I will survive…

“Uno no sabe lo que tiene, hasta que lo pierde”.

Esa es la frase más cliché que puede existir en el mundo (además de “no eres tú, soy yo”, aunque no venga al caso), pero es la que pega perfecto cuando hablamos de nuestros queridos megas. Sí, esa data que nos hace felices, pero al mismo tiempo nos hace sufrir… y mucho.

Los smartphones fueron creados para hacer, a través de nuestros teléfonos, lo que a diario hacíamos con nuestras computadoras, el problema es que necesitamos esta data que llamamos “megas” y muchas veces los planes que nos ofrecen en las compañías telefónicas no son suficiente para sacar el máximo provecho.

Si quieres disfrutar de todos los beneficios que trae tener internet en tu teléfono, estos son los trucos que necesitas saber para no gastarte todos los megas el mismo día que los recargaste (como por tercera vez en el mes):

Conoce qué aplicaciones se gastan más tus megas

Para empezar, tienes que saber qué cosas te consumen más los megas, para eso, cada teléfono (ya sea de iOS o Android) tiene la opción de ver una lista completa de las aplicaciones de tu teléfono donde te especifican cuál te está comiendo más tu data. Búscala en los ajustes.

Utiliza el Wi-Fi

Esto tal vez es obvio, pero a veces olvidamos que es mejor estar conectado al Wi-Fi para resguardar los megas. Así que cuando vayas a casa de un amigo, no tengas pena o miedo de pedirle su clave de Wi-Fi. En serio, todo el mundo lo hace…

Sin embargo, cuidado con las malas conexiones de Wi-Fi que pueden jugar sucio contigo. Cuándo tienes una señal muy baja, es probable que no te des cuenta y tu teléfono utilice tu data del celular.

Ah, y nada de actualizaciones o grandes descargas mientras no estés en Wi-Fi.

Quita la opción de background app refresh

Si ya hiciste el punto número uno, seguro notaste que cada aplicación tiene una opción propia llamada background app refresh. Esta función se encarga de actualizar la aplicación constantemente aún cuando no entres en ella, de esta forma la información de la aplicación se mantiene en tiempo real para cuando la vuelvas usar, como por ejemplo: Twitter. Suena chévere, hasta que te das cuenta de que te está consumiendo los megas en exceso, así que es mejor desactivarla, al menos en las aplicaciones que realmente no utilizas.

Lo mejor de todo es que si lo haces, tu batería no se acabará tan rápido.

En los mensajes, aplica las imágenes de baja calidad

Si eres de los que recibe miles de imágenes a diario por estar en no sé cuántos grupos de WhatsApp, mejor utiliza la opción de imágenes de baja calidad, no vas a notar la diferencia. Además, hay aplicaciones que te permiten la función de no descargar nada automáticamente si no te encuentras en Wi-Fi.

Si eres adicto a Facebook u otras aplicaciones con muchos vídeos estilo YouTube, intenta quitar la reproducción automática. Te ahorrarás bastantes megas.

Nada de streaming

Está de más decir que ver cosas en tiempo real como Netflix, Spotify o vídeos Live consumen en exceso tus megas, es preferible que descargues la información para luego utilizarla fuera del Wi-Fi.

Intenta con otro buscador

Existen buscadores como Google Chrome que tienen la opción de guardar información, la cual te permite ahorrarte casi un 50% de megas. Opera Mini también es una buena opción, a diferencia de Safari que puede gastar mucha más data.