Todo lo que necesitas para por fin entender por completo estos premios

Hablemos de las nominaciones al Óscar, ¿injustas o no?

Supérenlo, Meryl Streep rocks

Esta es la época en la que los cinéfilos activamos todos nuestros receptores y hacemos un countdown para los premios más prestigiosos del mundo del cine. Además, es una oportunidad para compartir opiniones (donde debates y guerras se llevan a cabo) y en algunos casos (en mi caso), se hacen apuestas algo caras para ver quién se llevará la famosa estatuilla dorada.

Los premios Óscar siempre nos dan de qué hablar y, esta vez, las nominaciones fueron un tanto polémicas por distintas razones: algunos opinan que la Academia ha dejado a varios olvidados y que le ha dado por recordar a otros poco merecedores, también se le acusa de pecar de favoritismo y, por supuesto, nunca se cohíben al momento de sorprendernos.

La mayor crítica del año pasado fue la falta de nominaciones para actores negros, asiáticos y latinos. Lo que significó que la fiesta fue white only, aunque sabemos que Leo la pasó brutal igual.

The Verge

The Verge

Este año, La La Land igualó a All About Eve y a Titanic en cuanto a número de nominaciones; Meryl Streep logró su 20° nominación y, finally, la diversidad racial protagoniza la ceremonia (después de dos años). Ya era hora porque desde el 2013, la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, es una mujer negra.

Pero mucha gente parece estar molesta; las calles han estado abarrotadas de gente protestando por las candidaturas de este año. Ok, eso es mentira, pero sí se ha mostrado cierto descontento porque, ¿cómo es posible que La La Land tenga más nominaciones que clásicos del cine como The Godfather o Casablanca? ¿O que Amy Adams y Hugh Grant hayan sido completamente olvidados?

En mi opinión, la razón de tanto odio es que la mayor parte de las películas nominadas este año son súper dinámicas y no cumplen con ese requisito de ser películas de plots pesados que tanto distinguen a la Academia. Además, cabe destacar que la película favorita es una historia de amor y, ¡un musical! (Una inspiración para que los amateurs en el cine dejen de hacer películas sobre depresión).

Se nota que las preferencias están cambiando y que los Óscars se están actualizando a los gustos modernos. Sin embargo, tiene una memoria algo deficiente.

La Academia tuvo reconciliaciones

Mel Gibson obtuvo 6 candidaturas por Hacksaw Ridge, siendo su primera película desde el 2006 con Apocalypto, pero no olvidemos que en el 2011 Gibson fue acusado de violencia doméstica (con grabaciones incluidas) y sentenciado a 3 años de libertad condicional. Prácticamente, fue vetado por la Academia. Aún no sé si esta reconciliación me hace feliz, a diferencia de Andrew Garfield que dijo: “Estoy complacido de que su trabajo y su talento sean reconocidos de esta forma”.

Hacksaw Ridge - JC Magazine

Hacksaw Ridge - JC Magazine

Recordó a algunos

También sorprendió bastante ver que consideraron a películas tan poco satisfactorias como lo fueron Passengers (con dos nominaciones) y Suicide Squad, (really?) Igualmente sucedió con el actor Micheal Shannon, por su papel en Nocturnal Animals, porque no fue nominado ni para los Globos de Oro, ni para los BAFTA. Pero él sí merece la candidatura, tbh.

Y cómo recordó a unos, olvidó a otros

Amy Adams, Annette Benning, Taraji P. Henson, Hugh Grant y Tom Hanks fueron algunos de los actores con los que la Academia decidió “hacerse la loca”. Esperábamos una nominación tanto por su trabajo como por su trayectoria. Lo mismo pasó con el viaje en busca de la fe que presentó la película Silence, de Martin Scorsese, que no sólo no recibió una candidatura como Mejor Película, sino tampoco como Mejor Director. Y Deadpool… ¿qué es eso? Ninguna, aunque se esperaba la de Mejor Guión Adaptado.

      Ver relacionados:

      Review: Moonlight

      Review: Hacksaw Ridge

      Review: Hidden Figures

Y en el caso de Birth of a Nation, la Academia no se hizo la loca sino que le cerró la puerta en la cara. Pues, todo iba bien para esta película hasta que salieron a la luz ciertas verdades que involucran a su director y actor, Nate Parker, en crímenes de violación. Sorry not sorry.

