Toma tu tomate, Mark Zuckenberg

Mientras todos creían que Snapchat estaba sacando la banderita blanca ante Facebook, según un nuevo reportaje de New York Times, la compañía está trabajando en un drone para tomar fotos y grabar videos directamente para la aplicación.

¿Se llamará “el drone fantasma”? (Lo siento por el chiste malo, pero tenía que hacerlo...)

Aparentemente, este producto de la compañía va a funcionar tal cual un drone común y corriente, solo que estará conectado a Snapchat automáticamente para poder transmitir fotos y videos en vivo. Esto sería bastante atractivo para las marcas que se encuentran aliadas a Snapchat, ya que es una estrategia perfecta de mercadeo.

Sin embargo, no serían los primeros en realizar un producto de este estilo, ya que como dijimos en otro artículo, ya existe un drone que funciona de la misma manera. Igualmente, siendo bastante realistas, lo más probable es que este drone tenga más impacto y ventas en el mundo, solo porque fue hecho por Snapchat y la red social sigue siendo una de las más utilizadas. Duela a quien le duela.

¿Por qué Snapchat está haciendo todo esto?

Después de que sacaron su primer producto conocido como los Spectacles, los lentes compatibles con la aplicación que fueron un éxito, Snapchat no quiere dejar de tomar espacio en el mercado mundial. Los Spectacles permiten tener una visión subjetiva del usuario, pero ahora con el drone esto cambiaría, ya que sería otra opción para mostrar una realidad desde otra perspectiva mucha más extensa.

Por otro lado, la guerra de Mark Zuckenberg con Snapchat es clara y es lógico que quieran ampliar sus productos para hacerle la competencia.

Y en un futuro…

Con esto podemos ver qué tipo de producto e intereses está enfocado Snap Inc. en estos momentos. Es claro que la compañía está buscando nuevas formas de contar historias y facilitar a los usuarios de hacerlas públicas y virales en el internet, pero no al estilo de Facebook o Instagram, más bien se está inclinando poco a poco hacia la manera de GoPro.

Ese punto es interesante, pues demuestra como Snapchat prefiere evadir a su rival más fuerte y no tan favorable. No podemos culparlos, a veces no es mala idea reformarse y cambiar ciertas cosas, sobre todo cuando te están haciendo la vida imposible y el futuro es incierto en este tipo de mercado como lo puede ser el de las redes sociales.

Lo único preocupante es el precio de estos nuevos drones que, si todo sale bien, veremos pronto en el mercado. No todo el mundo puede pagar un drone, o estaría dispuesto a pagar uno por mero capricho. Si Snap Inc. se lo piensa bien, podríamos llevarnos una sorpresa con esto y ver más drones en el cielo que de costumbre.


Ojalá sea así, a mí me encantaría tener uno.