Levantarse estresado no es obligatorio - Komienza | Vive tu vida al máximo
Claves para estar stress-free a las 6 de la mañana

Las mañanas son sinónimo de estrés. Que levante la mano aquel que nunca salió apurado de su casa y se le que quedó el desayuno o que estaba medio dormido y se le olvidó el trabajo que tenía que entregar ese día.

Nadie…

No eres el único que en la mañana siente que el tiempo vuela y que no le da chance de hacer nada. Incluso muchos no son personas hasta que se toman su taza de café.

Keep your chin up, no te estreses más. Aquí hay 5 tips para que tus mañanas sean más bonitas y amigables.

No pierdas el tiempo revisando el teléfono

Te despiertas y lo primero que haces es agarrar el teléfono. Y mientras tus ojos se acostumbran al brillo para poder responder los mensajes que tienes pendiente, ahí ya perdiste como 10 minutos. Apenas te despiertes, haz todo lo que tienes que hacer y de último, si todavía tienes chance, revisa el teléfono antes de salir.

El día anterior prepara todo

Asegúrate de tener guardado todo lo necesario en tu bolso la noche anterior. Lo peor que puedes hacer es buscar algo por la mañana porque seguramente con el corto tiempo y el malhumor no lo vas a encontrar… Si prometiste llevarle algo a alguien al día siguiente, guárdalo de inmediato para que no se te olvide. Si necesitas entregar un trabajo, ponlo cerca del bolso. Si vas a almorzar fuera de tu casa, deja todo preparado y cocinado de una vez. Ten una lista de cosas que no se te pueden olvidar por la mañana y ve tachándolas.

Ten una idea de la ropa que usarás

Cuando tienes uniforme o estás ya cansado de planear tu ropa, no piensas lo que te vas a poner. Sin embargo, hay ocasiones especiales que sí es necesario saber qué ropa vas a usar. Si tienes una entrevista, vas a salir a un lugar importante por la mañana o simplemente quieres vestirte bien… Planea tu outfit con anticipación para que no estés sufriendo a las 6 de la mañana.

No te olvides de desayunar

El desayuno te va a dar energía para sobrevivir en el transcurso del día. Así que por muy corta que sea tu mañana, siéntate y aunque sea tómate una buena taza de café para despertarte… Sin que nadie te fastidie hasta que te la termines.

Respira profundo

Otra muy buena manera es despertarte y respirar muy profundo. Relájate y estírate todo lo que quieras… Si bien no es válido darle snooze a la alarma, sí es recomendable tomarte unos minutos para asimilar que otro día está por comenzar.

Lo último... Intenta no acostarte tarde. En el momento no te importará, pero el sueño te pasará factura apenas te despiertes y sientas que eres un zombie.