Sh*t happens

Desde 1929, la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas nos obliga a pelear con nuestros seres queridos sobre quién es mejor que quién, pero nos encanta y lo sabemos.

Así que, no diría que son injustas o no, son los Óscar, y aunque existan muchos desacuerdos en cuanto esta ceremonia, estamos conscientes de que no dejaremos de verla este domingo. 

Que, por cierto...

¿Quién va a ser el host?

Jimmy Kimmel será el host de la ceremonia número 89 de los Óscars. Esta sería su primera vez como anfitrión de la gala, y esperamos que no se equivoque en lo más mínimo, ya que lo estarán viendo en vivo alrededor de 225 países y territorios en todo el mundo. No big deal…

Es una realidad que las personas tienden a ser muy críticos con lo que se dice o se hace en este tipo de premiaciones. Sobre todo con el host, porque básicamente es el encargado de hacer la noche más amena y entretenida para todos. Si falla, todo el mundo lo va a recordar. Por eso se necesitan meses de preparación para una presentación que dura apenas cinco horas. Sin duda es un honor ser el anfitrión, pero es difícil hacer empatía con el público desde los primeros minutos, y no ser criticado por el resto del año hasta que llegue otro que lo haga peor.

¿Pero por qué Jimmy Kimmel? Lo primero que tienes que saber es que ya ha presentado en años pasados los Emmys y los American Music Awards, así que tiene experiencia en el tema. Además, hace poco realizó un programa especial de ABC llamado Jimmy Kimmel Live: After the Oscars, en el cual se ha encargado de discutir sobre la ceremonia. Al parecer, a las personas les ha gustado y ha recibido buen feedback, así que hay esperanza.

Si bien los programas de monólogos y humoristas en vivo son clásicos en Estados Unidos, no todo el mundo disfruta del humor negro. El mayor reto para Jimmy Kimmel será tener cuidado con el tipo de chistes que hace, y evitar los que al público mundial no dan risa.

Esperamos que Jimmy Kimmel se destaque junto a Michael de Luca y Jennifer Todd, quienes son parte de la producción de la ceremonia de este año. Después de todo, le están pagando doce mil euros por ser el host de la noche.

Las categorías que nunca entiendes

Vamos a aclarar tus dudas sobre algunas categorías de la premiación que, aunque te emocionas cuando una de tus películas favoritas gana, nunca entiendes realmente de lo que se trata. Aquí una guía muy corta para que este año no estés perdido y sientas que eres un duro en el tema.

  1. Mejor actor/actriz de reparto: se lo lleva el actor/actriz que tuvo una actuación impecable con un papel secundario.
  2. Mejor banda sonora: el ganador es el compositor de las mejores canciones de una película (Ahem, te están viendo La La Land)
  3. Mejor canción original: es una canción que fue compuesta especialmente para una película y puede considerarse el single del largometraje.
  4. Mejor dirección de fotografía: el encargado de la cámara en la película, incluyendo iluminación, movimientos, tomas, encuadres, etc.
  5. Mejor dirección de arte: el encargado del escenario, la puesta en escena, la paleta de colores y el ambiente de toda la película.
  6. Mejor edición de sonido: el encargado de unir perfectamente los diálogos, música y efectos de sonido.
  7. Mejor sonido: el encargado de crear los efectos de sonido y grabar los diálogos de la película para que todo suene correctamente.
  8. Mejor guión adaptado: una película que está basada en otra historia ya creada. Puede ser un libro adaptado.
  9. Mejor guión original: un guión que cuenta una historia creada solamente para una película, y es una obra original del guionista cinematográfico.
  10. Mejor montaje: después de que todo está grabado, este premio se lo lleva la persona que se encargó de ordenar y cortar todo el material visual para darle sentido a la película.
  11. Mejor efectos visuales: o mejor conocido como efectos especiales, es el premio que se otorga por crear los mejores efectos en una película, sean o no por computadora.
Arrival

Arrival

      Ver relacionados:

      Review: Manchester By The Sea

      Review: Arrival

      Review: Fences

Por otro lado, las categorías más importantes son Mejor Película, Mejor Actor/Actriz y Mejor Director, mientras que hay otras no tan principales como Mejor Cortometraje y Mejor Documental. Y aunque quizás crees que el director se queda con la estatuilla si su película ganó Mejor Película, en realidad es el productor el que se lleva todo el crédito en esa categoría.

