Pero tiene muchas menos

Siempre es bueno una rivalidad sana, que te impulse a dar todo de ti, de ir por ese 110%. No como ciertas personas enfermizas que se hacen rivales de los demás y que solo buscan eliminarlos de la forma que sea, de formas ruines o deshonestas. Lo digo porque conocí algunos casos. Esas personas parecen no recordar de que es imposible ser el mejor en algo si no existen más que para competir. Aunque, cuando hablamos de el mundo de los mercados, si tu empresa es la única encargada de hacer o producir algo, es más conveniente para ti, ya que todo el mundo acudirá en busca de tus ofertas o servicios.

Lucha de Titanes

Hablemos de los sistemas operativos: ¿Qué pasa cuando tenemos a dos gigantes compitiendo? Gigantes como Google y Apple. Lo primero es que existirá cierto daño colateral, ya que tanto grandes como pequeñas empresas pueden olvidarse de entrar en este mercado. Lo digo porque aún Microsoft no ha podido tener el éxito que se espera que tenga una empresa de su tamaño, pues el Windows Phone no es el favorito de los consumidores. Pero, ¿por qué ocurre esto? Bueno, existen una serie de factores que ha mi parecer son determinantes.

iphone-7-google-pixel-phone-31

Apps para todos, siempre que pagues

El primer factor es la marca en sí de los terminales. En el caso de Apple, el iPhone se ha convertido en una especie de símbolo de clase, éxito y capacidad económica, independientemente de que su sistema operativo sea el más rígido y el menos personalizable que exista. Con Android, de igual manera influye la marca. Solo que, al estar disponible con un gran número de clientes, te da a elegir mayor variedad. Sin embargo, Samsung es la más notable.

Segundo, creo que el tema estético juega un papel importante, ya que las personas comen mucho con los ojos. El diseño de IOS es bastante pulido, aunque no admite el cajón de aplicaciones, y tal vez se pueda ver sobrecargada la pantalla. Sin embargo, es excelente y fácil de usar. Android, que aplica el Material Design, una normativa de diseño enfocado en la visualización del sistema operativo como de visualización web, es en mi opinión el que mejor se ve, y uno de los más intuitivos.

Finalmente, el factor clave y decisivo son las Apps, y aunque Apple cuenta con muchísimas menos, se lleva la victoria sobre su competencia Android. Las cifras muestran que la App Store funciona de una forma increíble a la hora de generar beneficios, ya que factura prácticamente el doble que la Play Store.

Con 2,2 millones de aplicaciones disponibles, Apple logra que sus usuarios compren más aplicaciones. Esto no es novedad, ya que en Android hay muchísimas más aplicaciones gratuitas, por lo que es lógico que el número de ingresos sea menor.

Saber vender es la clave


La exclusividad de las apps desarrolladas para IOS es notoria, y hace que resalten sobre las desarrolladas para Android, lo que incita a sus clientes a comprar más. En el caso de Google, sabemos que lo gratis no siempre es bueno. Existe ese famoso dicho de “demasiado bueno para ser verdad”: apps gratuitas saturadas de molestos anuncios de publicidad, fallas en la ejecución, y otro detalles hacen que la Play Store se vea sucia. Sin embargo, la facilidad de desarrollo y variedad es muchísimo mayor, y aunque sea en un mundo de tecnicismos, Apple se lleva la victoria en la guerra de las Apps.