El título lo explica bastante bien. Luego de un arduo estudio a lo largo de 365 días, por fin logramos reducir nuestra visión a las diez empresas que se lucieron en el 2016 y que no cabe duda que tienen un gran futuro planeado para el 2017.

Huawei

Huawei es una más de esas compañías chinas con un éxito envidiable en el mercado de smartphones de su país, pero con un desempeño menos que ideal en el estadounidense. Aun así, Huawei ha demostrado que la perseverancia rinde frutos. Con el Nexus 6P, vimos el potencial de la compañía para fabricar un teléfono objetivamente fantástico. Y fuera de la colaboración con Google, el Honor 5 se ha convertido en uno de los equipos más codiciados en el competitivo espacio de modelos económicos.

En cuota de mercado, Huawei es actualmente el tercer vendedor más grande a nivel mundial, y no hay razones para creer que en 2017 se detendrán. El hecho de que hace poco lanzaran la única tableta Android que puedo recomendar es solo un extra.

Tesla

Si esta lista tuviera algún tipo de orden por importancia, Tesla probablemente sería mi número uno. La compañía es, puesto de forma simple, uno de los entes más disruptivos de no solo una, sino dos industrias (tech y automotriz). Esa disrupción es positiva, por supuesto. Aunque puede que Elon Musk y sus autos eléctricos no sean el mesías que los ambientalistas esperan para reducir la contaminación, es difícil argumentar que este no es el futuro. Otros fabricantes saltaron al tren eléctrico este año, después de todo.

Pero no solo se trata de carros eléctricos, porque pareciera que Tesla quiere controlarlo todo. La compañía también se está convirtiendo en líder de la energía solar, y su ambición en tecnología de vehículos autónomos es la más avanzada del momento. 2017 verá la llegada del Model 3, su modelo económico y, por lo tanto, el más importante de todos.

Twitter

Un meme común en esta época del año es hablar sobre lo terrible que ha sido 2016. Sin embargo, es probable que nadie pueda decir eso con más propiedad que Twitter. La compañía no ha tenido un buen año. Recorte de personal, supuestos forcejeos internos, un liderazgo comprometido, y el cierre de Vine son solo algunos de los desafíos que Twitter ha tenido que enfrentar este año.

Por eso, 2017 será clave para la compañía, y es probable que no por razones favorables. Twitter sigue siendo una plataforma culturalmente relevante, pero Jack Dorsey y compañía tendrán que hacer un severo reajuste de expectativas… o morir en el intento, y ser adquirido por un jugador más grande.

LittleBits

LittleBits es una de las cosas más adorables que he visto. También es algo que me hace sentir estúpido, en vista de que es un producto pensado principalmente para niños. Y estoy seguro de que yo no sabría ni por dónde empezar.

En esencia, LittleBits es una marca de una serie de kits de piezas electrónicas, diseñadas bajo un principio similar a los Legos solo que, en vez de armar un carrito, estás armando un circuito eléctrico. Las posibilidades son básicamente infinitas. Es el regalo perfecto para cualquier niño que proclame querer ser un inventor cuando crezca. Ya están a la venta en Estados Unidos, y yo sé qué quiero uno. No sé para qué, pero lo quiero.

Nvidia

Nvidia es el indiscutible líder de mercado en lo que a tarjetas gráficas para consumidores respecta. Pero hay un espacio en donde eso no es cierto. AMD es el proveedor de las tres principales consolas de videojuegos: el Xbox One, el PlayStation 4, y el Wii U. Eso cambiará en 2017, con la llegada del Nintendo Switch, que se apoyará en la tecnología Tegra de chips móviles de Nvidia para empujar sus juegos.

Pero esa es mi pasión de gamer hablando. En la vida real, Nvidia está ganando terreno en el sector automotriz también, gracias al desarrollo de un software dedicado a la tecnología de manejo autónomo. La compañía asegura que ya tiene clientes interesados como Tesla, Audi, Ford, y BMW. Adicionalmente, la incursión en el sector de realidad virtual era inevitable gracias a la experticia de la compañía en gráficos de videojuegos. Sí, el próximo año será decisivo.

Aquion Energy

Los últimos 20 años han demostrado ser un crecimiento exponencial para la tecnología de consumo. Sin embargo, hay algo que difícilmente ha mejorado y, dependiendo de a quién le preguntes, de hecho ha empeorado un poco. Hablo de las baterías.

La tecnología de baterías que persigue Aquion Energy probablemente va un poco más allá de lo que conseguimos en nuestros teléfonos. Pero no por eso es menos importante reconocer a un startup con tecnología innovadora en el sector, y que ha conseguido respaldo de Bill Gates y compañías como Shell, gracias al posible efecto positivo que podría tener para el medio ambiente.

24M

De hecho, ¿a quién le importa el medio ambiente? Es broma, a todos nos importa. Pero para mi vocal descontento con las baterías de los teléfonos, 24M podría ser la solución. La compañía está implementando nuevas tecnologías en la fabricación de baterías de litio, esas que usamos en nuestros dispositivos móviles.

¿La parte emocionante? Según 24M, reducirán el costo de fabricar estas baterías hasta un 50%.

Slack

2016 fue un buen año para Slack. La plataforma de grupos de chats para trabajo pasó de 750.000 usuarios a 3 millones. La compañía también introdujo nuevas funciones al servicio como videollamadas, y ha demostrado una iniciativa envidiable en el uso de bots, además de alianzas con negocios e integración con aplicaciones de terceros.

Sin embargo, el éxito de Slack también ha servido de inspiración para otros jugadores, por lo que han surgido competidores directos del servicio. Microsoft y Facebook, por ejemplo, tienen sus sus propios servicios, listos para hacerle frente. El principal desafío para Slack en 2017 será demostrar que sigue siendo el líder en un sector de negocios que, si bien no inventó, definitivamente sí perfeccionó.

Snapchat

Podríamos hablar mucho sobre los distintos experimentos de Snapchat, o cómo el próximo año será decisivo para la compañía en materia de anunciantes (Snap tendrá que cortejarlos de una forma más efectiva). También podríamos mencionar cómo 2017 será un campo abierto de batalla con Instagram, que ahora ha copiado varias funciones. Pero en los últimos meses, solo una cosa ha resaltado sobre la red social: los Spectacles.

Los lentes de Snapchat han causado una ligera sensación entre sus usuarios más devotos. En gran parte, gracias a una inteligente estrategia de mercadeo por parte de la compañía. Será muy interesante ver a dónde llevará Snap este nuevo proyecto… si es que es algo más que una moda pasajera de los millennials.

Airware

No hemos hablado mucho sobre drones en esta lista, pero no podían faltar, ya que siguen siendo uno de los sectores más jóvenes de la industria con un potencial aún por explotar. Airware podría estar en el centro de todo, y no por las razones que crees.


En vez de hacer sus propios drones, Airware en cambio ha enfocado sus esfuerzos en desarrollar un sistema de control para cualquier dron, lo que le da la posibilidad de convertirse en una de las paradas obligatorias para todo fabricante. Tal vez no sea la analogía más acertada, pero es como si dijéramos que es “el Android de los drones”.