“Oh no, más publicidad”, pensó sabiamente el lector

Instagram reveló recientemente una nueva iniciativa para su red social en donde los usuarios podrán realizar compras a través de la plataforma, una decisión que sin duda reforzará las posibilidades de monetización de la plataforma. En una entrada en su blog oficial, la compañía explicó un poco sobre qué los llevó a tomar esta nueva decisión y cómo funcionará exactamente la nueva propuesta.

Según Instagram, la experiencia de compra en la plataforma móvil nunca ha sido más importante. “De hecho, más del 84% de usuarios de smartphones en Estados Unidos buscan, investigan y comparan productos mediante un navegador web o una aplicación móvil”, elabora la entrada. Sin embargo, Instagram cree que muchas veces el usuario no recibe toda la información que necesita para realizar una compra rápidamente, y con el poder de las imágenes de su plataforma, la compañía claramente quiere cambiar eso.

Por eso es que pronto las shoppable photos se convertirán en una función nativa de la aplicación, en Estados Unidos solo por ahora (a usuarios selectos de iOS primero) y eventualmente a nivel global. Funciona básicamente así: las fotos con la función activada tendrán una pequeña etiqueta en la parte inferior izquierda, y al presionarla la aplicación mostrará todos los productos presentes en la imagen, incluyendo información sobre el precio. De ahí, podrás dirigirte directamente a la página de compra de la marca. No hay nada demasiado complicado realmente.

Si bien Instagram ya cuenta con publicaciones sponsored, este nuevo tipo de fotos podrá ser introducido en publicaciones normales también. La iniciativa sin duda se convertirá en una poderosa plataforma de publicidad y compras para la compañía, pero también amenaza con convertirse en un peso para sus usuarios. Afortunadamente, al menos por ahora, la función solo estará disponible para marcas selectas, no cualquier persona que desee usarla. Aunque la expansión de la función a usuarios convencionales definitivamente es una posibilidad.

Lo importante aquí, sin embargo, es la dirección en general que ha tomado Instagram. Esto podría muy fácilmente convertirse en nuestro futuro, y eventualmente nos encontraríamos comprando cosas en Facebook, Instagram y Snapchat; y menos en Amazon. Aunque es importante destacar que con esto, Instagram claramente no busca ser una plataforma de compra y venta, sino simplemente de promoción. La función aún depende de enlaces externos para completar el proceso de compra. La compañía claramente no quiere competir con nadie, sino simplemente desarrollar una relación simbiótica.

Es una idea interesante, y de seguro una que los inversionistas aprobarán felizmente.