidad en Estados Unidos y lo que él seguro no sabe es que los Estados de mayor tasa de criminalidad son los que menos población inmigrante tiene, según el Federal Bureau of Investigation's Uniform Crime Report.

ht.jpg

El muro fronterizo con México para evitar la entrada de ilegales a suelo estadounidense, es otra de las ideas locas de un señor que nunca se ha tenido que preocupar por el dinero. Es seguro que cuando se sentó con sus asesores políticos no pensaron en la magnitud de que cuesta y conlleva hacer algo así en la frontera con un país. Lo interesante de todo esto es ver cómo Trump logrará que México pague el muro, ya que costaría 8 mil millones de dólares construirlo. Algo totalmente ilógico para una idea fue propuesta por él mismo.

El latino nacionalizado y sus parientes en el exterior

rtr.jpg

Las leyes migratorias propuestas por Trump tienen como prioridad sacar a todo aquel que no sea ciudadano o no tenga sus papeles para estar en Estados Unidos, pretende elegir a los inmigrantes que tengan más probabilidades de tener éxito en EEUU y así dejarlos estar en el país, siempre y cuando se mantengan trabajando.

Las visas para algunos países serán eliminadas si no se pueden comprobar los antecedentes de la persona en la embajada del país de origen, pero siempre y cuando se puedan comprobar los antecedentes de la persona podrá optar por una visa con el procedimiento regular. Ya dentro de los Estados Unidos se les dará prioridad a los ciudadanos estadounidenses por encima de los inmigrantes legales para conseguir un trabajo en cualquier lugar. En pocas palabras no habrá igualdad de oportunidades para aquellos estén buscando algo mejor en sus carreras en EEUU ya que siempre se les pasará por encima, esto hará que la división social se note mucho más.

visa.jpg

Se acabarán las amnistías para aquellos inmigrantes ilegales que la soliciten, Trump ha prometido eliminar y despedir a los ejecutivos encargados de otorgarlas; a su vez pretende triplicar los agentes fronterizos con México para evitar cualquier incursión de inmigrantes desde México y así mantenerlos a raya, como si fueran delincuentes.

El orgullo y la adulación excesiva serán las características de este personaje de copete amarillo al frente de una de las potencias más grandes del mundo, solo el tiempo dirá y el pueblo de los Estados Unidos quien tomará la batuta del manda más el próximo 8 de noviembre de 2016.