Si los Óscars fueran democráticos…

Ya sabemos que La Academia tiene su jurado bien calificado. Pero por alguna razón, las personas no siempre están de acuerdo con sus decisiones. Si en los Óscars el público pudiera votar, de seguro los ganadores serían estos (sin ánimos de ser sarcásticos).

  • Ryan Gosling como Mejor Actor, porque todas las mujeres en el mundo lo consideran el hombre más sexy de la tierra, aunque Casey Affleck se lo merezca más.
  • Emma Stone como Mejor Actriz, porque la audiencia ama su carisma y Meryl Streep ya tiene muchos premios.
  • Manhershala Ali como Mejor Actor de Reparto, porque es un crack
  • Viola Davis como Mejor Actriz de Reparto, porque el público se quedó pegado con ella desde su actuación en The Help.
  • Damien Chazelle como Mejor Director, porque a todos nos hizo llorar al final con La La Land.
  • Jackie como Mejor Vestuario, porque cuando vimos a Natalie Portman vestida como la esposa de Kennedy tuvimos un déjà vu.
  • La La Land como Mejor Banda Sonora, solo porque la película era un musical y ajuro tenías que prestarle atención a las canciones.
  • How Far I’ll Go de Moana como Mejor Canción Original, porque es Disney y siempre se gana algo.
  • Zootopia como Mejor Película Animada, porque ya Moana se llevaría el premio de Mejor Canción y hay que ser equilibrados.
  • Hacksaw Ridge como Mejor Sonido, porque es una guerra y debe ser difícil grabar sonidos de bombas.
  • Rogue One: A Star Wars Story como Mejor Edición de Sonido, porque ahora todo el mundo es fan de Star Wars.
  • La La Land como Mejor Película, porque si dices que no te gustó la película, entonces tus amigas te van a poner la cruz.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

giphy (3)

 Cómo ganar un Óscar, según psicólogos  

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, mejor conocida como los Premios Oscars, está compuesta por 6 mil miembros votantes, entre los cuales se incluyen artistas y profesionales de la industria del cine. Ellos se encargaran de elegir es sus determinadas categorías, los films, actores y profesionales merecedores del premio. Conocer esta información es importante, así sabrás por qué tu película favorita no ganó.

Elegir a los ganadores de los Academy Awards no es una votación sencilla. Primero hay que elegir quiénes serán los nominados, y lograr la conciliación de las preferencias de 6 mil miembros no es tarea fácil.

Para determinar a los nominados, se utiliza el método de Voto Único Transferible, aplicable en elecciones políticas en Australia e Irlanda. Este método emplea un sistema de cuotas, es decir, de mínimo de votos. En el caso de los Óscar el primer paso es que los miembros de la Academia enumeren, en orden de preferencia, las que consideren sean mejores películas y actores. Cualquiera que tenga alrededor de 550 menciones como lo mejor del año, se convierte en nominado. Los votos que excedan la cuota, son transferidos a la segunda mejor opción del electorado y así sucesivamente.

Sin embargo, sabiendo todo esto, un grupo de psicólogos de la Universidad de Queensland (Australia) ha descubierto la vía más corta para ganar un Óscar. Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista 'British Journal of Psycology'.

Analizando el historial de los premios de la AMPAS (Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de EE.UU) y de la BAFTA (Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión), específicamente, han estudiado la distribución de los premios al mejor actor y a la mejor actriz desde 1968. El estudio incluyó un total 908 merecedores del premio (97 ganadores y 383 nominados al premio Óscar, y 97 ganadores y 331 nominados al BAFTA).

Según la investigación, es más probable que una actor reciba un premio si pertenece al mismo grupo social que la mayoría del jurado. Además, los resultados mostraron que la mayoría relativa de los ganadores (69% del Óscar y 46% del BAFTA) y nominados (67% del Óscar y 53% del BAFTA) tenía nacionalidad estadounidense. Esto ocurre tanto en América como en Europa, en proporciones similares, por lo que tal vez no exista una imparcialidad total en la elección.

Y hablando de...

#EsUnHecho: La política participará en los Óscar

En la historia de los premios Óscar, se han realizado discursos inolvidables en pro de los problemas sociales y políticos del momento. Es entendible que los famosos hagan buen uso de su voz para defender sus posturas en la noche más importante del mundo del cine. Es una oportunidad que aprovechan para crear consciencia y hacerles saber al mundo que los artistas están ahí para defender a los inocentes de los poderosos e injustos, ya que también son ciudadanos y tienen derechos (pero sobre todo, influencia).

