¿Un nuevo gadget?

¿Recuerdas esa moda de los flash tattoos? Esos tatuajes temporales con colores metálicos y de diferentes formas que las personas se ponían para ir a rumbear y se creían lo máximo por eso… Realmente nunca entendí cuál era la emoción de tener uno, pero sin duda fueron un éxito entre los millennials.

Pero ahora, esos mismos tattoos están a punto de evolucionar a un nivel que nadie creía posible. MIT Media Lab, en colaboración con Microsoft Research, ideó un tatuaje usable que puede utilizarse como un control remoto, entre otras cosas. Exacto, esa cosa pegada a tu piel ahora puede cambiar la música que estás escuchando desde tu Spotify.

Foto: DuoSkin

Foto: DuoSkin

Mejor conocidos como DuoSkin, estos tattoos están hechos de los mismos materiales que los originales, sólo que con algunos cambios un poco más tecnológicos. Principalmente, estaban hechos de hojas de color metálicas, adhesivo vinyl y papel de tattoos, pero estas empresas crearon varias opciones para darle un uso diferente.

El primer tattoo, llamado “input”, consiste en un diseño simple, pero que al mismo tiempo haga referencia a un control remoto, de modo que puedas cambiar algo como tu música o los canales a través de él. El segundo, conocido como “output”, responde a la temperatura de tu cuerpo y lo muestra mediante el cambio de color del tatuaje. El tercero, llamado “communiation”, se enfoca en crear una comunicación entre tu diseño y tu teléfono, es decir, utilizando la misma tecnología del Apple Pay, tu tattoo es capaz de enviar información a tu teléfono como por ejemplo la entrada de cine que compraste.

Sé que suena muy abstracto, sin embargo, ambas empresas creadoras están seguras que en un futuro la piel será un lugar para aplicar la tecnología, pero que no se puede dejar a un lado lo estético y lo atractivo. Los smartwatches o wearables no serán los únicos en este mercado, nuevos productos surgirán para adaptarse a nuestras necesidades.

De igual forma, explicaron que este proyecto pretende unir a toda una generación, haciéndolo muy accesible (3 dólares aproximadamente, por si te preguntas qué tan accesible). Podrás decidir tu propio diseño mediante un programa que te asesora cómo los circuitos deben ser, después se agregará al vinyl y papel de tattoo y, por último, en la capa metalizada se le colocará una superficie electrónica que dará todas las señales. Luego de eso, podrás tenerlo en tu piel, de la misma forma en como se pone un tattoo: sí, pegándolo a tu piel con agua).

¿Te atreverías a ponerte uno?