Una frase que nunca pensé que diríamos

Es cierto. Donald Trump alcanzó los votos necesarios antes de Hillary Clinton. A las 3:30 de la mañana (hora de Venezuela), se anunció que Trump había llegado a los 278 votos de los 270 requeridos para ser electo presidente de los Estados Unidos. Resultados finales: 278 Trump - 218 Clinton.

La noticia viene como una sorpresa tomando el cuenta lo bien que le estaba yendo a Hillary el día de las elecciones. Además, muchos de los early voters habían votado por el partido demócrata, según encuestas.

Muchos estábamos esperando la victoria de Clinton. Era la favorita de los afroamericanos, mujeres e hispanos. Sin embargo, estas elecciones demostraron que ser el favorito de las minorías no te lleva al éxito en un país con 320 millones de habitantes... donde la mayoría son personas blancas.

Resulta curioso ver cómo lo que muchos veían como el "villano" resultó ganador del proceso electoral. Y es que Trump tiene excelente manejo del público; por algo The Apprentice tenía tantos viewers. Algo de su frase "You're fired!" nos gustaba; quizá era la manera de decirlo o cómo su mano señalaba a la víctima cada episodio. Vivimos en una era donde muchas personas ven reality shows (las Kardashians tienen 12 temporadas al aire, aún no entendemos cómo ni porqué) y el villano tiene un appeal díficil de explicar y mucho más difícil de entender. 

Además, the Donald sabe manejar muy bien las redes sociales. ¿Sus tweets a las 3am? No eran loqueras de medianoche; eran parte de una estrategia de viralidad en Internet, algo que Clinton intentó hacer cuando publicó su nominación a través de un video en el 2015. 

Y tenemos los hechos a la mano: si las RRSS se vuelven locas cuando una Jenner monta una receta de aguacate, ¿cómo nos vamos a resistir a un influencer como Trump? Piénsalo así: si series como Keeping Up With the Kardashians existen desde hace 12 años, ¿qué son 4 años de Trump en la presidencia en comparación?

Muchos republicanos dijeron que apoyaban a Trump porque decía las cosas que ellos pensaban y que más nadie decía. Esto es entendible. La parte del "villano" entra en juego cuando las cosas que dice son ofensivas y cuando su plan de acción para obtener el objeto de deseo es construir una bendita pared en la frontera.

Los americanos no se tomaron esto a la ligera. Mientras muchos bromeaban sobre mudarse del país, la página sobre inmigración a Canadá colapsó en la noche cuando los números eran 204-238 a favor del partido republicano.

Estamos de acuerdo con que ninguno de los dos candidatos fueron nuestra primera opción como nominados de cualquier partido. Pero, then again, no somos nosotros sino los ciudadanos americanos quienes escogen eso, junto al guiso de la política americana.

Como en todas las elecciones, hay sospechas de fraude. Esto se debe a un sistema electoral bastante complejo, más aún si eres un país con 3 husos horarios diferentes. Otros afirman que es por amenazas de Trump e incluso porque él había dicho que  no aceptaría la derrota, lo que igual es insignificante: el no admitir la derrota no te acceso a acciones legales ara cambiar el resultado. 

En fin, no sabremos qué pasó detrás de escena, pero como me han dicho antes:

  "La política americana es igual de sucia que la venezolana. La diferencia es que hablan inglés"