Además, como la gran mayoría debe saber, la situación política en Estados Unidos está un poco más que tensa desde que Donald Trump asumió la presidencia el pasado 20 de enero de este año.

Las órdenes que ha ejecutado este hombre, han sido llamadas ridículas, injustas y hasta antidemocráticas (justificadamente); y por supuesto, gran parte de los ciudadanos no defienden el silencio como modo de protesta. Han exigido el respeto de sus derechos en las calles, a través de las redes sociales, y en todas las formas posibles.

Así mismo lo han hecho los artistas en numerosas ceremonias a lo largo de la temporada de premios del cine de este año. Podemos recordar los discursos de Meryl Streep en los Golden Globes; los de David Harbour en los premios SAG; y las caras de Winona Ryder, Julia Louis-Dreyfuss y Mahershala Ali, cuando señalaron el imperdonable comportamiento y las infames decisiones de Trump sobre el aborto y la inmigración.

Y a pesar de que algunos no tuvieron la oportunidad de expresarlo con palabras, muchos aprovecharon para manifestarse de alguna forma, sea con carteles o insignias.

Me parece que es un deber como figura pública mostrar una postura cuando la injusticia está cobrando vida y forma, porque invita a otros a hacer lo mismo, pero con la certeza de que hay otros de su lado.

Ahora, aunque el decreto de inmigración haya sido temporalmente suspendido, las intenciones de Trump y sus fans son claras, por lo que no debemos cometer el error de subestimarlas. Los artistas deben incitar al amor y la tolerancia entre las distintas nacionalidades que residen en un mismo país, y no sólo en Estados Unidos. El humano es un ciudadano del mundo; no hay ninguna virtud en limitarse, juzgarse y ofenderse por una frontera.

Los premios de la Academia son vistos en casi todas partes del mundo, y es sintonizado por millones de personas que observan la última ceremonia de la temporada de premiación, que casi siempre comienza a partir de enero. Es como la cereza final para aquellos que se deleitan de emoción al comerse el helado durante los premios de todos los meses previos. Y a nivel internacional, es mucho más sintonizado que otros, por lo que la audiencia es mucho mayor. Y si vas a enviar un mensaje al mundo, ¿qué mejor oportunidad que ésta para hablar?

El  domingo 26 de febrero seremos testigos de otra inolvidable presentación de las mejores piezas cinematográficas del año. Sin embargo, tengo la certeza de que no será una ceremonia superficial como cualquiera otra. No es conveniente que se hagan los locos cuando tantas cosas están pasando en el mundo, y estoy segura de que no lo harán.

      Ver relacionados:

      Review: Hell or High Water

      Review: Loving

      Review: Lion

Algo con lo que podemos contar es con el poder de las voces de personas conscientes, dignas de ser escuchadas con admiración y respeto. Éstos han sido algunos de los discursos políticos más famosos que han protagonizado la gala de los Óscars. Prometo no hacer la lista interminable.

  • Marlon Brando, cuando en 1973, una activista de origen nativo americano rechazó su premio como Mejor Actor por The Godfather. Al mismo tiempo, acusó a la industria cinematográfica de presentar una imagen errónea de los nativos. Postura que Brando defendió casi toda su vida.
  • La activista Sacheen Littlefeather que se presentó en lugar de Brando 
  • Patricia Arquette, que defendió los derechos igualitarios de la mujer cuando recibió el premio como Mejor Actriz de Reparto por Boyhood en el 2015.
  • Michael Moore aprovechó su premio de Mejor Documental y decidió manifestar su desagrado con respecto a la guerra que Bush declaró contra Irak en el 2003: “Estamos en contra de esta guerra, Sr. Bush. Debería sentir vergüenza”.

Y me gustaría hacer mención de uno muy relevante para las intenciones de este artículo, que es el de Alejandro Iñárritu, cuando ganó por Mejor Película con Birdman en el 2015. Sus palabras se enfocaron en la esperanza de que los mexicanos residentes en Estados Unidos pudieran ser tratados “con la misma dignidad y respeto de los que vinieron antes de ellos a construir esta nación de inmigrantes”.

The Huffington Post

The Huffington Post