Siempre hay alguien que la corta

Desconocemos la vida sexual de nuestros lectores, pero apostamos cuatro empanadas de cazón a que al menos han escuchado una anécdota ajena donde una frase disminuye el calentón. Las palabras son una cosa seria. Cualquiera que sea descontextualizada, hará que la excitación desaparezca en cuestión de segundos. No importa el grado, igual la magia pasa. Créannos, hay gente que la corta.

Se dice que tener sexo es todo un acto de seducción que requiere de un proceso minucioso. No solo basta con un físico que atraiga a dos o más personas. También se necesita de actitud al momento de decir algo. Una palmadita, apretón, mordida, caricia, lamida, etc… también son parte del juego. Pero si lo tuyo es hablar, por favor lee este artículo para que no la embarres.

face-1

No nos ha pasado solo a nosotros y, para hacerlo lo más fiable posible, entrevistamos a unas cuantas personas para que compartan alguna vivencia incómoda. Imaginen que están en una situación similar: ¿qué harían? Nuestros entrevistados hicieron esto:

Karina: “Me han dicho de todo pero la que más he odiado ha sido 'Mira cómo tienes mi pipicito'. Yo dije en mi mente: ¿es en serio? Que tipo tan gallo. Tanto que me gustaba, tanto que quería tenerlo encima. Pero de verdad, cuando me dijo eso, mi cara no fue normal. No sé si se dio cuenta, pero no pude evitarlo. De paso lo dijo en un tono así estilo porno. Él juró que fue así, pero nada que ver. ¡Qué gallo! Igual estuvimos, pero de verdad no lo disfruté. Esa frase se repetía en mi cabeza. Tuve que imaginar a Hugh Jackman para llegar al orgasmo. Aunque si el dijera eso vestido de Logan, se lo paso.”

122714

Manuel: “Había cuadrado con una chama a la que le tenía ganas desde hace meses, pero se hacía la dura, la seria pues. Cuando estamos en su casa, se desnuda y comienza a masturbarse. Todo iba bien, hasta que dijo 'Grrr dámelo todo'. Tan bonita que era, pero mi erección desapareció. Ojalá hubiera tenido un espejo para mostrarle lo poco sexual que se vio. Le mandé un mensaje a un pana para que me llamara, y así fue. Le dije a la chama que me llamaron del trabajo para pirarme de ahí.”

tumblr_static_face_

Endrina: “Yo no sé por qué hay hombres que uno les habla claro que quiere sexo, y ellos se arman una novela. La otra vez iba a estar con uno y, cuando ya me lo había metido, me dijo: '¿quieres ser mi novia?'. Le dije por supuesto que no, y se puso a llorar. Muchacho gafo.”

2dccb205b8c84fc6b0d9e9437654e077

Fernando: “Me da asco tirar con una mujer que tenga la regla. De pensarlo, me dan ganas de vomitar. No importa si sea Diosa Canales, simplemente me repugna. Bueno, una vez iba a estar con una. Habíamos cuadrado todo: casa, licor y comida. Todo listo hasta que dice que tenía el periodo. 'Voy a quitarme el pañal'. Preferí hacerme la paja en su cara por no avisarme.”

chavez.source.prod_affiliate.84



Daniela: “Iba a estar con una chama que era cancioncita, así que esperé ser la pasiva. Estaba esperando que me dijera perra, sucia, diabla, putica, lo normal pues. Pero no. Dijo: 'Soy tu bebeshita'. Parece marica. Al final la deje ahí, y tiré con mi novio por estar de gafa, y que experimentando.”